Dios, el FMI y el Papa Francisco

El FMI no se siente inquieto por los primeros pasos del Papa Francisco. No obstante y para mayor seguridad en tiempos tan inseguros, envió un correo electrónico a Dios: ¿lo tienes bien controlado? Dios respondió de inmediato y en cursiva, como acostumbra a hacerlo: Cuando la pobreza aumenta y puede resultar una amenaza para la riqueza, se necesita un pobre profesionalizado al servicio de los ricos, para mantener al rebaño en el redil, consolado y esperanzado. Francisco es el pastor del momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar