El submarino «Euro»

Pensándolo bien, el caso del submarino español en construcción que se sumerge y se queda traspuesto en el fondo del mar, es una elocuente representación de la naufragada realidad que hemos alcanzado con el capitalismo bancario. Así que la primera unidad acabada debería bautizarse solemne y metafóricamente con el rotundo y desesperado nombre de “Euro”.

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar