El documento de la OTAN despeja toda dudas en el análisis geopolítico

Por Guillermo Caviasca*. LQSomos.

El Documento de la OTAN, básicamente, señala las líneas de acción de la organización en función del conflicto abierto y de los desafíos presentados como existenciales. Es la adaptación de la estrategia y definiciones generales de la OTAN para la confrontación con Rusia y China. Sería algo como en términos militares lo “operacional”, entre los “táctico”

Rusia, OTAN y después

“La guerra de agresión de la Federación Rusa contra Ucrania ha destruido la paz y ha alterado gravemente nuestro entorno de seguridad. Su invasión brutal e ilegal, sus repetidas violaciones del derecho internacional humanitario y sus abyectos ataques y atrocidades han causado un sufrimiento y una destrucción indecibles. Una Ucrania fuerte e independiente es vital para la estabilidad de la zona euroatlántica” (1).

Durante los días 29 y 30 de junio de 2022 se desarrolló en Madrid la cumbre extraordinaria de la OTAN signada por la guerra en Ucrania. El documento dado a conocer al público por la Organización militar occidental despeja toda duda que se pudiera argüir previamente de la orientación geopolítico geopolítica del bloque occidental: duramente agresivo con China y Rusia. En su punto octavo define con claridad al enemigo: “La Federación Rusa es la amenaza más importante y directa para la seguridad de los Aliados”. Podríamos llamar “hipótesis de conflicto”, si no fuera que la situación de guerra abierta es “conflicto” y no “hipótesis” y que en siguientes apartados China es reiteradamente mencionada como enemigo. Y que los países occidentales desarrollan en este momento ya una implicación pública determinante muy riesgosa (aunque en diferente nivel de acuerdo al actor) contra Rusia (2). El párrafo con que introducimos esta nota muestra el espíritu de la reunión, no da lugar a entrelíneas ni deja abierta una puerta. Parece indicar el triunfo de los sectores mas duros del “globalismo” tal como se mostraron en la reciente cumbre del G7 (3).

El G7 apareció como un foro mundial de renovada preminencia en reemplazo del G20 (que incluye a Rusia y China, además de Argentina, India etc.). O sea, es un foro exclusivamente de los aliados occidentales sin matices, un repliegue al “núcleo duro” de occidente (los “Aliados” históricos, más los derrotados de la segunda guerra). No es casualidad este “repliegue” o “reagrupamiento” geopolítico, poco antes de la cumbre OTAN y sus resoluciones. Y debe ser visto como una continuidad y unidad. Una agenda similar, un lenguaje similar.

Aquí nos centraremos en el tema “Ucrania” desde el punto de vista global. Como expresión “dura” de la lucha por el nuevo orden mundial. Señalaba el G7 que “Estaremos junto a Ucrania durante todo el tiempo que sea necesario, proporcionándole el apoyo financiero, humanitario, militar y diplomático necesario en su valiente defensa de su soberanía e integridad territoriales” (4). Además, han prometido o concretado una ayuda directa de 28000 millones de euros hasta el momento de la reunión, después se han aprobado más apoyos (5).

En el G7 cobraron relevancia pública las exposiciones de George Soros y de Henrry Kissinger. El segundo sosteniendo el “realismo” en RRII, y la necesidad de frenar la guerra con Rusia para concentrarse en la lucha contra China evitando un bloque chino-ruso euroasiático que oficiaría de “Heartland” (6) de enorme potencial. Para ello Kissinger (sin dudas basado en su antigua estrategia para dividir la URSS de China, o ayudar a esa división) sostenía la necesidad de aceptar concesiones territoriales a Rusia, recomponer los lazos de occidente (tal como los sostenían Alemania y Francia) atrayéndola y así distanciándola de China. No sabemos la posibilidad de distanciamiento de China, dado que los vínculos entre China y Rusia son más que diplomáticos y coyunturales (aunque también tienen contradicciones (7) ), pero sin dudas como veremos la opción agresiva solidifica el “Herartland”.

Soros en cambio (por demás muy vulgar) sostuvo un discurso apocalíptico, del avance de totalitarismos que destruirán el modo de vida occidental, las libertades y oprimirán a las minorías y diversidades. Sostuvo además que eso estaba en juego en Ucrania y que se debía ir a fondo en esa guerra. Con un poco más de elaboración en los documentos finales, el “lenguaje” Soros, se traduce en las conclusiones del G7 y en esta cumbre de la OTAN. Ambas opciones expresan la línea demarcatoria principal de confrontación al interior de occidente. Nos referimos al interior de occidente como espacio imperialista (Estados y corporaciones, oligarquía financiera y poder militar, cultura e imposición de un modo de vida). Por un lado, la idea de recuperar la base territorial nacional del imperialismo, con mayor injerencia de cada estado nación y con un intento de nacionalizar a sus grandes empresas (nos referimos a que las empresas privadas sostengan su desarrollo en los estados nación imperiales) y someter a control de los estados potencia al sistema financiero trasnacional. Y por otro la idea de avanzar en la globalización, en las estructuras supranacionales económicas, militares, culturales y políticas.

Concepto estratégico

La clave es la siguiente definición “la creciente competencia estratégica y el avance del autoritarismo representan un desafío para los intereses y los valores de la Alianza”. Y de allí avanza con claridad en el ítem 7 “Los actores autoritarios ponen en peligro nuestros intereses y nuestros valores, así como nuestro modo de vida democrático”, atacan la seguridad de nuestros ciudadanos mediante tácticas híbridas (8), tanto directamente como a través de agentes subsidiarios. En consonancia con el G7 plantea su agenda de legitimación pública “invertir en innovación tecnológica e integrar el cambio climático, la seguridad humana y la agenda de Mujeres, Paz y Seguridad en todos nuestros cometidos esenciales (…) soberanía, la integridad territorial, los derechos humanos y el derecho internacional, y en el que cada país pueda elegir su propio camino”. Y nuevamente abordando la lucha por el 5G, el ciberespacio las redes, los ciberataques etc. propios de los nevos escenarios que abre la “guerra multidominio e híbrida”: “El ciberespacio es objeto de disputa permanente” por parte de “Los actores malignos”. Los actores que señala aquí sin definir, sin lo están el resto del texto. Además de la consabida denuncia del terrorismo y las diversas organizaciones transnacionales delictivas, Rusia y China. Esto es lo que merece atención.

China

Lo más novedoso, y sorprendente desde nuestro punto de vista, es el ataque frontal a China. Es un documento de por si agresivo que define los campos de un conflicto estratégico por la hegemonía mundial en forma de proyección militar y negación de posible consenso o equilibrios para un nuevo orden. Concibe el futuro como una guerra hibrida por la hegemonía mundial y allí entre china como un “enemigo” de enorme poder. En el item 13 señala que “Las ambiciones declaradas y las políticas coercitivas de la República Popular China (RPC) ponen en peligro nuestros intereses, nuestra seguridad y nuestros valores. La República Popular China emplea una amplia gama de instrumentos políticos, económicos y militares para ampliar su presencia en el mundo y proyectar poder, al tiempo que mantiene la opacidad sobre su estrategia, sus intenciones y su rearme militar. Las operaciones híbridas y cibernéticas maliciosas de la RPC (…)” etc (9).

Debemos señalar que China en sus últimos planteos estratégicos desarrolla planes para la segunda mitad de milenio en la que se proyecta como primera potencia mundial. Frente a esto la OTAN se redefine explícitamente como antagonista de la potencia asiática. No es casualidad que los países del AUKUS sean parte de esta reunión madrileña. En este sentido es claro que los invitados a la cumbre fueron en este sentido de proyección mundial de la alianza noratlántica, específicamente hacia el indo pacífico, definido como escenario unificado para contención de China.

El documento señala los “esfuerzos” chinos por “dividir la alianza”. Como vemos muestra la disputa interna de la UE donde la política alemana y francesa se desarrollaban en una dirección distinta a los halcones que parecen triunfar en este conclave. Los intereses económicos alemanes por ejemplo se encontraban entrelazados con las potencias orientales, siguiendo su vieja “orientación hacia el este”. Y eso sin dudas se reflejaba en las disputas sobre el que hacer respecto de esta nueva etapa del mundo donde un nuevo orden se abre paso. Por último, la amenaza China descripta por el “Concepto estratégico” tenderá a reafirmar la unión entre China y Rusia, lo que deberá despejar dudas sobre que esta última contará con acceso a los recursos tecnológicos y financieros que occidente les niega. Sorprende, en parte, porque desde el punto de vista militar estratégico en lo que hace a la guerra con Rusia, lo conveniente parecía para occidente tender a “dividir”, limitar el compromiso chino. Pero occidente en esta cumbre lee a China como un enemigo estratégico a enfrentar. En ese sentido las líneas que algunos países europeos pudieran tender a la distención y negociación, van en contra de la apuesta de EEUU a competir y vencer a China. Por ello los ruidos y debates al interior de occidente que estos últimos conclaves pretenden eliminar.
OTAN Disuasión, guerra multidominio y Defensa 360

En su ítem 20, el “Concepto” define que “En un entorno de competencia estratégica” con China, Rusia y otros desafíos estatales o no estatales “mejoraremos nuestra concienciación y alcance globales”. Reafirmando lo que ya planeamos, la OTAN deja de ser una organización noratlántica, mediados sus integrantes por otros organismos regionales o mundiales (como ONU, OEA, etc.) para intervenir fuera de su área, y pasa a auto adjudicarse un despliegue global (ya con la reiterada mención a China, y el espacio indo pacífico, eso es caro).

“Para disuadir, defender, desafiar y rechazar en todos los ámbitos y direcciones, en concordancia con nuestro enfoque de 360 grados”. El enfoque de seguridad de 360 grados de la OTAN se puede resumir en la idea de poder hacer frente a cualquier amenaza, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Ante un entorno estratégico que presenta desafíos que provienen tanto del norte, como del este y del sur, nuestro objetivo es disuadir a nuestros adversarios y, si es necesario, defender a los aliados ante cualquier amenaza (10). En este sentido el ítem 21 señala que “Disuadiremos y defenderemos in situ con tropas fuertes, multidominio, listas para el combate, con mecanismos de mando y control mejorados, municiones y equipos establecidos de antemano y capacidad e infraestructura mejoradas para reforzar rápidamente a cualquier aliado, incluso a corto plazo o sin previo aviso” (11). Incorpora de esta manera elementos de nueva generación de guerra en lo científico tecnológico, adoptando un salto hacia nuevas tácticas de combate que tiene efectos operacionales. Además de que reafirma y legitima el ataque sin previo aviso en la defensa de “los valores” que la Organización define. Pero además lo hace ante una amenaza 360, también geográfica, desde cualquier lugar del mundo. Lo que implica con bastante claridad que transparentan la subsidiariedad del Consejo de seguridad de la ONU como ámbito de toma de decisiones. Donde China y Rusia tienen derecho de veto. Por lo que dan por hecho el fin del sistema de instituciones internacionales tal como se `pensaba redimensionar después de la caída de la URSS.

Implica la defensa de la hegemonía occidental encabezada por EEUU para mantener la hegemonía el orden internacional nacido en los 90, y frenar o derrotar a los competidores. Busca solidificar el bloque occidental. Y el libre-mercado global, la articulación de los estados nación como espacios de negocios, regimentar el orden interno de los países y sus economías

Estos ítems implican dos cosas. Una: el hecho que los ejércitos europeos deberán invertir importantes sumas en su equipamiento y modernización. Segundo la devaluación de la ONU. En ambos temas, las potencias europeas deberán decidir jugar como actores secundarios de la gran estrategia de EEUU, o iniciar un camino de autonomía estrategia que les permia jugar con libertad como otro polo de poder en el mundo multipolar. Camino que el Reino Unido (recostado en el Commonwealth y en una sociedad de intereses más estrecha con EEUU que sus pares continentales) parece haber iniciado (12).

Rusia y la “seguridad cooperativa”

En el apartado “Seguridad Cooperativa” se señalan varios ítems más de implicancia estratégica para el conflicto mundial en desarrollo. El 40 y el 41 sentencian que: “La ampliación de la OTAN ha constituido un éxito histórico (…) Continuaremos desarrollando nuestras alianzas con Bosnia Herzegovina, Georgia y Ucrania para promover nuestro interés común en la paz, la estabilidad y la seguridad euroatlánticas. Nos reafirmamos en la decisión que tomamos en la Cumbre de Bucarest de 2008 y en todas las decisiones posteriores con respecto a Georgia y Ucrania”.

Aunque la palabra “Paz” vaya asociada a decisiones que evidentemente llaman a la agudización de conflictos, no debemos sorprendernos, ese es el lenguaje común en estos casos en todas las trincheras. La decisión de seguir avanzando sobre el espacio geopolítico y de seguridad ruso tanto en Ucrania como el Cáucaso, dicho en ese contexto, parece una provocación de dudosa materialización ya que no imaginamos posible en este escenario el despliegue de tropas de la OTAN en Georgia, ni siquiera tropas en forma transparente en la misma Ucrania, donde la guerra actual con Rusia se aproxima a una “Proxi” (13). Aunque no debemos dejar de pensar en el peor escenario militar, ya que sea solo una provocación verbal o no, el echo es que la materialización de la declaración imploraría una profundización del conflicto militar.

Pero el ítem 43 reviste más interés ya que permite inducir una presión para resolver contradicciones intra potencias occidentales “La Unión Europea es un socio único e imprescindible para la OTAN. Los aliados de la OTAN y los miembros de la UE comparten los mismos valores. La OTAN y la UE desempeñan funciones complementarias, congruentes y que se refuerzan mutuamente a la hora de apoyar la paz y la seguridad internacionales. Sobre la base de nuestra larga cooperación, mejoraremos la asociación estratégica entre la OTAN y la UE (…) cambio climático en la seguridad, las tecnologías emergentes y disruptivas, la seguridad humana, la Agenda para la Mujer, la Paz y la Seguridad, además de plantar cara a las amenazas cibernéticas e híbridas y abordar los desafíos sistémicos planteados por la RPC a la seguridad euroatlántica (…) se evitan duplicaciones innecesarias”.

Aquí vemos que en los debates de Madrid la OTAN (o la burocracia de la OTAN) responde a las propuestas, que circulaban en Europa motorizadas por Francia, de desarrollar sus propias capacidades autónomas (retomando la tradición gaullista), con las que se buscaba la “autonomía estratégica” del bloque europeo continental respecto de los EEUU. También el documento señala que los presentes aparentan un consenso (o lo pretenden imponer) sobre la “duplicación” entre la OTAN (militar) y la UE (político-económico). Esto es complementario a lo anterior ya que la organización se afirma como brazo armado de la UE y señala que no se deben duplicar esfuerzos (o sea crear un ámbito militar propiamente europeo continental que aparecería con dinámica propia frente a OTAN, debilitándola, y así a la hegemonía norteamericana sobre los países de esa región). Para los países de la Unión es una definición importante, ya que la UE no integra a EEUU ni, ahora, tampoco a Inglaterra, que sí encabezan a la OTAN. Por lo tanto, el poder real de la UE como gran actor internacional se ve gravemente afectado, o disciplinado a potencias extra comunitarias.

Conclusión

Es llamativo que el “Concepto estratégico” habla de África, Medio Oriente y el “indo pacífico”. Pero no menciona a América latina. Creemos que da por descontado que es un espacio “propio” de EEUU (e Inglaterra). Pero no podemos ignorar que Rusia ha avanzado con intereses y alanzas en la región y que China tiene intereses económicos de importancia, tal es así que en los documentos de defensa propios de los EEUU relacionados con nuestra región aparece como un enemigo a neutralizar. Y de hecho Argentina solo aparece mencionada para hablar de la presencia China. Ciertamente en nuestro país las “estrategias hibridas” se encuentran en desarrollo, mas que para cambiar de gobierno, para dar la batalla sobre el mantenimiento del control sobre nuestro espacio geográfico. De hecho el actual embajador Stanley es un actor político local de envergadura al que tributan todos los actores progresistas y no progresistas.

El Documento de la OTAN, básicamente, señala las líneas de acción de la organización en función del conflicto abierto y de los desafíos presentados como existenciales. Es la adaptación de la estrategia y definiciones generales de la OTAN para la confrontación con Rusia y China. Sería algo como en términos militares lo “operacional”, entre los “táctico”: las operaciones militares en Ucrania (u operaciones “hibridas” en todo el mundo). Y lo estratégico: mantener la hegemonía militar occidental dentro del nuevo orden mundial.

Implica la defensa de la hegemonía occidental encabezada por EEUU para mantener (continuar bajo las nuevas condiciones) la hegemonía el orden internacional nacido en los 90, y frenar o derrotar a los competidores. Busca solidificar el bloque occidental. Y el libre-mercado global, la articulación de los estados nación como espacios de negocios, regimentar el orden interno de los países y sus economías (un tutelaje del gobierno de cada país). En boca de la OTAN, en este momento es una idea agresiva, que incluye explicitamente el avance sobre las fronteras de Rusia, un ataque directo reiterado a China y abre escenarios de guerras hibridas y convencionales en todo el planeta. Un paso más en esta tercera guerra mundial.

La OTAN busca se sincerada como herramienta para la intervención global más allá de su supuesta esfera de acción original (esto emancipa de la ONU las decisiones fundamentales). Así es la punta de lanza da un paso más en la provocación y agresión, es notorio y destacable ya que es una organización militar, no de DDHH y ecología. Misioneros de la Paz suena contradictorio. El documento reafirma sorprendentemente y sin tomar en cuenta el paso de 30 años, la doctrina Brezezinski, en general y especialmente en lo que hace a Rusia y China. Pareciera que marchan como locomotoras por una vía que termina contra una pared (14).

Es una probabilidad que este documento exprese en primera instancia a la burocracia muy extendida, auto reproductiva y con muchos intereses enraizados en el plano académico, económico y político. En parte emancipada, como tal burocracia, de las sociedades más amplias del que emerge. Como también a una de las fracciones de la clase dominante/elite globalista («Demócratas», financiera, etc.). Como también (no completamente en forma antagónica, sino conviviendo con disputas) que Europa encierra también intereses distintos, de un imperialismo más tradicional y más vinculado a sus sociedades nacionales. Esta confrontación se ha visto también el los EEUU con el fenómeno Trump.

Sin embargo, este “Concepto”, emanado de la cumbre de la OTAN en este momento es de una significación muy grande. Expresa la voluntad de «apretar» a los demás países: si compartís con el nuevo «hiper eje del mal» una sociedad geopolítica, serás considerado autoritario y antidemocrático, objeto de guerra híbrida (la que ya tenemos desde hace años instalada en múltiples hechos). Y sabemos lo que eso significa en boca de occidente pos noventas.

Es de destacar la necesidad de un timón firme a la cabeza del estado para abordar los desafíos necesarios que Argentina debe encarar para comenzar un camino que permita levantar cabeza. De allí y como parte de este conflicto por el “nuevo orden mundial” la propuesta rusa a nuestro país e Irán de Ingresar a los BRICS. No es necesario profundizar para entender lo que ese bloque significa en este contexto: Otro camino que implica ciertas definiciones geopolíticas (como por ejemplo la de India de no contestar y ausentarse de la Reunión de Madrid). Definiciones que implicarían, para ser efectivas, asumir un proyecto nacional de largo plazo que fuera parte de la estructuración de organismos internacionales (mundiales y regionales) políticos, militares, económicos y financieros cuyas bases permitan una diversidad de poderes. Y que permita ubicarnos como potencia media en un mundo altamente competitivo con una multipolaridad asimetría más equilibrada.

Ningún camino será positivo con una elite dirigente dividida en dos tendencias conciliadoras como en la llamada “década infame”: una conservadora que busca una subordinación pasiva a la hegemonía hemisférica, y otra más dinámica que, cual Federico Pinedo (pero en el siglo XXI), busca una activa reformulación de los lazos de dependencia tomando en cuenta los riesgos sociales internos. La “dependencia” como único camino solo nos permitirá quedar dentro d ellos esquemas estructurales que profundizaran o estabilizaran la decadencia y desintegración nacional. El mundo en conflicto que vivimos, es un mundo de transición y un mundo donde el futuro abre oportunidades. Pero para aprovecharlas en un sentido de soberanía hay que tener algo de “valor”.

Notas:

1.- https://www.dsn.gob.es/es/actualidad/eventos-seguridad-nacional/cumbre-otan-madrid-2022 Todos los extractos del documento OTAN están sacados de la misma referencia web de Gobierno Español
2.-  Es claro que EEUU e Inglaterra se encuentran implicados completamente en la guerra (y desde antes de empezar esta fase convencional) y apuestan a una derrota militar rusa como consecuencia de lograr prolongar y empantanar a sus fuerzas en el campo de batalla, además de propiciar una guerra económica/financiera de alto costro para los países europeos. Alemania y Francia en segunda instancia son países en donde se disputa el tipo de resolución, esperaría una conclusión rápida (porque son las principales víctimas económicas de las políticas de guerra total de EEUU e Inglaterra) y solo realizar acciones militares de contención para lograr algún tipo de negociación que permita una salida que preserve a la UE y preserve lo mas posible de Ucrania para occidente. Mientras que la mayoría de los pases ex soviéticos (no Hungría mas cercano a Rusia) son abiertamente guerreristas; e inclusive en sus sociedades se abre el paso a ambiciones territoriales que reconfiguren el mapa impuesto por la URSS después de la segunda guerra mundial.
3.-  La cumbre del G7, se celebró en Schloss Elmau Alemania del 26 al 28 de junio de 2022. Con los objetivos, declarados en la convocatoria, de Apoyar a Ucrania y mejorar la cooperación de las potencias en política exterior, atender a la seguridad energética y alimentaria; invertir en el clima y en sanidad, fomentar asociaciones para la infraestructura y la inversión, configurar la economía mundial, promover la igualdad de género, fomentar la cooperación internacional. Fueron invitados, además, Argentina, India, Japón, Senegal y Sudáfrica.
4.-  https://www.consilium.europa.eu/es/meetings/international-summit/2022/06/26-28/
5.-  Para un gráfico que pude dar una idea de las proporciones y dimensión del apoyo hasta mayo del 2022: https://es.statista.com/estadisticas/1294251/guerra-rusia-ucrania-tipo-ayuda-militar-enviada-a-ucrania-por-cada-pais-en-2022/
6.-  La teoría del Heartland del geógrafo John Mackinder señala que el que controle el corazón de Eurasia tendrá más posibilidades del controlar la “isla mundial” (Eurasia). Desde allí proyectarse desde una masa compacta hacia la periferia de la masa continental y al resto del mundo.
7.-  Es de destacar que China propicia luchar por el liderazgo del “actual” sistema con cambios y equilibrios mayores. China hace crecer su economía con la penetración con inversiones y comercio en todos los mercados mundiales; la guerra y las dificultades o trabas que pueda implicar a este comercio mundial la puede perjudicar. La situación para Rusia es distinta, quizás mace cercana a el beneficio de una “fractura” del actual sistema. Con mayor proteccionismo y competencia entre estados. Inclusive se haba de la idea de Samir Amin de “desconexión” (exagerando las intenciones rusas desde nuestro punto de vista.
8.-  “Guerra hibrida” es un concepto acuñado en occidente, pero que se tiene su origen en un estudio del general ruso Valery Gerasimov quien analiza las operaciones realzadas sobre diversos países para desestabilizar sus regímenes y producir cambios de gobiernos y de alienación en el contexto mundial, se refiere a las “revoluciones de colores” o la “primavera árabe” como a procesos de intentos de cambio de régimen en América Latina. Combinan accionar de ONGs, movimientos de género, DDHH, reclamos por libertades individuales diversas. Con reclamos por cambio de situación política o económica, y acciones de violencia callejera. Requieren necesariamente de una fuerte componente mediático y apoyo diplomático exterior que aísle al gobierno desestabilizado. Puede tener desarrollarse mediante acciones de fracciones del gobierno que actúen como parte de ese proceso, desestabilización económica interna por actores comprometidos con “el globalismo” y externa mediante presiones de diversos tipos (deuda hasta bloqueos) Incluye acciones terroristas, levantamientos armados, puede pasar a guerra civil y hasta intervención extranjera en apoyo de los “reclamos democráticos” y “defensa de los DDHH” o de minorías. Artículo: “El valor de la ciencia está en la capacidad de prever lo que sucederá o podría suceder en el futuro” https://www.armyupress.army.mil/Portals/7/military-review/Archives/Spanish/MilitaryReview_20160430_art010SPA.pdf Sin embargo en occidente el concepto “hibrido” suele incluir una visión más “Táctico militar” como operaciones en el ciberespacio y acciones de ataques en nuevos planos, sobre sistemas de información e inteligencia, y que dese allí afecten el funcionamiento de los estados sus sistemas políticos judiciales, económicos, militares etc. Podemos asociarlo a la guerra de quinta generación.
9.-  Y continúa: China: “Utiliza su ventaja económica para crear dependencias estratégicas y aumentar su influencia. Se esfuerza por subvertir el orden internacional basado en reglas, incluso en los ámbitos espacial, cibernético y marítimo. La profundización de la asociación estratégica entre la República Popular China y la Federación Rusa, y sus intentos de socavar el orden internacional basado en reglas, que resultan en el reforzamiento mutuo, son contrarios a nuestros valores e intereses” siguiendo en el item 14 “Estimularemos nuestra conciencia compartida, aumentaremos nuestra resiliencia y nuestra preparación y nos protegeremos frente a las tácticas coercitivas de la RPC y sus esfuerzos por dividir a la Alianza”.
10.-  Javier Colomina (2022) “La Alianza y su aproximación 360º a la seguridad” Madrid file:///C:/Users/User/Downloads/Dialnet-LaAlianzaYSuAproximacion360ALaSeguridad-8424622.pdf
11.-  “GUERRA MULTIDOMINIO Y MOSAICO. El nuevo pensamiento militar estadounidense Guillermo «Will» Pulido” En: Bellumartis Historia Militar de Javier García Camba https://www.youtube.com/watch?v=C4Y832iiI14&t=2s SE puede abordar este tema en forma introductoria y divulgativa, pero profunda, también en los canes de Historia militar “Cosas Militares y “Trufault. Historia militar”.
12.- El plan de equipamiento militar 2030 iniciado antes de que la crisis de Ucrania se hiciera grave y la formación del AUKUS contra china y en competencia con Francia, muestra este camino).
13.- Una guerra proxy es cuando un actor de relevancia se implica en un conflicto armado a través de otro al que sostiene logística y políticamente. A través de este actor subsidiario, lleva adelante una guerra tercerizada, mediatiza, ahorrándose costo humano y disminuyendo los diplomáticos. El PROXY es absolutamente dependiente de su tutor, pero no necesariamente una simple extensión del mismo, tiene sus intereses “acomodados” en el marco de los intereses de la o las potencias que lo sostienen.
14.- Zbigniew Brzezinski geopolítico demócrata polaco estadounidense. En su ensayo “El gran tablero mundial: la supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos” de 1997 delinea la estrategia hegemónica de los EEUU para el mundo pos URSS. Allí define con claridad la existencia de UN modo de vida, UNA forma de organización política y económica legítima. Y se preocupa de ver el lugar de Rusia y China (en general trata de todas las regiones del mundo y su rol en la nueva hegemonía unipolar, menos de América latina, la que es dada por descontada como de los EEUU, suponemos). Define que Rusia tendría las puertas abiertas del mundo europeo si abandona su rol de potencia principal de gran proyección y se “suma” a la política europea vigente. Y afirma que seccionar el espacio ruso (no solo e ex soviético) en varios países sería recomendable. Con China comete errores de imprevisión, la China de la que habal Brezezinski no es la de hoy, no imaginaba él ni el establishment occidental el enorme crecimiento de la potencia asiática.

* Historiador y fundador de Barricada TV (Argentina). Publicado en PIA Global.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar