GINSO miente sobre el asesinato del menor marroquí

Tomás F. Ruiz. LQS. Julio 2020

La empresa LLYC corrobora las mentiras de GINSO y avala sus insostenibles hipótesis de que los vigilantes actuaron correctamente. Su portavoz, Ana García Benítez, ha amenazado con tomar acciones legales contra el periodista que firma este reportaje si continúa investigando la muerte, tanto del menor Ilias Tahiri, como de las torturas que los internos han denunciado se practican en sus centros

Ilias Tahiri asesinado en un centro de internamiento

La asociación GINSO (que se cataloga a sí misma como “sin ánimo de lucro”), gestora del centro de internamiento Tierras de Olias, lugar donde presuntamente fue asesinado el menor marroquí Ilias Tahiri, ha hecho público un comunicado en el que se niega su responsabilidad en la muerte del joven. En este comunicado GINSO alega que sus métodos fueron los correctos. Los espeluznantes testimonios que la periodista Maria Zuil recoge de otros internos reflejan que los malos tratos y las torturas son habituales, tanto en éste como en otros centros de internamiento de GINSO: “Me tiraron al suelo, me pusieron una rodilla en la cabeza y me ataron a la cama -cuenta otro de los internos supervivientes del centro de Tierras de Olias que, por el momento, prefiere guardar el anonimato para que no tomen represalias, ni contra él ni contra su familia-. “Recuerdo que les decía que no sentía ni las muñecas, tenía la mano lila, hinchadísima. Estaba llorando y hasta me meé encima”. Tras el asesinato del menor marroquí, los otros internos fueron amenazados para que no hablaran: «Nos decían que si hablábamos seríamos los siguientes».

La Junta de Andalucía, que subvenciona a GINSO por su labor “altruista en defensa de los menores”, se ha declarado muy satisfecha de la labor que realiza esta empresa y por el momento no ha emitido ningún comunicado posicionándose contra el presunto asesinato cometido en persona del menor marroquí. Tampoco consta que la comunidad de Madrid, que también ha hecho elogios a la labor de GINSO, se haya pronunciado ni exigiera explicaciones sobre la muerte en Madrid (se sospecha que en las mismas circunstancias de malos tratos de Ilias Tahiri) del joven que en 2011 murió en el centro de internamiento “Teresa de Calcuta”.

Denegación de auxilio

En el video puede verse claramente que entre cinco vigilantes, mientras un sexto contempla la escena imperturbable, tumban el menor en la cama, boca abajo. A continuación uno de ellos se sube con sus rodillas sobre la espalda del menor y le aplasta los pulmones. Al final del espeluznante video, los vigilantes, al comprobar que el muchacho no respira, en vez de requerir inmediatamente atención médica, dejan su cuerpo atado encima de la cama. Con una intervención médica inmediata es posible que la vida del menor pudiera haberse salvado. De esta forma, los vigilantes incurrieron igualmente en el delito de denegación de auxilio a un herido, un delito por el que la jueza que ha archivado el caso tampoco ha querido procesar a los vigilantes.

Se le ha solicitado a GINSO los nombres de los cinco vigilantes responsables de la muerte de Iliass Tahiri que aparecen en el video y ésta se ha negado a comunicarlos, amparándose en el derecho a la confidencialidad de sus empleados.

Los cómplices de GINSO

Ana García Benítez, asesora de la agencia de comunicación LLYC y portavoz del GINSO en este cobarde asesinato de un menor, se ha negado también a facilitar los datos sobre los hechos que se le solicitan. Ocultando estos datos, Ana García Benítez incurre en ocultación de datos sobre el presunto asesinato de Iliass. Por otra parte, al difundir, sin previamente contrastar con los antecedentes judiciales de la empresa -un comunicado donde GINSO afirma que nunca ha tenido ningún conflicto de este tipo en sus centros de internamiento-, Ana García vuelve a mentir, pues sí que hubo otro posible asesinato en el año 2011.

“Durante sus más de 19 años de experiencia -asegura GINSO en el comunicado que hizo público tras el asesinato del menor marroquí-, por los centros de GINSO han pasado más de 10.600 jóvenes y nunca ha sido condenada por ninguna circunstancia que tenga que ver con la atención que llevamos a cabo en la Asociación con los menores infractores. Igualmente, antes del incidente ocurrido en Oria, jamás ha sido investigada en ningún procedimiento penal”.

En el 2011 en el centro de internamiento Madre de Calcuta, propiedad de GINSO, el menor Ramón Barrios fue presuntamente asesinado en las mismas oscuras circunstancias en que ahora ha muerto el menor marroquí . En el 2015 salieron en la prensa las fotos de internos atados a la cama, algunos mojados con su propia orina del tiempo que llevaban allí inmovilizados. Estas fotos revelaban que tenían los pies amoratados a causa de la falta de circulación. Curiosamente, los vigilantes de GINSO, amparados por la complicidad que la justicia les ofreció en ambos casos, siguieron comportándose igual. Eso dice mucho del valor que en GINSO le dan a la vida humana.

Javier Turra, psicólogo forense en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia y Juzgados de Menores y presidente del programa recURRA-GINSO (además de otros cargos institucionales) ha sido requerido para posicionarse en defensa de las víctimas del centro de internamiento y exigir el procesamiento de los culpables. Hasta el momento no ha abierto la boca.

El video que reproduce el brutal asesinato del menor

A pesar de las pruebas irrefutables que muestra el video, pruebas de que Iliass fue reducido violentamente por cinco vigilantes, golpeado, aplastado por las rodillas de uno de los adultos y asfixiado con el rostro contra la almohada hasta impedirle respirar, la jueza que se ocupa del caso del menor marroquí asesinado en el centro de internamiento “Tierras de Olia”, se lavó las manos y archivó el caso considerándolo «muerte violenta accidental».


A la vista del impactante video que obra en el sumario, la jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Purchena (Almería), Teresa Inés Sánchez Gisbert, sabía perfectamente que los vigilantes mentían y, aun así, no los consideró culpables del presunto asesinato que habían cometido. En el video no se puede apreciar ni la «violencia extrema» por parte del joven que alegan los vigilantes para reducirlo, ni se ve que “lanzara patadas» contra ellos, ni hubo por su parte ninguna «fuerte resistencia». La muerte del joven por «compresión abdominal o sofocación del rostro con almohada/colchón» responde perfectamente a la actuación premeditadamente brutal de los vigilantes que se ve en el video. Teresa Inés Sánchez Gisbert no sólo falsea la realidad al afirmar que la muerte fue accidental, sino que también incurre en prevaricación por actuar mal a sabiendas de lo que hace, por no procesar por “denegación de auxilio” a los autores del crimen y por archivar el caso sin profundizar en las circunstancias que llevaron a la muerte de la víctima. Su inhabilitación en la jurisprudencia, para evitar que ampare a más asesinos de menores, debería ser cursada inmediatamente.El escándalo por el archivo del presunto asesinato ha sido tal que la opinión pública se está preguntando qué recibe la justicia española de la empresa GINSO para amparar tan escandalosamente sus crímenes contra menores.

Llegarán hasta tribunales internacionales

En su manifiesto de inocencia, GINSO oculta también el hecho de que -según recoge el diario Público- el centro de internamiento donde ha muerto Iliass, “Tierras de Oria”, había sido cuestionado ya por sus brutales métodos por el Consejo de Europa y el Defensor del Pueblo. Según este diario, la forma de asesinar a Iliass que se ve en el video -hasta cinco guardias jurados encima de él, uno de ellos aplastándole con su rodilla la espalda y otro hundiéndole la cabeza en la almohada-, ofrece muchas similitudes con la que practicó la policía de Minneapolis contra el ciudadano afroamericano George Floyd.La familia de Iliass ha comunicado que recurrirá la sentencia absolutoria contra los asesinos de su hijo en cuantas instancias judiciales se le permitan en España y acudirá después ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, así como ante cuantos tribunales internacionales quieran ocuparse de su caso. Por el momento, parece que la jueza argentina María Servini, presidenta de la Corte Federal de Buenos Aires, se ha interesado en el procedimiento por la violación de derechos humanos y la práctica de torturas que se ha detectado.

Habiendo sido también informados de este presunto asesinato, por parte de los proyectos europeos de los que GINSO recibe dinero (Leonardo Da Vinci (Vetpro), No punish, In forEX y TOOL4GENDER), aún no han hecho ninguna declaración institucional al respecto ni han informado que estudiarán retirar las subvenciones. Entre otras entidades particulares españolas, GINSO cuenta con el apoyo de Caixabank, cuyo presidente ha sido informado de las circunstancias en que Ilias Tahiri fue asesinado y aún no ha hecho ninguna declaración institucional al respecto.

El director del centro también miente

Manuel Madrid, director del centro de internamiento de menores Tierras de Oria, comunicó la pasada semana su renuncia tras 18 años en el cargo. Él fue el primero que vio el espeluznante video del crimen de Iliass y negó la evidencia de que el menor había muerto asesinado por cinco vigilantes.

Manuel Madrid sabía que estos vigilantes, después del asesinato de Iliass -cometido en julio del año pasado-, alardeaban ante los internos de gozar de impunidad para cometer cuantos asesinatos les viniera en gana y amenazaban a los muchachos con que “les pasaría lo mismo que a Iliass si no guardaban silencio”. El director del centro estaba también al tanto de estas amenazas de los vigilantes y los dejó continuar con esa delictiva actitud. Con su cómplice decisión de mantener en sus puestos de trabajo a los presuntos homicidas, Manuel Madrid les dio carta blanca para que pudieran seguir adelante con sus torturas y les confirmó el amparó ante un nuevo crimen como el cometido en la persona del menor marroquí.

El Estado apoya económicamente las actividades de GINSO

GINSO recibe subvenciones de tres instituciones españolas: Comunidad de Madrid, Gobierno de España, a través del Ministerio de Bienestar Social, y Junta de Andalucía. Las tres han sido requeridas para que valoren el presunto asesinato de un menor y comuniquen las cantidades que GINSO ha cobrado desde su creación en el 2001 y ninguna ha respondido hasta el momento.

Por su parte, el gabinete de prensa del Ministerio de Justicia, a pesar de haber sido requerido en dos ocasiones para que ofreciera datos de los presuntos criminales y sus cómplices (emails con fechas 12 y 18 de junio), también ha guardado silencio, con lo que la complicidad institucional del Ministerio de Justicia con la criminal política de GINSO queda en evidencia.

Premios concedidos a GINSO

El 25 de octubre de 2011, GINSO recibió el premio a la iniciativa social del periódico digital Madridiario. No en vano, esta asociación sin ánimo de lucro dispone de dos centros de internamiento y salud mental para menores en su territorio. Nieves Herrero y Constantino Mediavilla, entregaron el galardón a la Asociación GINSO. En el acto participó también el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda y el presidente de GINSO, Alfredo Santos. En junio del mismo año Javier Guerrrero entregó, en nombre de la Consejería de Presidencia de la comunidad madrileña, el premio Nacional de Juventud a GINSO.
Puestos en contacto con el director-presidente de la publicación Madridiario, Constantino Mediavilla, éste ha declarado que se niega a retirar a GINSO el galardón que le concedieron porque, desde su punto de vista y a pesar de la evidencia del video y las escalofriantes declaraciones de los internos, en los centros de GINSO no ha habido ningún crimen ni se practica la tortura.

Repercusión internacional

La noticia ha traspasado ya fronteras y ha sido tratada en prensa internacional. El periodista Nicky Harley, del N.World, compara el asesinato de Ilias con el de George Floyd en EE.UU (https://www.thenational.ae/world/calls-for-spanish-investigation-into-death-of-iliass-tahiri-after-video-emerges-of-him-restrained-in-custody-1.1035087). En Marruecos, el país del que Iliass Tahiri es originario, la Moroccan League for the Defence of Human Rights ha exigido al gobierno español que abra una investigación criminal para esclarecer las circunstancias en que el menor magrebí fue asesinado.

Denuncia de CCOO contra GINSO

CCOO ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la situación que se está viviendo en estos centros y de los que “siempre, los más perjudicados son los menores, quienes no deberían verse afectados por la mala gestión de una empresa que incumple sistemáticamente los pliegos administrativos que sustentan su contrato con la Junta, viola los derechos laborales y sindicales de sus trabajadores, y pone en riesgo la reeducación e integración efectiva de estos menores, ya que se han dejado de realizar trabajos familiares o terapias debido a la nefasta gestión de los recursos humanos”.

ESTE ES UN REPORTAJE DE INVESTIGACION DEL QUE ES RESPONSABLE EL PERIODISTA QUE LO FIRMA. EXISTE UNA FIDEDIGNA DOCUMENTACIÓN SOBRE TODOS LOS DATOS Y HECHOS QUE SE REFIEREN A DISPOSICIÓN DE CUANTOS LA REQUIERAN.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar