Eurocentrismo futbolero

Por Nònimo Lustre. LQSomos.

En febrero 2022, saltó a los medios un escándalo que todavía no está resuelto ni judicial ni personalmente: Paola Schietekat, mexicana, musulmana, que vivía en Oriente Medio desde sus 19 años, es violada en Doha ca. el año 2020 donde había llegado para trabajar para el gobierno qatarí en la organización de la Copa del Mundo Qatar 2022 (en adelante, CMQ). A sus 27 años, fue acusada de «sexo extramarital» y se la condenó a siete años de prisión y, de propina, a recibir 100 latigazos. Pero los jueces qataríes se están modernizando: podía evitar tan letal castigo… si se casaba con su violador.

La criminal aberración sufrida por Schietekat no es muy conocida pero sí ha impactado en la opinión pública (¿eso existe?) que la augusta e imperial BBC no retransmitiera la ceremonia de inauguración de la CMQ sino que la sustituyera por otro reportaje sobre la esclavitud laboral en Qatar. Quizá para paliar esa denuncia, a la primera fase de la CMQ sólo asistirá un monarca europeo. ¿Hace falta señalar que tan futbolero rey es Felipe VI? Se lo suponían, ¿no? Por ello, sólo nos queda preguntar, ¿irá acompañado por Letizia? En tal caso, ¿tenemos que referirnos a la Queen of Spain como Letizia VI o como Letizia I de España y V de la Televisión?

Bah!, poco importa. Pero es obvio que las críticas a la satrapía catarí han hecho mella (efímera) en la FIFA, una caterva criminal creada en París 1904 y hoy con sede en Zurich. De ahí que su presidente se soltara las guedejas en un lacrimoso pavoneo políticamente correcto:

“Hoy me siento qatarí, hoy me siento árabe, hoy me siento africano, hoy me siento gay, hoy me siento discapacitado, hoy me siento un trabajador inmigrante” (Gianni Infantino, presidente de la FIFA, Doha-Qatar 19 nov 2022)

A renglón seguido, nos explicó el melodrama de sus traumas infantiles: como hijo de italianos inmigrantes en Suiza, sufrió acoso escolar “por extranjero, pelirrojo y pecoso” –sobraban los dos últimos adjetivos pues no creemos que fuera por ellos dado que hay suficientes suizos bermejos y pecosos. Pero ni por esas nos puede ocultar que: a) la presidencia de la FIFA es elegida por sus mismos altos enchufados, sin votación popular ni transparencia alguna. b) los dos presidentes que le precedieron fueron ‘suspendidos’ por escandalosa corrupción. c) La FIFA tiene más edad y más miembros/paniaguados/esbirros que la ONU.

Pero, evidentemente, Infantino no dijo nada sobre el origen de ésta tan disparatada como hiper-reaccionaria CMQ. Y tan magnoevento sucedió cuando los prebostes del fútbol moderno profesional eligieron –es un decir- la sede de la siguiente Copa del Mundo. La favorita era EEUU pero, misteriosamente, su federación se paralizó dejando en campo libre a Qatar –ahora al petrodólar se le llama ‘misterio’. A los efectos que hoy nos ocupan, nos extraña que Qatar no haya instruido a Infantino sobre cómo era esa esquina de la península arábiga hace 3.000 años. Véase la siguiente foto:
Tumbas en forma de ‘ojo de cerradura’ en las antiquísimas cunetas de las carreteras árabes. ¿Sabía Infantino/FIFA que, hace 3.000 años no había carreteras en Europa pero sí en Arabia, justo en su NE, donde está Catar? Si lo sabía, no creyó oportuno recordarlo.

El genocida Videla, marcando paquete torero

El presidente de la FIFA tiene razón cuando se queja de que los hoy políticamente correctos se olviden de que la Copa del Mundo de 1978 se celebró en medio de la etapa más sanguinaria de la dictadura argentina. Pero no la tiene cuando defiende que la CMQ se repita en otra satrapía; ¿es que las dictaduras orientales son menos asesinas que las occidentales, argentinas en este caso? Pues sí, según la psicopatía eurocéntrica, así es.

Asimismo, Infantino mencionó el espinoso tema de la persecución a los homosexuales. Recordemos que la homosexualidad -¿sólo la masculina?- es delito en Qatar. Pero su planteamiento es tan falso como beligerante pues dijo que los europeos se equivocan cuando la denuncian puesto que, además de “inútil”, es “equivocado”: “Si alguien cree que solo criticando sacaremos algo, será lo contrario. Porque es una provocación.” (¡) Soberbia imperialista en estado puro y destilado. Y, añadiendo el agravio a la injuria, se escudó en que también “existían leyes en su contra en la Suiza que organizó el Mundial en 1954”. Cierto y verdadero sin necesidad de añadir que, durante siglos, Europa quemó vivas a sodomitas, brujas y demás indeseables… para el Vaticano.

Boicot a la Copa de Mundo 1978. Algunos partidos se jugaron a menos de 1 km. De los centros de tortura y desaparición

Sin embargo, el futbolero Presidente sacó a pasear algún otro trapo sucio. Por ejemplo, sobre la ley seca: “Tampoco se vende alcohol dentro de los estadios franceses y españoles”. Pero esto es una minucia comparada con su referencia al papel jugado por las empresas ‘europeas’. Las zahirió –enésimo “es un decir”-, puesto que “hacen negocios en la zona sin cuestionar las condiciones de los trabajadores inmigrantes”. Más claro no canta un gallo. A la multinacional ACS del Padrino Florentino, que ha logrado infinidad de contratos de construcción y de servicios, le debieron pitar los oídos –si los tuviera. Pero Infantino no se quejó de la hoy famosa kafala que es la clave de las colosales ganancias empresariales por la simple razón de que representa una esclavitud pura y dura desde el momento en que los obreros asiáticos que entran en Qatar estarán siempre bajo la ‘protección’ de su amo quien tendrá poder absoluto sobre ellos hasta el punto que les podrá prohibir incluso la salida del emirato –o “reino” que queda más europeo, dicho sea para subrayar que hay multitud de kafalas alrededor del Mediterráneo.

Todo siniestro pero podía haber sido peor. Ejemplo, Zelenski, “el monigote favorito de la OTAN” (David Torres dixit) ha querido teatralizar que no depende absolutamente de los EEUU+UE consiguiendo que sus Amos le hayan llamado al orden: el 21.XI.2022, el New York Times dio el pistoletazo de salida verificando “la autenticidad de los videos en los que aparece un grupo de, al menos, 11 militares rusos cautivos y desarmados que fueron ejecutados a manos de las tropas ucranianas.” Seguramente por suerte, Ucrania no se clasificó para Qatar; de haberlo conseguido, ¿hubiera ganado la CMQ? De ninguna manera; otrora ganó un certamen seudo-europeo pero la FIFA no está para chistes porque es infinitamente más pudiente y más rentable que Eurovisión.

Europa hace 3000 años: un corral de cabras

“Por lo que los europeos hicimos por el mundo en los últimos 3.000 años, deberíamos estar pidiendo perdón otros 3.000 años antes de empezar a dar lecciones morales a la gente” (Infantino, Qatar 19 nov 2022)

Si corregimos la fecha, hubiera tenido toda la razón. Pero es precisamente el haber ubicado la expansión europea en fecha tan lejana lo que nos demuestra que Infantino sigue siendo un eurocéntrico de manual. Porque no fue hace tres milenios cuando estalló el saqueo europeo del resto del mundo sino hace muchos menos años. Tres mil años atrás, Europa era la región más ‘salvaje’ del planeta mientras que, en otros continentes, ya estaban asentadas varias civilizaciones. Veamos datos:

Lectura para estos días de idiotización mundial

Hace 3.000 años, en el valle del río Indo, las ciudades de Mohenjo-Daro y Harapa –que ya tenían dos milenios de historia-, estaban pobladas por 40.000 habitantes que disponían de inodoros y desagües para todos, no sólo para los poderosos. Por su parte, en la América de hace tres milenios, domesticadas especies básicas agrícolas y ganaderas, ya se cultivaba el algodón y florecían civilizaciones como las llamadas ‘culturas’ de Valdivia (Chile) y de Mesoamericana (radicada en México) mientras que la ciudad de Caral (Perú) ya era una anciana con dos milenios de edad. Por lo demás, el panorama ‘cultural’ africano y/o asiático era igualmente antiquísimo. Por ejemplo, hace no 3.000 sino 5.000 años que se unificaron varios “reinos” –es un decir- egipcios con capital en Menfis y comenzaron a construir las infames pirámides. Además, ya existía el Imperio Antiguo Asirio –el pueblo asirio existe todavía. Y, en otro orden, Australia estaba habitada por sus aborígenes desde hacía más de 50.000 años.

En cuanto a esa pequeña península asiática que llamamos pomposamente “Europa”, los escasos restos de ‘civilización’ se reducían a megalitos y cerámicas campaniformes. Ah!, y se estaban poniendo las primeras piedras de Stonehenge.

Otrosí, hace 3.000 años, la península Ibérica era otro corral de cabras donde sus indígenas, desde los lusitanos hasta los vascos, los vetones y la miríada de pueblos que ahora llaman ‘precélticos’, apenas estaban descubriendo el uso de los metales. Todo indica que eso que se denomina ‘civilización’ -para distinguirla artificiosamente de la ‘cultura’-, llegó con los fenicios y con la fundación de Gadir o Cádiz, hace precisamente unos 3.000 años. Aunque, pensándolo bíblica y eurocéntricamente, también podríamos delirar si creemos a esas enciclopedias que se atreven a pontificar que “en 2.793 aC, falleció Adán a los 930 años”. Tratándose del primer humano, ¿qué nos impide suponer que Adán fue el primer europeo o, en el colmo de la burricie, por ende, el primer español?

Resumen: la expansión europea partió de la nada silvestre con la clara e ineludible premisa de arrasar con el saber y el arte que el resto del planeta estaba acumulando desde hacía milenios. Pero este génesis canalla ocurrió hace cinco siglos, no antes. Por ello, Infantino peca ostentosamente de eurocentrismo.

Más artículos del autor

#NoAlFutbolNegocio #BoycottQatar2022 #BoicotQatar2022 #FútbolPopular
#PayUpFIFA #QatarMatar2022 #CopaMundialDeLaTiranía

Copa mundial de la tiranía: Qatar 2022

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar