España: El 35,4% de la población no pudo afrontar gastos imprevistos

Por Fátima Martín*. LQSomos.

El riesgo de pobreza es un indicador relativo que mide desigualdad. No mide pobreza absoluta, sino cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población

El 35,4% de la población no pudo afrontar gastos imprevistos en el Estado español en 2020, un año marcado por la irrupción de la pandemia de Covid-19. Es uno de los muchos y graves datos que ha arrojado la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) de 2020, que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE). Entre otras preocupantes cifras, revela que el porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social (tasa AROPE) aumentó al 26,4%, desde el 25,3% de 2019 [1].

Dicha encuesta, realizada a finales de 2020, muestra que el 10% de la población manifestó llegar a fin de mes con “mucha dificultad”, porcentaje 2,2 puntos superior al registrado el año anterior; y que el 34,4% de la población no se pudo permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año, porcentaje un punto superior al de 2019.

Precisamente, el hecho de no poder permitirse irse de vacaciones al menos una semana al año es uno de los nueve elementos que sirven para determinar qué porcentaje de la población se encuentra en una situación de carencia material severa. En concreto, se considera que una persona está en situación de carencia material severa si vive en un hogar que declara tener carencia en al menos cuatro elementos de los nueve de la lista siguiente que se preguntan en la encuesta:

1. No puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año.
2. No puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días.
3. No puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada.
4. No tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (de 750 euros) [2].
5. Ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, comunidad…) o en compras a plazos en los últimos 12 meses.
6. No puede permitirse disponer de un automóvil.
7. No puede permitirse disponer de teléfono.
8. No puede permitirse disponer de un televisor.
9. No puede permitirse disponer de una lavadora.

El 7% de la población, en carencia material severa en 2020

El porcentaje de población en situación de carencia material severa en 2020 se situó en el 7,0%, frente al 4,7% del año anterior.

De los nueve conceptos que determinan la inclusión de la población en situación de carencia material, los que más empeoraron en 2020 fueron: ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos en los últimos 12 meses (13,5%, frente a 8,3% en 2019), no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada (10,9%, frente a 7,6%) y no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días (5,4%, frente a 3,8%).

En 2020, la tasa de riesgo de pobreza se situó en el 26,4% de la población residente en España

En cuanto a la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social AROPE (por sus siglas en inglés, At Risk Of Poverty or social Exclusion) se creó en 2010 a efectos de medir la pobreza relativa en Europa ampliando el concepto de la tasa de riesgo de pobreza, que solo contempla los ingresos.

La tasa AROPE se construye con la población que se encuentra en riesgo de pobreza, o con carencias materiales o con baja intensidad en el empleo. En la Encuesta de Condiciones de Vida de 2020, la tasa AROPE se situó en el 26,4% de la población residente en España, frente al 25,3% registrado el año anterior.

El aumento de la tasa AROPE se produjo en dos de sus tres componentes. Así, el porcentaje de población en situación de carencia material severa subió del 4,7% al 7,0% y el que se situaba en riesgo de pobreza pasó del 20,7% al 21,0%. Por el contrario, el porcentaje de personas residentes en hogares con baja intensidad en el empleo se redujo nueve décimas, y se situó en el 9,9%.

La tasa de riesgo de pobreza aumentó 4,3 puntos para los mayores de 65 años

El riesgo de pobreza es un indicador relativo que mide desigualdad. No mide pobreza absoluta, sino cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población.

Por grupo de edad, la tasa de riesgo de pobreza aumentó 4,3 puntos para los mayores de 65 años y 0,5 puntos para los menores de 16 años. Por el contrario, bajó 0,9 puntos para el grupo de edad de 16 a 64 años.

La tasa AROPE se puede desagregar en función de características de las personas como el nivel de estudios o el tipo de hogar.

Respecto a la importancia que tiene el nivel de formación, el 36,0% de la población que ha alcanzado un nivel educativo equivalente a educación primaria o inferior estaba en riesgo de pobreza o exclusión social en la Encuesta de Condiciones de Vida de 2020 (con ingresos del año 2019). Por su parte, cuando el grado alcanzado era la educación superior, dicha tasa se reducía al 13,7%.

El 49,1% de los hogares de un adulto con hijos dependientes, en riesgo de pobreza

En relación con la actividad, el 54,7% de los parados estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, frente al 15,0% de los ocupados y el 16,7% de los jubilados.

Según la nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza o exclusión social era del 22,6% para los españoles, del 43,4% para los extranjeros de la Unión Europea (UE) y del 58,0% para las personas cuya nacionalidad no era de un país de la UE.

“El 10% con mayores rentas pasó de ganar 5 veces lo que obtiene el 10% más pobre a ganar unas 18 veces”

En cuanto a la desigualdad, muchas de las cifras publicadas este mes de julio por el INE se refieren al año 2019, por lo que no recogen el impacto de la pandemia. A este respecto, el periódico ’El País’, en una información titulada “La pandemia elevó la pobreza en 2020 al mayor nivel desde la Gran Recesión” [3], hace referencia a unas estimaciones preliminares que elaboró el Banco de España, según las cuales “el 10% con mayores rentas pasó, con la primera ola, de ganar cinco veces lo que obtiene el 10% más pobre a ganar unas 18 veces. Y con la recuperación que se vivió en el tercer trimestre del año pasado descendió hasta las ocho veces, todavía unas diferencias muy elevadas”.

La desigualdad también se manifiesta en el ’Módulo sobre el sobreendeudamiento y el ahorro’ que ha publicado el INE en la Encuesta de Condiciones de Vida de 2020 [4]. Mientras que el 19,6% de los hogares podía mantener su nivel de vida más de 12 meses con ahorros, el 44% no podría hacerlo más de tres meses.

Por nacionalidad de la persona de referencia, de nuevo los extranjeros que no son de la UE tendrían la menor capacidad para mantener su nivel de vida (un 78,8% no llegaría a tres meses).

El 5,9% de los hogares tuvo retrasos en el pago de recibos no relacionados con la vivienda

El 5,9% de los hogares tuvo en el año 2020 retrasos en el pago de recibos no relacionados con la vivienda, como teléfono, educación, sanidad, etc. (no se incluye el pago de préstamos hipotecarios o los recibos relacionados con la vivienda como los de agua, gas, calefacción, etc.).

Por nacionalidad de la persona de referencia (la que más ingresos aporta al hogar), los retrasos fueron del 4,9% para los españoles, del 12,6% para los extranjeros de la Unión Europea (UE) y del 20,1% para los extranjeros que no eran de un país de la UE.

Estas diferencias en los porcentajes también se dieron en el anterior módulo de esta encuesta, realizado en 2008. Sin embargo, los porcentajes fueron menores. Para el conjunto de hogares el porcentaje que tuvo retrasos en el pago de recibos no relacionados con la vivienda fue del 2,5% en 2008.

Notas:
1.- Encuesta de Condiciones de Vida (ECV). Año 2020. Resultados definitivos. Instituto Nacional de Estadística (INE) (15/07/2021) Ver online: https://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736176807&menu=ultiDatos&idp=1254735976608
2.- Se considera la capacidad que tiene el hogar para hacer frente a un gasto imprevisto contando únicamente con sus recursos propios, es decir, sin acudir a préstamos o compras a plazos para afrontar los gastos habituales que antes se liquidaban al contado. El importe del gasto se va revisando cada año a partir de la evolución del nivel de ingresos de la población. En la encuesta de 2020 dicho importe se situó en 750 euros.
3.- La pandemia elevó la pobreza en 2020 al mayor nivel desde la Gran Recesión. El País (15/07/2021) Ver online: https://elpais.com/economia/2021-07-15/la-pandemia-elevo-la-pobreza-en-2020-al-mayor-nivel-desde-la-gran-recesion.html
4.- Encuesta de Condiciones de Vida (ECV). Año 2020 Módulo sobre el sobreendeudamiento y el ahorro. Instituto Nacional de Estadística (INE) (15/07/2021) Ver online: https://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736176807&menu=resultados&idp=1254735976608#!tabs-1254736194824

* Fátima Martín es periodista, miembro del CADTM y de la PACD del Estado español. Es coautora, junto con Jérôme Duval, del libro Construcción europea al servicio de los mercados financieros, Icaria editorial 2016. Actualmente está desarrollando el periódico ’online’ FemeninoRural.com.
Otras notas de la autora

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar