Estado español, sin libertades

El Estado español, en la «lista negra» de los estados sin libertades que no admiten inspecciones

El régimen español no admite la inspección internacional de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE). Las comparaciones con Turquía por las vulneraciones de derechos humanos han sido recurrentes durante las últimas décadas.

El Estado español es el único país del mundo que no admite la inspección internacional de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea ( OSCE ).Por este motivo ha sido incluido en la «lista negra» de países con libertades restringidas, donde figuran Serbia, Bosnia y Herzegovina, Rusia, Bulgaria, Albania, Azerbaiyán, Uzbekistán, Kazajstán y Kosovo. Así lo señalaba el pasado mes de septiembre el digital Un espía en el Congreso.

Esta información del pasado mes de septiembre estaba relacionada con la noticia de que el Gobierno invitó a seis de los observadores de la OSCE que querían supervisar una protesta antimonárquica.Los observadores de este organismo internacional querían reunirse con los Ministerios de Interior y Exteriores españoles, con la Delegación del Gobierno y los convocantes de la protesta para evaluar el derecho de manifestación existente en España. El Ejecutivo español les comunicó que consideraba la protesta «anticonstitucional» y los «recomendaba» que se fueran. La OSCE emitió entonces una nota de queja en la que se preguntaba por «las intenciones» de las autoridades españolas.

Según este medio, mientras el organismo internacional ha condenado al Estado español, valoraba los avances democráticos producidos en Turkmenistán, Afganistán, Moldova, Kazajstán, Bielorrusia, Azerbaiyán, Ucrania y Montenegro en política penitenciaria, fronteriza, judicial, industrial, libertad de prensa , de propiedad intelectual, violencia de género y medio ambiente.

Por el contrario, según este mismo medio, Grecia, Italia, Portugal, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos, Croacia, Hungría, Italia, Moldavia, Polonia, Serbia, Eslovaquia y Ucrania sí han permitido a la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) inspecciones de diplomáticos independientes en calidad de observadores para vigilar si se dan las condiciones democráticas en torno al derecho de reunión y manifestación de sus compatriotas.

Deportaciones y agresiones a los CIE

Una muestra más de esta deriva autoritaria es la existencia de los CIE.Concretamente del Centro de Internamiento para Extranjeros de la Zona Franca, que ha sido señalado de nuevo públicamente durante los últimos días por las denuncias de varios internos de haber sufrido agresiones y malos tratos desde el 31 de diciembre, fecha en que una cuarentena de internos iniciaron una huelga de hambre para denunciar las precarias condiciones en que viven recluidos.Las constantes vejaciones denunciadas coinciden con la aceleración de las deportaciones en las últimas semanas.

El Gobierno español ha denegado recientemente la entrada al CIE de la Zona Franca a los diputados del Parlamento de Cataluña que forman parte de la comisión de Justicia y Derechos Humanos.Justo la semana pasada los agentes de la policía española que custodian el CIE también denegar también la entrada a una comisión médica que quería atender a los internos heridos. Una de estas personas ferias tuvo que ser trasladada de urgencia a un centro hospitalario con la nariz fracturada.

* Traducido de Llibertat.cat

Twitter:@LQSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar