El gobierno de Castilla y León masacra la sanidad pública

Acacio Puig. LQS. Agosto 2020

Las elecciones autonómicas de 2019 en CyL se saldaron con nueva victoria de la derecha que (a pesar del avance de electoral del PSOE y mantenimiento aunque a la baja de UP) se zanjó con un gobierno de coalición de PP y C´s apoyado por Vox. Treinta y tres años seguidos de hegemonía institucional de una derecha que perdió la mayoría absoluta pero encontró mediante ese pacto continuidad en las voces y gestión de F. Mañueco (PP- Presidente) y F. Igea (C´s).

La contrarreforma sanitaria en el mundo rural

Pocos meses antes del estallido de la pandemia el gobierno de coalición de CyL publicitó su proyecto de recortes basado en la supresión completa de los Centros de Atención Primaria en todos los pueblos con menos de 50 habitantes. Decidían así:

-la concentración de la asistencia en Centros de Salud Comarcales,

-la atención a los pequeños núcleos urbanos mediante meras consultas telefónicas,

-la atención a crónicos concertando cita previa

-el cierre de los Centros de Atención Primaria, señalado más arriba.

-y las restricciones en Servicios de Urgencias, ya de por sí muy limitados en medios humanos y materiales (médic@ sin asistencia de enferme@ y frecuente ratio de una sola ambulancia para territorios muy amplios y de población dispersa).

La respuesta social e institucional no se hizo esperar a pesar de las limitadas capacidades de resistencia en este gran magma de la España Vaciada, de modo que se activaron las alarmas de organizaciones de sanitari@s, emergieron plataformas de movimientos sociales y se vitalizaron otras que existían, en tanto que organizaciones como el PSOE y Unidas Podemos además de todos los sindicatos (añadimos que CGT ya llevaba años luchando contra las privatizaciones) asumieron, institucional, social y mediáticamente, sus responsabilidades de denuncia y vindicación.

La llamada “reforma” se vislumbró como un torpedo en la línea de flotación del Derecho a la Salud al buscar implementar un modelo sanitario de costes mínimos pero que objetivamente acelera el despoblamiento dada la avanzada edad de la población y la dificultad de permanencia o incorporación de familias de pobladores jóvenes, enfrentadas a carencias brutales de empleo, sanidad y enseñanza pública para sus hij@s.

En definitiva, los recortes apuntaban a la transformación radical de buena parte de Castilla y León en un Parque Temático en el que algún día (como antes de la crisis de 2008, cuando nos decían que tod@s éramos ricos y se ofertaban créditos bancarios a tope) junto a la despoblación, se construyeran segundas residencias para clases medias o se rehabilitaran las viejas casas familiares como lugar de vacaciones. Un Parque Temático en que la población residente de edad avanzada… ¡simplemente sobra!

Y llegó Covid 19

La eclosión de la pandemia creó una “ventana de oportunidad” -la reacción derechista aprovecha muy bien las “ventanas”- que usó para acelerar esos ajustes regresivos. Los Centros de Salud de Atención Primaria se cerraron y proliferó el ocultamiento de datos respecto a incidencia, contagios y fallecimientos mientras que en los momentos más duros e inciertos, también fue importante la opacidad cercó la situación en las Residencias de Ancian@s… (Algún día ajustaremos cuentas).

Al mismo tiempo, la derecha política aplaudía a rabiar a médic@s y enfermer@s, se jactaba de su defensa aquí de la sanidad pública y concertada y… ponía el cazo a la espera de ayudas del antes denostado “papá estado” como corresponde a los defensores ideológicos de recortes y privatizaciones que aprovechan las crisis para sacar pecho y exigir.

Tampoco se perdió la oportunidad de mentir, achacando al confinamiento “el cierre prudente” de los centros de primaria. Respondiendo las autoridades competentes al “ruido de progres que se ocupan solo de lo suyo” frente al supuesto ejemplo del gobierno constitucionalista regional, que “se ocupa de lo de todos”… (El mantra bien conocido y reiterado… aunque los hechos lo desmientan un día sí y otro también).

Ya se abrieron hace tiempo bares y comercios, talleres y servicios hosteleros, pero los centros sanitarios de atención primaria que contaban en los pueblos con una visita semanal de un médic@ y enfermer@…permanecen cerrados a cal y canto.

Todo ello en detrimento del Derecho a la Salud de una población envejecida que se aguanta sin asistencia por miedo a contagios y a desplazamiento en vehículo privado (no hay otro recurso en esta comunidad) a los Centros de Salud Comarcales. Una población que no atina a pedir citas previas porque pierde la paciencia “hablando con maquinitas telefónicas”. Mientras, el gobierno de la Comunidad actúa a la chita callando.

Y es que la oleada de despoblamiento de esta amplia región tiene un interés extra para el anclaje institucional reaccionario. Durante estos últimos 33 años, ciudades, pueblos y aldeas han visto emigrar aceleradamente a la población joven. Aquí estorban gentes con sentido crítico y capacidad de exigencia. Si no hay oportunidades de trabajo, ni servicios… ¡hay que largarse y ver que se encuentra fuera! Ese éxodo juvenil explica la hegemonía -hasta hoy- de las políticas de derecha en pueblos, aldeas, diputaciones, muchas ciudades y en el gobierno de la Junta de Castilla y León… ¿Para qué poner remedio al vaciamiento? Mejor mantener el vivero electoral con gente mayor y sufrida… caiga quien caiga.

Organizando la respuesta en defensa de la Sanidad Pública

Desde ámbitos muy diversos la contestación a la contrarreforma sanitaria crece en todas las provincias y también la recogida de firmas y las concentraciones frente a consultorios en pueblos y aldeas.

Destacaremos aquí la propuesta arbolada por una amplia coordinadora de colectivos y personas de todas las provincias de la región que también integra a la Plataforma de la España Vaciada y Acción Solidaria. Hace unos días se constituyó en Peñafiel la coordinadora castellano y leonesa de la España Vaciada de esta comunidad: esperamos que sea útil.

En el documento fundacional de la Plataforma en defensa de la Sanidad Pública en el Mundo Rural de Castilla y León -que se propone a amplio debate social- se integran las siguientes exigencias:

Un modelo socio sanitario integrado y planificado, que incorpore profesionales sanitarios y de servicios sociales junto a los movimientos sociales existentes.

La reapertura inmediata de los Centros de Salud de Atención Primaria, asegurando la presencia de un médic@ y enfermer@ al menos una vez a la semana.

El rechazo del modelo de funcionamiento basado en las citas previas con todos los problemas y discriminaciones que supone el tener a máquinas como interlocutores.

La elaboración de un programa básico de salud pública basado en la prevención mediante una atención grupal a los pacientes y el seguimiento de enfermos crónicos y la atención mediante las necesarias visitas domiciliarias.

El reajuste al alza de las plantillas de personal sanitario, adecuándose a las características del territorio disperso y la avanzada edad de la población.

La dignificación de la figura del “sanitario rural” mediante incentivos que favorezcan su especialización y desarrollo vocacional.

La integración de personal de fisioterapia, sicología, pediatría…acorde con las necesidades poblacionales.

La vitalización inmediata de los Consejos de Salud Comarcales, como órganos de participación y control, capaces de diagnosticar carencias y necesidades sanitarias de cada comarca.

La adecuada cobertura informática de Centros de Salud y Consultorios y que se aseguren los medios necesarios a los Servicios de Urgencia Comarcales.

Se trata pues de una plataforma de soporte colectivo, abierta a aportaciones, destinada al debate tanto como a la movilización y que sienta bases de negociación con el gobierno de la Junta en una región en la que (conviene no olvidarlo) el franquismo se instaló a sangre y fuego a partir de 1936.

Y una Junta en que la derecha y la ultraderecha -como constatamos en este artículo- sigue “haciendo las cosas sin consultar a nadie”… justamente tal y como acusaba el portavoz de la CAM al “gobierno populista presidido por Carmena” al felicitarse por la anulación judicial de Madrid Central… (¡Mira que tenemos -en el “reino de España”- unas derechonas bordes, insultonas, depredadoras, mentirosas e incompetentes!). Veremos como avanzamos en este combate por el Derecho a la Salud, la defensa de lo público y la Igualdad, porque esto es solo un comienzo.

* Acacio Puig, artista plástico. Militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista de la asociación «En Medio de Abril». Miembro del Colectivo LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en “El gobierno de Castilla y León masacra la sanidad pública

  • el 6 agosto, 2020 a las 14:08
    Permalink

    Desde Alemania:

    puedo firmar todo lo que se dice en este articulo.
    Como se puede denominar un cierre «prudente» de los centros de primaria enfrentando una pandemia?
    Aqui no es tan visible el recorte de sanidad a vista primera. A lo mejor las consequencias del covid no son tan
    salvajes porque todavia no hemos llegado a un cierre tan brutal de los pequeños centros de salud. Pero estaban en ello.
    Por ejemplo, hablando personalmente, mi dentista se jubilaba. Estaba buscando a otro en la region. Todavia sin exito porque los secretarios de los medicos me dicen:
    » lo sentimos, estamos completos, no podemos atender a un cliente nuevo.»
    No han conseguido los cierres que planteaban. El año pasado, la fundacion Bertelsmann (fabrica de pensar neoliberal cercano al gobierno) aseguraba que sobran miles de camas de hospital. Si hubieran conseguido a barrerles,
    adonde estuvieramos ahora?
    La pandemia los ha cogido con las manos en la masa. Ya no se atrevieron.
    Medic@s y enfermer@s siguen sin apoyo frente a la pandemia. Sea de sueldos o de materiales necesitados.
    Las voces criticas a las medidas tomadas contra la pandemia se mantienen mudadas por culparles de «teoricos de conjura», «covidiotas» o de ultraderecha.
    La gente esta intimidada y no se rebela todavia en voz alta. Tienen ya sello de «herejes» por no aceptar la vision
    oficial y cuentan con enfrentamientos duros si abren la boca. Testimonio de amigos medicos que conozco.
    Saludos

    Simone Alvarez

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar