Extremadura. No a la Mina de Cañaveral

Por Iñaki Alrui. LQSomos.

Una vez más las administraciones quieren apostar al corto plazo, algo fácil y tremendamente destructivo, en muchos casos irreversible. Apuesta que da la espalda al desarrollo sostenible con el medio ambiente, que hoy está sobre la mesa de todo el planeta

Extremadura, tierra de expolio, tierra silenciada. La oímos un poco con las protestas por un tren, que sigue sin llegar, y que cuando llegue será un AVE más caro que el de Madrid-Barcelona. Ahora vuelve a sonar la moda de las renovables y la megaminería se ubica en esa tierra exuberante, tierras de rica y abundante vida natural.

El capitalismo verde acecha y acosa con la bendición de la Junta y de algunos alcaldes que abrazan un desarrollismo grosero bajo la mentira de llamarlo “progreso”, destrozando las verdaderas riquezas de la zona. La caballería de los oligopolios se lanza al ataque, las cleptómanas eléctricas o las agresivas megamineras campan a sus anchas. ¡Cuidado con las carteras!

El gobierno de Fernández Vara aplaude los 230 proyectos mineros a los que se enfrenta Extremadura, la mina de Cañaveral (Litio) es uno de ellos. En cada pueblo, en cada comarca la problemática se repite y los efectos nocivos son los mismos.

En febrero de este año se creó la Plataforma «No a la Mina de Cañaveral» con el objetivo de informar a la ciudadanía de los enormes impactos ambientales que generaría la realización de esta «megamina» en la Comarca de Monfragüe y Las Vegas del Alagón.

Y no faltan motivos, sobran… La minería a cielo abierto tiene importantes efectos nocivos en el territorio y la mina de Cañaveral lo es:

– Acapara gran cantidad de agua cuando no sobra para abastecimiento y regadío.
– Con toda probabilidad contaminaría aguas superficiales y subterráneas.
– En las Navas no solo hay litio, también hay cantidades de cesio (mineral radiactivo), coltán (tántalo y niobio), que suele ir acompañado en roca de trazas de torio y uranio (minerales radiactivos), también hay estaño y rubidio, una molienda muy variada a la hora de hacer la lixiviación y separar los diferentes metales de los estériles; además el polvo de todos estos minerales esparcido por el aire, llegaría a las pequeñas presas de abastecimiento de los pueblos del entorno.

El agua contaminada del grifo, de las fuentes, del regadío, junto con el polvo, podría verse en los alimentos que se producen y entonces se perderían mucho más de 400 puestos de trabajo (que ofrecen como caramelo) y la salud de la mayoría de personas de la comarca. ¡Un precio muy alto! La herencia de esta explotación, con el paso del tiempo, será la degradación envenenada de toda la Comarca.

¡No a la mina! ¡Sí a la vida!

La Plataforma «No a la Mina de Cañaveral» expone claramente sus argumentos:

“Este proyecto minero va en contra de los fines de desarrollo sostenible de la comarca…”

-Es un proyecto destructivo junto a la Reserva de la Biosfera de Monfragüe que genera multitud de daños irreparables en la zona, como tenemos consciencia de que ha ocurrido en otros lugares con proyectos similares.

-Afecta de manera negativa a los empresarios del turismo de la zona, a algunos de nuestros asociados y especialmente al tejido turístico empresarial de los términos municipales de Grimaldo, Cañaveral, Pedroso de Acim, Portezuelo, Torrejoncillo, Casas de Millán y Holguera.

-Genera un impacto negativo en la Vía de la Plata, que pasa por la zona y que es un reclamo turístico del que se sustentan varios negocios, ya que el área minera se proyecta junto a dicha vía histórica, afectando así a la economía asociada a la misma.

-El proyecto afecta gravemente a las reservas hídricas de las que se abastecen los municipios del área, así como los negocios asociados a ellos, tanto turísticos como de otros sectores. Además esto podría suponer el despoblamiento de los municipios y el éxodo rural de la zona.

-Las nubes de polvo contaminante en suspensión generadas podrían afectar al sello de calidad “Destino Turístico Starlight” de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, afectando así a la oferta turística y a los negocios asociados a la observación astronómica.

Una vez más las administraciones quieren apostar al corto plazo, algo fácil y tremendamente destructivo, en muchos casos irreversible. Apuesta que da la espalda al desarrollo sostenible con el medio ambiente, que hoy está sobre la mesa de todo el planeta, y es la única alternativa para crear modelos económicos que generen beneficios, desarrollo y futuro a corto, medio y largo plazo.

¡Sí al progreso, NO a la mina, Sí a la vida!

Toda la información en:
Plataforma ciudadana en contra de la megamina de litio de Cañaveral en la comarca de Monfragüe, Cáceres
La Plataforma en Facebook
– Twitter: @MinaCanaveralNo

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar