¡Gambogaz para el pueblo!

Agencia Mp3*. LQS. Mayo 2021

Segunda Marcha reivindicativa a Gambogaz, el cortijo andaluz regalado a Queipo de Llano, responsable de los asesinatos de Blas Infante, Federico García lorca y más de cincuenta mil personas

Manifiesto de la Plataforma Gambogaz:

Tras los muros de Gambogaz murió aquel que mandó ejecutar a más de cincuenta mil personas en Andalucía y Extremadura; aquel que dio la orden de matar a García Lorca y Blas Infante; el que autorizó la masacre de civiles que huían por la carretera Málaga-Almería, el golpista que arengó y alentó el asesinato de sin¬dicalistas, que utilizó la humillación y la violación hacia las mujeres como botín de guerra; el que arrasó LOS BARRIOS DE SEVILLA y masacró a todas las per¬sonas que no apoyaron el golpe de estado;… en ese cortijo vivió y murió, Gonzalo Queipo de Llano, el criminal de guerra bajo cuyo mando Andalucía se convirtió en una orgía de sangre y destrucción. Esa fue la casa del sádico homicida que llenó de luto, de terror, de destrucción y de hambre a nuestro pueblo.

Este elemento facineroso y criminal, con los mayores niveles de vileza que puede al¬canzar el ser humano, aprovechó la guerra y el sufrimiento que los golpistas trajeron a Andalucba para hacer ley del saqueo y enriquecerse personalmente. Con la colaboración de sus correligionarios, mediante amenazas y simulaciones legales, se hizo con el cortijo de Gambogaz, que había sido un modelo en la agricultura andaluza y que él convirtió en un campo de concentración, donde se utilizó para su explotación mano de obra esclava, de los presos republicanos. Con el cinismo propio de un psicópata, camufló estas atrocidades con el disfraz de obras de beneficencia

Tras setenta años de la muerte de este asesino y cuarenta y seis años después de la muerte del Dictador, es una vergüenza que el Cortijo de Gambogaz siga en manos de los herederos del criminal de guerra. Es una vergüenza sin precedentes en un estado democrático, una ofensa a las víctimas de la represión y una ignominia para el pueblo andaluz.

Por eso nos plantamos aquí, para sacar de las tinieblas la dignidad de los hombres y de las mujeres que quedaron en las cunetas de la historia, reconocer su anonimato generoso. Y poner nombre a las bestias que aún hoy siguen adornando calles, canciones, homenajes, sepulturas… Y señalar a aquellos criminales que siguen disfrutando de lo robado. Mientras los nostálgicos con el brazo en alto paseen mirando sus nombres propios escritos en mapas y en paredes, vive el dictador. Vive en la cruz y en la estatua, en uniformes y calendarios, en fachadas, en aspas, en flechas, en basílicas, en el águila que sobrevuela paciente y hambrienta, en misas dominicales y en canciones impúdicas cantadas al sol.

Nos plantamos aquí, en nombre de todas las víctimas de las que nos senti¬mos sus herederas y herederos para exigir que este patrimonio sea devuelto al pueblo. Pero además, para proponer a la Junta de Andalucía, al Ayuntamiento de Sevilla y al Ayuntamiento de Camas, que una vez recuperado este espacio para toda la ciudadanía andaluza, sin demora y mediante los procedimientos jurídicos y democráticos pertinentes, que unan sus esfuerzos y recursos para que dicho espacio sea proyectado y utilizado como Centro Cultural y Educativo Público de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía para que así la infancia y la juventud andaluzas no solo conozcan la verdad de nuestra Historia, sino que comprendan, aprendan y se comprometan con los valores que fundamentan los Derechos Humanos Universales.

La razón democrática exige que las victimas obtengan memoria, justicia, respeto, reconocimiento y reparación. Reparación que no tendrá lugar mientras no se ponga fin al expolio que significó la adquisición por medio de la amenaza, la extorsión y la presión.

El mantenimiento de estos patrimonios en manos de los herederos de los cri¬minales, permitir que el carnicero de Queipo de Llano siga en el año 2021 con honores en la basílica de la Macarena… hacen que la etapa más trágica y siniestra de España, como fue el golpe militar y su posterior dictadura sigan vivos. Recuperar la Memoria tiene que ir más allá, con todo lo que supone, de recuperar los restos de las mujeres y hombres asesinados. Tenemos que hacer un acto de justicia y reparación devolviendo para el pueblo lo que fue robado y expoliado, mientras eso no sea así el franquismo seguirá en este país como un insulto a nuestra democracia. Mientras esta injusticia no sea reparada, el fantasma de la dictadura seguirá sobrevolando sobre nuestra democracia. Mientras no sea devuelto Gambogaz, ese cortijo seguirá siendo una herida colosal en la memoria de pueblo andaluz, una herida por donde supura aún el dolor de las víctimas, de los hijos de las víctimas, de los hijos de los hijos que vemos como los nuevos seguidores de esos criminales, herederos del yugo y las cadenas, nos acechan de nuevo.

¡Te esperamos! Recuerda: 15 de mayo. Plaza del Ayuntamiento de Camas, Sevilla. 11:00 horas

* Plataforma Gambogaz

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar