El preso vasco Iosu Uribetxeberria deja al juez sin excusas y recibe apoyo permanente

 

El preso se hace las pruebas solicitadas por el Juzgado. Cumple esta noche una semana en huelga de hambre. Ya hay 430 presos en lucha.

 

En la próxima medianoche se cumplirá una semana desde que el preso gravemente enfermo Iosu Uribetxeberria dejó de ingerir alimentos. Siete días en los que su caso acapara la atención informativa y política. La movilización no deja de crecer y toma carácter permanente en el caso del Hospital Donostia hasta que liberen al preso.

Cuándo ocurrirá es la pregunta trascendental, porque dado el cáncer que sufre Uribetxeberria su huelga de hambre es una medida de alto riesgo. «No tiene muchos kilos para perder», recordaba su hermano Jabi en la asamblea de anteayer. De momento, diversos medios coincidían ayer en que el informe médico pertinente estará en el Juzgado para finales de semana y que será entonces cuando se pida opinión a la Fiscalía y se tome una determinación.

Diferentes miembros del Gobierno del PP insisten en afirmar que se decidirá según la ley y los criterios médicos sin atender a «presiones». Herrira se muestra más escéptico porque, como recordaron ayer Jon Garai y Fran Balda, «Iosu debía estar en libertad antes. Estas pruebas solo son una excusa».

Sea como sea, este procedimiento queda allanado ya completamente después de que ayer el preso de Arrasate se realizara las pruebas diagnósticas. Fue por la mañana, durante cerca de una hora. El Hospital Donostia confirmó en un parte médico que se le realizó «una punción biópsica guiada por TAC con el objetivo de evaluar la situación actual de su enfermedad. Su situación clínica continúa siendo estable».

El preso pasó la noche tranquilo después de que la Ertzaintza corrigiera la actitud mostrada el sábado (la familia ha presentado una denuncia judicial por ello). Ayer fue su sexto día de ayuno.

A solo un centenar de metros, una concentración permanente y una huelga de hambre son la primera muestra de solidaridad. En este ayuno están participando actualmente diez personas, algunas de ellas desde el viernes. Para arroparles a ellas, a Uribetxeberria y al resto de presos políticos vascos enfermos, durante toda la jornada hay una movilización ininterrumpida, desde las 10.00 hasta las 22.00. Y remarcan que seguirán ahí hasta que haya una solución a la situación de Uribetxeberria.

Durante la semana se espera que vayan contando con el apoyo de grupos muy diversos, desde sacerdotes a expresos, representantes institucionales, sindicales… Cada día se anuncian dos concentraciones principales, a las 11.00 y las 19.00

Además de la movilización de Donostia, la protesta llegará desde hoy a las sedes del Gobierno español en las otras tres capitales (Bilbo, Gasteiz e Iruñea); será cada día a las 12.00 del mediodía.

En las cárceles

Mientras tanto, de las cárceles españoles y francesas siguen llegando noticias de protestas por Uribetxeberria, en la mayoría de los casos también a través de huelgas de hambre. El último listado facilitado por Etxerat ayer confirmaba que 420 prisioneros políticos vascos están en lucha. Después llegó a GARA la noticia de que también en Valladolid habrá ayuno, por lo que el número se acerca a 430.

Recapitulando, se producen protestas en Arles, Gradignan, Chalons en Champagne, Clairvaux, Fleury, Fresnes, Ile de Ré, Joux-la-Ville, La Santé, Liancourt, Lyon, Moulins, Nanterre, Poitiers, Rennes, Saint-Maur, Tarascon, Villefranche, Villepinte, Algeciras, A Lama, Almería, Badajoz, Brieva, Cáceres, Castelló I, Castelló II, Daroca, Estremera, Fontcalent, Granada, Herrera de la Mancha, Huelva, Jaén, Córdoba, Logroño, Mansilla, Murcia I y Murcia II, Navalcarnero, Ocaña I, Picassent, Puerto I, Puerto II, Puerto III, Sevilla II, Soto, Teruel Valencia, Valladolid y Villena. Algunas de ellas hacen referencia también al gravísimo accidente sufrido por la compañera y los dos hijos de Mikel Egibar, preso en Zuera.

Junto a las huelgas de hambre se están realizando ayunos rotativos, negativas a ingerir la comida de la cárcel, encierros en celdas, concentraciones, cartas al Ministerio de Interior…

La protesta está teniendo un seguimiento intenso en los medios españoles. Los responsables del Gobierno del PP lo valoran como «chantaje» y afirman que no les condicionará.

Agresión en Muret Seysses

Esta dinámica ya ha derivado en un altercado serio con Itziar Moreno y Oihana Garmendia en Muret Seysses. Según explica Etxerat, el día 9 hicieron ayuno y el día 10 salieron con carteles al patio. Los funcionarios les instaron a quitarlos, y cuando las dos presas vascas insistieron en que se trataba de una acción pacífica fueron arrojadas al suelo y llevadas a rastras hasta las celdas. Así las cosas, desde el sábado Moreno y Garmendia se encuentran en huelga de hambre indefinida.

 

 * Publicado en el diario GARA

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar