Fuego amigo entre aliados

Por Nònimo Lustre. LQSomos.

Durante la noche del lunes 14 noviembre 2022 al martes 15, la Hidra Mediática (HM) nos trastornó con la noticia de que dos misiles rusos habían alcanzado un pueblo polaco ocasionando dos muertos. Los consumidores de su guisote, enloquecieron creyendo que la OTAN intervendría para acabar de una vez con la satánica Rusia –enunciado que ha sustituido a la obsoletizada ‘proverbial melancolía del alma rusa’.

Przewodów (Polonia) y la cercana frontera ucraniano-polaca

El martes 15, la HM copó todos los titulares con ‘el notición del siglo’. Continuó batiendo sus tambores de guerra pero una oscura mano, la del Gran Hermano USA, ya había comenzado a moderar el tremendismo de su ansiedad belicista. Una señal imperceptible: cuando Rusia niega rotundamente su autoría, entonces HM reemplaza el apocalíptico término “misil” por el suave de “proyectil” –aun así, HM no abandonará su presa sino que, poco más tarde, cuando ya estará medianamente claro que no han sido los rusos, se aferrará al proverbio “tirar la piedra y esconder la mano.” Adelantemos acontecimientos: hoy HM ya habla, en singular, de un solo proyectil y mañana, quizá desaparezca ese solitario misil seguramente para resucitar una de las primeras sospechas: que fue “una explosión” en una granja. Veamos un brevísimo dossier de prensa:

El [in]Mundo. Martes 15.XI.2022. “EEUU afirma que misiles rusos mataron a dos personas en Polonia. Un alto funcionario de inteligencia informó el supuesto ataque al país miembro de la OTAN.” Por su parte, el ministerio de Defensa ruso negó los reportes y dijo que eran «una provocación». Mientras, un renuente Zelenski dijo que «El terror no está limitado a nuestras fronteras. Es solo cuestión de tiempo para que Rusia vaya más lejos”.

ABC, 15.nov. “Al menos dos personas han muerto este martes en Przewodów (Polonia) tras el impacto de dos cohetes perdidos atribuidos a Rusia.” Desde estas primeras horas, en España el diario monárquico ABC desliza dos ‘inocentes’ palabras que anuncian su próxima deserción de las versiones propaladas por HM: a) los terroríficos misiles pasan a ser casi inofensivos “cohetes”… de feria. b) ahora, ya no es seguro que Rusia haya atacado deliberadamente a un país sicario de la OTAN sino que son “atribuidos” a Rusia -¿quiénes se lo atribuyen? Nunca lo explicará.

YouTube. Portada del incidente. Lo estrambótico de este panfleto es que la carátula dice en mayúsculas lo que leemos pero el subsiguiente reportaje dice lo contrario: “Los misiles que cayeron no eran rusos.”

Noticias de Israel. Miércoles 16 nov. “Misiles rusos atacan a Polonia: ¿Cómo responderá la OTAN? El incidente significa que Rusia acaba de cometer un acto de agresión en territorio de la OTAN, aunque está por ver fue intencionado… Sigue habiendo cierta confusión sobre si el incidente fue o no un ataque con misiles, ya que algunos informes en las redes sociales sugieren que lo que cayó en el pueblo fueron los restos de un cohete derribado por las fuerzas ucranianas.” Un Israel que daba palmas con las orejas ante la inminencia de una escalada bélica, comienza a recoger velas. Ya pudiera ser que el ataque no fuera intencionado. Ya pudiera ser que haya sido un cohete derribado por Ucrania en cuyo caso, la intrínseca malignidad del alma rusa se compensa con la beatífica pericia del ejército ucraniano.

EFE. Bruselas, 16 nov. “La Unión Europea culpó este miércoles a Rusia y sus ataques con misiles contra Ucrania del incidente que tuvo lugar el martes en Polonia, en el que un misil mató a dos personas en suelo polaco.» Este trágico incidente es resultado de otra ola masiva de ataques con misiles contra ciudades ucranianas por parte de Rusia ayer, que fijaban como objetivo civiles e infraestructura civil. “Estos ataques son graves violaciones del Derecho Internacional», afirmó Josep Borrell, en nombre de los Veintisiete –Borrell, fiel a su línea de erigirse en el más pendenciero de los europeos.

FGM-148 Javelin, misil portátil anti-tanque vendido (precio: entre 40.000 y 280.00 US$ según el modelo) a Ucrania por los aliados EEUU-UE. Según los apéndices de la HM, “el arma estrella” de esta guerra. De cara al incidente de Przewodów, olvidemos provisionalmente a la artillería y recordemos que el Javelin – desde 1989, fabricado por Raytheon y Lockheed Martin con cabeza perforadora uranio empobrecido-, apuntado con prisas puede causar un desastre mayor de fuego amigo.

A la altura del jueves 17.XI, el Gran Hermano USA ha ponía firmes a sus perritos falderos –OTAN y UE. Ahora, la HM y los gobiernos europeos sostienen que la muerte de dos anónimos polacos ha sido un lamentable circunstancia causada por Ucrania. Lisa y llanamente. Hoy, se atribuye a un (grueso y trágico) error de su defensa antiaérea pero no tenemos obligación de creer ni a los EEUU ni a Bruselas ni, menos que nadie, a Zelenski quien, escandalosamente, se ha quedado sólo en su cantinela ‘Rusia es culpable’ –por cierto, plagiada del lema de la División Azul que Franco envió a la URSS para que Hitler la conquistara definitivamente. Este ubicuo Presidente –resucitado por HM tras el golpe de Estado neonazi de 2014- lleva meses agarrándose a cualquier clavo ardiendo. Primero fue que los misiles eran “de fabricación rusa” lo cual, más que quemarnos las manos, nos las cubre de costras purulentas pues buena parte del ejército ucraniano tiene esas armas. Después, cuando sus amos le ordenaron que fuera más imaginativo, recurrió al manual del valerosísimo ingenio de los comandos patrióticos -¿los que antaño quemaron vivos a los sindicalistas de Odesa o los que, antier mismo, bombardearon a los “pro-rusos” que intentaban refugiarse en Zaporiyia? Agotadas estas imágenes, Kiev dispone todavía de enorme surtido de fosas comunes salpicadas con la euforia de los pueblos ucranianos ‘reconquistados’.

Nuestro natural nos lleva a contracorriente: si HM y sus Amos están de acuerdo en que fue una incidencia exclusivamente ucraniana a la vez que borran el correlato automático de que entonces fue un ensayo para que Kiev evaluara el compromiso de Polonia, pues nos quedamos con la mayor –no hubo zelenskiana provocación a terceros- y también desechamos con reservas una implícita menor –que Ucrania no puede recibir armas puesto que no las sabe manejar.

Ahora bien, si no creemos a Kiev, tampoco tenemos que porqué creer a Moscú. ¿Y si resultara que, en efecto, los misiles eran ‘rusos de nación’ y habían sido disparados con mala baba pero con buena puntería contra un país OTAN? En tal caso, las excusas de primera hora en las que Rusia serían vistas, repetimos el proverbio, como un genuino “tirar la piedra y esconder la mano”. Quizá en algún siglo venidero lleguemos a saber que así fue y que los Aliados prefirieron hacerse los suecos para no tener que responder. Esta hipótesis de investigación no nos parece descabellada. A fin de cuentas, Cervantes nos enseñó en un soneto con estrambote que, cuando dos jaquetones se las dan de guapos, al final ninguno saca los fierros sino que disimulan “Y luego, incontinente, / caló el chapeo, requirió la espada / miró al soslayo, fuese y no hubo nada.”

El fuego amigo

En todas las guerras hay víctimas en ambos bandos causadas por el fuego amigo. ¿Por qué Zelenski no lo reconoce? Ucrania estaba quebrada desde el golpe del 2014 y ahora lo está más aún pues nadie en su sano juicio cree que el aluvión de armas que les donan los Aliados sea gratis et amore –ver supra, los precios de los Javelin. Es probable que los graciosos ‘donantes’ hayan llegado a la conclusión de que ya no pueden seguir comprando el país a precio de gallina flaca porque cobrar las hipotecas no les gusta a esos financieros que las limitan cuando notan que los gastos de gestión son molestos –ellos son más de los dígitos antes que contar los ladrillos o, en este ejemplo, las hectáreas de los fértiles suelos negros ucranianos. Desde este punto de vista, empieza a tener sentido que, por primera vez en esta guerra, los Aliados hayan regañado a Zelenski. Quizá este títere mediático huya de reconocer el fuego amigo que ha infligido a la ultra-beata Polonia –a los católicos nunca les han gustado los ortodoxos- porque en sus planes está que la tan elusiva como hipotética indemnización que exige a Moscú pague la colosal hipoteca que crece y firma a diario.

Fuego amigo en el pasado. Desde aquel satánico rey de Prusia que lo popularizó, la ciencia de la guerra (Polemología) se basa en el ukase “El soldado debe temer más a sus oficiales que al enemigo”.

Hace unos veinte años y gracias a la vertiginosa aplicación bélica de la Cibernética, la Polemología comenzó a interesarse en el tópico del enjambre (swarming, essaimer) Creyeron que los ataques al enemigo podrían mejorar materializándolos no a la bestia arcaica –enviando batallones- sino en fino, con pelotones. En teoría, estos plattoons podían comunicarse entre ellos mediante celulares. La práctica demostró que, por muy avanzados que fueran sus dispositivos virtuales, la comunicación tropezaba sistemáticamente con el fuego amigo.

Si se nos perdona la autocita (vid A.P. 2014. “La teoría del enjambre: Un caso de hiper-modernismo militar”, en Estudios nº 4, ISSN-e 2254-1632; disponible en http://estudios.cnt.es/revista-estudios-no-4-organizacion-accion/), sobre el friendy fire (FF) encontramos que:

“El soldado se enfrenta a situaciones que desconoce parcialmente. El desconocimiento genera miedo -una reacción racional y, por ende, beneficiosa para la supervivencia- pero, a menudo, al miedo le sigue la angustia –irracional y, por tanto, perjudicial- y ésta degenera en una ansiedad que el soldado tiende a resolver de la manera más fácil e inmediata: haciendo uso de su arma. Puesto que el compañero suele estar más cerca que el enemigo, es lógico que desde siempre haya existido el fuego amigo… [aunque esté] limpio de resquemores entre compañeros y de venganzas secretas así como factores aleatorios como pueden ser el uso de drogas –consustanciales a la milicia- o la incapacidad técnica para manejar las armas”… “según fuentes militares, el FF estuvo en la raíz de que el 25% de los soldados franceses murieran en las guerras napoleónicas (1805-1815); en la Guerra de Secesión americana, su víctima más ilustre fue el general confederado ‘Stonewall’ Jackson (1863); según cifras oficiales, en la guerra de Vietnam los EEUU utilizaron una táctica guerrillera que podríamos denominar de enjambre avant la lettre y el FF causó entre un 3% y un 13 % del total de víctimas gringas mientras que, para otros polemólogos, el porcentaje real hay que calcularlo entre un 15% y un 20%” (vid Stevenson, R.C. 2006. Not-So Friendly Fire: An Australian Taxonomy for Fratricide. Land Warfare Studies Centre, Working Paper no. 128, Duntroon, Australia, 54 pp.; disponible en internet)

Al milico del lanzallamas, le va a laminar el retroceso del bazuka.
Fuego amigo por sangrante imprudencia.Fuego mediático. La HM no verá ningún fuego amigo.

Dejando el FF, vayamos concluyendo: es rarísimo que en las guerras se desmientan a sí mismas las doctrinas de cada bando. Hasta este lunes 14.XI, la propaganda aliada no presentaba grietas de consideración -¿cómo iban a surgir si la HM es la única que escapa a la estricta censura ucraniana? Caen ante la bota zelinskiana desde partidos políticos hasta los literatos clásicos rusos. Por ello, nos ha interesado este grotesco episodio de los misiles ucranianos atacando a su aliada Polonia –pregunta capciosa: ¿indemnizará Zelenski a las dos víctimas mortales? Porque es la primera ocasión en la que la propaganda rusófoba se contradice a sí misma. Suponemos que igual ocurre con la propaganda rusófila pero ésta no nos asfixia cotidianamente en toda Europa y, especulamos, hasta en el ignoto Beluchistán.Vietnam: unos soldados gringos sonríen viendo que su fuerza aérea les va a sacar de su enésimo apuro… hasta que –probablemente por un error de coordinación topográfica-, sus propias bombas empiezan a caer sobre sus cabezas.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar