Draghi, Merkel y las medidas del Banco Central Europeo

El Financiero de El Garaje. LQSomos. Junio 2014

Ya se sabía que iba a haber mucho ruido tras la reunión del del BCE del 5 de junio. Veamos.

Bajan a 0,15%el tipo con el que el BCE presta a los bancos y  además  pasa a cobrarles el 0,10% por el dinero que estos dejen en el BCE. Esto no cambia nada para la economía.

Crean una disponibilidad de liquidezde 400 mil millones de euros para los bancos que previamente presten a empresas y particulares (no hipotecas, sólo créditos al consumo).  Más dinero para los que más dinero tienen. Pero no cambia nada porque las economías familiares y de las empresas están en un proceso de desapalancamiento y no hay demanda (solvente) de crédito.

El propio Draghi reconoce que los efectos de estas medidas se verán….dentro de cuatro trimestres, lo que equivale a reconocer que no van a tener efecto en la economía real.

¿Entonces?

Se trata de ganar tiempo. Todos quieren ganar tiempo, aunque sea por razones diferentes. Por eso han aprobado las medidas por unanimidad.

Los alemanes  apoyan estas medidas porque saben que la nueva burbuja crediticia que Draghi querría formar tiene muy pocas posibilidades, siempre y cuando el BCE no compre deuda de los estados,  aspecto  este por el que (con razón) no pasan. Ganan tiempo para que las medidas de ajuste/austeridad sigan su curso. Además,  tampoco les vendría mal a sus exportaciones que la palabrería de Draghi devaluase algo el euro.

A  Draghi se le permite seguir vendiendo la (falsa) idea de que estamos en plena deflación (bajada generalizada y prolongada de los precios) y gana tiempo para poder seguir intentado que el BCE tome el relevo de la Fed americana en la compra de activos. La idea es que si la burbuja de la deuda estatal estalla, esto ocurra con un Fed haciendo tapering  (reduciendo sus compras de bonos USA) y con la BCE a contrapié, comprando. Pero es dudoso que Merkel se deje engañar por este antiguo dirigente de Goldman Sachs.

No hay deflación. Lo que hay es una crisis de superproducción (sobra de todo) y de subconsumo porque la gente no puede comprar. Como no van a subir los salarios, se quiere que los ciudadanos consuman a crédito. Seguro que les suena.

Algunos suponían que estas maniobras iban a debilitar al euro, pero no es fácil engañar a los mercados. Miren el gráfico de la reacción del euro/dólar. Amaga con bajar, toca los 1,35 dólares pero inmediatamente rebota hasta 1,3657.

Puede que en el futuro el euro baje con respecto al dólar, pero por ahora sigue siendo una buena apuesta para los grandes capitales ante la amenaza de una crisis de la deuda USA y del dólar.

Claro que el anuncio de que, si hace falta, habrá más liquidez tiene sus efectos colaterales. Ya el viernes por la mañana se ve como bajan los tipos de interés de algunos bonos. De la deuda española por ejemplo. Se baja al 2,74% a 10 años…..así que tranquilos, podemos seguir endeudándonos. ¿Que pasamos de 1 billón de euros, un 100% del PIB?…No importa, no se preocupen, el dinero es gratis.

Más artículos del autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar