El doctor Luis Calandre Ibáñez y su amistad con los integrantes del Centro de Estudios Históricos

Luis-Calandre-CEH-LQS-14Cristina Calandre Hoenigsfeld. LQSomos. Septiembre 2015

Estos días se celebra una exposición sobre el Centro de Estudios Históricos, y su revista de Filología Española, en el Centro del Conde Duque, con el título “La ciencia de la palabra, cien años de filología española“ (1)

Fue el Dr. Calandre, gran amigo de los institucionistas que participaban en el CEH, y especialmente de su director, Ramón Menéndez Pidal, del que además fue médico de la familia, del secretario de CEH, Tomás Navarro Tomás y de otros muchos, como Ricardo de Orueta, Alfonso Reyes, Martínez Torner, etc.

Haciendo una breve historia con las cartas que conservamos en el archivo familiar, he seleccionado la de algunos de estos investigadores del CEH dirigidas a Luis Calandre y podremos comprender por qué Tomás Navarro Tomás, secretario de la JAE, nombra a Calandre subdelegado de la Junta para la ampliación de Estudios, en octubre de 1938. Tenían plena confianza en él, le conocían desde hace muchos años y sabían de su patriotismo republicano y de sus capacidades, a pesar de lo ocupado que estaba dirigiendo el Hospital de Carabineros, situado en la Residencia de Estudiantes.

Desde su llegada a la capital, Madrid, desde Cartagena, en 1910, se relacionó con la Institución Libre de Enseñanza y con don Francisco Giner de los Ríos. Estas dos tarjetas de visita las envía Giner desde la sede de la ILE (actualmente destruida por una nefasta rehabilitación) en el número 8 de la calle Obelisco.

Luis-Calandre-CEH-LQS-1Luis-Calandre-CEH-LQS-2Uno de los discípulos de Giner, el secretario de la JAE, Castillejo, en el año 1922, le escribe para felicitarle sobre su revista “Archivos de Cardiología y Hematología“. Calandre ejercía de director en la Residencia de Estudiantes (JAE) en el laboratorio de Anatómica Microscópica.

Luis-Calandre-CEH-LQS-3Alfoso Reyes le escribe desde París en 1927, en forma de poesía, y Ricardo de Orueta desde la Residencia el 29 de junio de 1929. Ambos residentes en dicha Residencia y colaboradores del CE
Luis-Calandre-CEH-LQS-4Luis-Calandre-CEH-LQS-5

calandre-carta-lqs-17Tomás Navarro Tomás, le escribe desde el Centro de Estudios Históricos, JAE, calle Medinaceli, 4, en el año 1934 para felicitarle de su libro “El antiguo palacio del Pardo”.
Luis-Calandre-CEH-LQS-6Luis-Calandre-CEH-LQS-7Luis-Calandre-CEH-LQS-8Luis Calandre Ibañez, fue nombrado miembro del Patronato del Patrimonio de la República en 1931, y desde ese puesto hizo esta pequeña investigación, que podemos leer en la web del archivo del Ayuntamiento de Madrid en la República, sobre su libro «El antiguo palacio del Pardo» (2)

La familia Menéndez Pidal estuvo muy unida a Luis Calandre y a su mujer Francisca, y no solo fueron amigos, sino también su médico. Después, mis padres Luis y Ruth, fueron al Instituto Escuela y mi hermano Luis y yo al colegio Estudio.

Una carta está escrita desde el Centro de Estudios Históricos, JAE, Medinaceli 4 en febrero de 1936 y otra desde su vivienda en Chamartín.

Luis-Calandre-CEH-LQS-9Luis-Calandre-CEH-LQS-10Las tarjetas y cartas que conservamos de Rafael Lapesa son posteriores a la Guerra de España, desde los EEUU y otros lugares donde estuvo dando clases.
Luis-Calandre-CEH-LQS-11Luis-Calandre-CEH-LQS-12Luis-Calandre-CEH-LQS-13Finalizo con las cartas de nombramiento de Luis Calandre Ibáñez como subdelegado de la JAE, por Tomás Navarro Tomás en octubre de 1938.

La amistad y el respeto entre Calandre y los integrantes del CEH se mantuvo, incluso después de la guerra. Lástima que los encargados del legado de la ILE-JAE (esto es, el CSIC) se han creído con el derecho de interpretar la historia de estas intituciones a su manera, ocultando que muchos de ellos, lucharon defendiendo la legalidad republicana, como ocurre en esta exposición del Conde Duque (3), donde se pone que el CEH acabó su vida en 1936, antes de la guerra civil, algo que no es verdad, que fue a su finalización, en 1939.
Luis-Calandre-CEH-LQS-15Luis-Calandre-CEH-LQS-16Notas:
– Para ampliar las epístolas hacer clic sobre ellas
1.- La ciencia de la palabra, cien años de filología española
2.- Revista de la Biblioteca, Archivo y Museo. Ayuntamiento de Madrid, octubre de 1935
3.- La ciencia de la palabra. Cien años de la Revista de Filología Española

Más artículos de la autora

2 comentarios en “El doctor Luis Calandre Ibáñez y su amistad con los integrantes del Centro de Estudios Históricos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar