Diálogos con… Martxelo Otamendi

martxello-loquesomosRedacción*. LQSomos. Marzo 2015

“Un buen periódico es una nación hablándose a sí misma”
Arthur Miller

En octubre de 2014, en plena efervescencia mediática del referéndum por la independencia de Catalunya, compartimos almuerzo, conversaciones y un acto pionero en el corazón de la capital: ¿Por qué nos vamos? (1). Martxelo junto al diputado de las CUP David Fernández, hablaron del derecho de los pueblos a elegir su futuro, de la solidaridad, de internacionalismo… A nosotr@s se nos quedaron preguntas pendientes y ahora volvemos a conversar con Martxelo para encontrar sus respuestas.

Martxelo Otamendi, periodista de raíz, de los del compromiso con la información, la verdad, en un mundo donde los llamados “mass media” controlan cuan sindicato del crimen lo que se dice y lo que no.

Colaborador de Egin, contratado para Euskal Telebista y después en la dirección del diario Euskaldunon Egunkaria (2) en 1990, un proyecto periodístico publicado íntegramente en euskera, que duraría trece años en constante crecimiento hasta que fue cerrado por orden judicial, bajo acusaciones falsas, que con el tiempo quedarían demostradas como de un montaje que fue principalmente policial. Los políticos del Gobierno del PP (Acebes) y el juez (De Olmo) se limitaron a avalar la tesis de la Guardia Civil. El cierre y las detenciones incluyeron torturas y malos tratos, aparte del salvaje ataque a la Libertad de Expresión.

En la actualidad dirige el diario Berria (3) un diario de información general editado en euskera, fundado en 2003 y que vino a ocupar el hueco que quedó tras el cierre de Euskaldunon Egunkaria, se distribuye en todos los territorios de ámbito lingüístico vasco y en edición digital.

LQSomos: Euskaldunon Egunkaria, publicado íntegramente en euskera, alcanzó una tirada de 15.000 ejemplares, con 44.000 lectores estimados y una calidad periodística contrastada. Pese a ello o, seguramente mejor, por ello, fue cerrado por orden judicial en 2003. ¿Qué queda hoy de aquel esfuerzo?

Martxelo Otamendi: Queda el recuerdo de miles de vascos y vascas que se ilusionaron con la creación y posterior desarrollo de Euskaldunon Egunkaria, que se había convertido en una cita diaria desde diciembre de 1990. Esa imagen, ese acompañamiento diario, ese instrumento para saber e intentar entender lo que pasaba en el mundo, no se borrará nunca de miles de vascos y vascas, para quienes la existencia de Egunkaria era uno de los sucesos más importantes en nuestro país en la década de los 1990 y 2000.

LQSomos: Recientemente, la Audiencia Nacional, tras años en los que han cabido procesos, acusaciones falsas, calumnias, incluso torturas, ha dictaminado que aquel cierre era improcedente, que no existía base legal suficiente para justificar tal medida. Euskaldunon Egunkaria es declarado inocente, pero ¿hay manera de resarcir el calvario padecido? ¿Hay reparación posible?

Multitudinaria manifestación en defensa de Eginkaria
Multitudinaria manifestación en defensa de Egunkaria

Martxelo Otamendi: Técnicamente la Audiencia Nacional nos declaró inocentes a los directivos acusados, no al diario. Sí dictaminó que el cierre no tenía cobertura constitucional, pero no se juzgó al diario (sería imposible, ya que las manchetas no son seres humanos). La única manera de reparar lo hecho con el cierre del diario, sería que los autores de aquel atropello -Gobierno Español, juez, fiscal y Guardia Civil- reconocieran lo que hicieron (cierre, acusaciones graves, torturas…), y que sabían desde el primer momento que nosotros éramos inocentes.

LQSomos: Eres director del diario Berria, ¿qué satisfacciones te aporta estar al frente de un diario publicado íntegramente en euskera?

Martxelo Otamendi: La verdad es que uno no se para a pensar el por qué de esas cuestiones, ya que lo importante es la marcha del diario. Pero si me lo preguntas te responderé que es un privilegio trabajar en esa función, con un grupo de trabajo dotado de una preparación y dedicación extraordinarias. No me olvido de los lectores, suscriptores y anunciantes del diario, sin los cuales nuestra dedicación no tendría ningún éxito.

LQSomos: El periodismo actual ha sido sacudido por la irrupción de la comunicación digital. Conviven así prensa “en papel” y medios accesibles en Red: generalistas, especializados, blogs, de periodicidad estricta o laxa…, periodistas titulados y comunicadores sin formación académica específica… ¿Cómo ves esa convivencia: pacífica, fértil, inestable, belicosa, forzada, saludable, enfermiza…? A medio y largo plazo ¿saldrá ganando la información?

Martxelo Otamendi: Ahora compartimos quiosco con más plataformas de información y entretenimiento, lo que ha traído como consecuencia la baja del tiempo medio de consumo que un lector/lectora dedica a recibir información, en cualquiera de los formatos. Lo importante es que el negocio dure, ahí está la clave. El modelo de negocio viejo (“nosotros tenemos la información, y si nos das una peseta te la contamos”) ha caído de manera sustancial. No importa el soporte, lo que importa es tener una proyecto que sea rentable económicamente, ya que enviar periodistas al referéndum de Escocia o a los Juegos Olímpicos de Pekín, es muy caro.

LQSomos: La propiedad del 70% de los medios de comunicación está concentrada en siete grupos empresariales, ¿Puede haber independencia en la información?

Martxelo Otamendi: Eso se visualizó muy bien cuando murió Emilio Botín (presidente del Banco Santander). Los grandes medios españoles se olvidaron que a ese empresario le encontraron una cuenta ilegal en Suiza por la que tuvo que pagar a la Hacienda española 200 millones de euros, en concepto de regularización. Solo si eres económicamente fuerte puedes permitirte publicar ese tipo de noticias en vez de las loas que contaron en los medios o que son participados y con los que tienes créditos impagados que reestructuras cada cinco años.

LQSomos: Vamos a pensar en Euskadi. El anuncio de cese definitivo de ETA en octubre de 2011 abrió muchas esperanzas. Ahora da la impresión de que está todo muy parado, de que no se mueve nada. ¿Se mueve algo en el proceso de paz?

Martxelo Otamendi: Esta todo muy parado, al menos es lo que se visualiza. El gobierno español no quiere dar pasos en la resolución del conflicto ni en la fase más primaria, que sería la del fin ordenado de la lucha armada de ETA. La organización armada lleva dos años invitando al gobierno español a que se involucre en el desarme. También se lo han pedido el gobierno vasco, instituciones vascas y el grupo de facilitadores internacionales. El gobierno no quiere hacer nada, porque no lo necesita. No hemos sido capaces de articular la presión política suficiente para que no le quede otra salida que no sea la de implicarse de una manera activa en el final dialogado y ordenado del proceso. Y sabe que en España la cuestión vasca no está, por ahora, en la lista de cuestiones a resolver, y que más que dar votos, le restaría.

LQSomos: El Estado mantiene la dispersión de los presos vascos. No renuncia a ellos como moneda de cambio. ¿Hay alguna estrategia para dar salida a ese asunto?

Martxelo Otamendi: Redoblar la presión política. El gobierno vasco ha ido por su lado, priorizando la relación discreta con el gobierno de España. Pero ni le ha contestado Rajoy. Y los grupos populares que defienden los derechos de los presos políticos vascos, no han podido aglutinar a su alrededor la suficiente fuerza y adhesión para hacer que el gobierno español cambie de actitud. Sólo la combinación de la presión institucional y popular podrá conseguir ese objetivo, y ni aún así será fácil.

LQSomos: Junto a los arraigados elementos histórico-identitarios, el desarrollo de la presente crisis y sus secuelas de recortes sociales antipopulares, represión, afloramiento de la corrupción, deslegitimación institucional, etc. han hecho que, en Cataluña, el movimiento independentista se haya robustecido aceleradamente con la incorporación de cientos de miles de ciudadanos que ven en la ruptura con el Estado español la oportunidad de empezar a construir algo nuevo y limpio, con una arquitectura democrática más real, gobernada por los intereses de la mayoría social. ¿Se da un fenómeno similar, en alguna medida, en la sociedad vasca de 2015? ¿Cuál es, en tu opinión, el presente del movimiento independentista en Euskal Herria?

Martxelo Otamendi: No estamos todavía en esa fase. Desde la decisión de ETA de dar por finalizado el ciclo de la lucha armada, hemos estado tres años esperando a que se dieran pasos para el final dialogado y acordado por todas las partes, relegando a un segundo plano la activación independentista. Más de una voz está reclamando que si, en el orden de prioridades, va primero la resolución de las consecuencias del conflicto (presos, desarme y víctimas) y después la cuestión soberanista. Estamos dejando que sea el gobierno español el que marque el ritmo a nuestro país. Algo que en Cataluña es al revés, ya que el ritmo lo marca el independentismo.

Martxelo junto a David Fernández en un acto en Madrid
Martxelo junto a David Fernández en un acto en Madrid

LQSomos: Euskal Herria tiene diferentes territorios (CAV, Nafarroa, Iparralde), separados por fronteras estatales y/o administrativas. ¿Tiene cada uno de ellos movimientos y tiempos diferenciados? ¿Existe alguna posibilidad de movilizar en torno a consultas, al estilo de Escocia, a alguno de ellos?

Martxelo Otamendi: Es un debate que está cogiendo fuerza, pero que es muy complicado de plantear sin levantar ampollas. Escocia tiene muy claras cuáles son sus fronteras, no hay debate sobre qué es Escocia y qué no lo es. En Cataluña, en esta primera fase, hay un acuerdo muy amplio, desde las CUP hasta CiU, sobre la prioridad de que en esta fase, el proceso de desarrolle principalmente en Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona. En Euskal Herria es mucho más complicado, porque la reivindicación de “todo Euskal Herria” es más intensa que en Cataluña. El debate es muy interesante. No olvidemos que dentro de pocos años Irlanda cumplirá 100 años como estado independiente, los mismos que lleva Irlanda del Norte sin poder separarse de Londres.

LQSomos: 2015 asoma el cuello anunciando aires de cambio por todo el Estado. Hay elecciones y parece que habrá hombres y mujeres nuevas, caras nuevas… si tenemos suerte hasta incluso habrá ideas nuevas. ¿Cómo prevés que quede configurado a fin de año el mapa político/electoral de Euskadi?

Martxelo Otamendi: Las elecciones al gobierno de Nafarroa, que serán junto con las municipales, es decir el 24 de mayo, serán muy importantes para ver si hay o no un gobierno alternativo en Nafarroa. Si lo hay, abre una puerta muy interesante al cambio; pero si vuelve a repetir gobierno UPN, la decepción será muy grande en los sectores soberanistas.

Notas:
1.- ¿Por qué hemos venido si nos queremos ir?
2.- Cronología cierre Euskaldunon Egunkaria
3.- Berria.eus

* Entrevista coordinada por Pedro Casas, Ciudadano K.R. e Iñaki Alonso

Un comentario en “Diálogos con… Martxelo Otamendi

  • el 13 marzo, 2015 a las 10:40
    Permalink

    El caso Egunkaria es un claro ejemplo de la consideración hacia la Libertad de Expresión en el estado español. Ríos de tinta sobre Venezuela, Ecuador, etc y aquí mirando para otro lado. Claro que todo lo que no quiero digo eso de… es ETA!

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar