Fuera de la realidad

Como la conversación no interesaba, la gente se fue largando hasta que sólo quedaron los mercaderes de la conversación y sus fans. Discutían de sus cosas, se aplaudían, se besaban. Y, cuanto más tiempo pasaba, más se alejaban del mundo. Jesús Gómez Gutiérrez

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario