Divagación

A quien lo necesite.

Me considero un activista que hace lo que puede. Me enseñaron algunas normas, que tiendo a resumir en ésta: golpear hacia arriba, nunca hacia abajo, porque el problema siempre está arriba. La causa siempre está arriba. Y si no lo está siempre, es preferible que los errores terminen de puño en la cara del fuerte y no en la del débil.

Dicho así, suena tan racional como romántico; pero no hay romanticismo en el precio de esa actitud, que sale cara y, en cuanto a la racionalidad, es un traje que no llega ni a posteriori si la piel no sabe lo que tiene que hacer. Me explico: La razón sin sentido (de la justicia, de la rebeldía, de la creación artística y científica, de la propia razón) no es más que una máquina. Sentido: del latín sentire, sentir. Ninguna de las buenas y bellas razones que nos impulsan —cuando nos impulsan, naturalmente— termina buena y bella si nuestra piel se aleja del origen de esa razón. Todas las revoluciones mueren por alejamiento. Todo revolucionario se convierte en reaccionario y todo gran creador, en imitador de sí mismo.

Me considero un activista que hace lo que puede. Me enseñaron algunas normas que están bien para andar por el mundo; especialmente, cuando se pierde el sentido y sólo queda la máquina. Puede que golpear hacia arriba no sea siempre lo justo, pero lo es casi siempre y, además, tiene una consecuencia de lo más útil a efectos personales: los golpes que se reciben son tan duros que, si no te matan, te devuelven el sentido de las cosas. Sirva la sorna de mi divagación a quien lo necesite.

* Escritor y traductor literario. Editor del diario La Insignia

Otras notas del autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar