Hablamos sobre… Los tres agostos de Luis el Sastre

Redacción. LQS. Septiembre 2020

Nos sentamos a hablar con Luis S. Fernández, amigo de esta web y compañero de mucha luchas, activista del memorialismo madrileño, es presidente/coordinador de la Asociación “Mesa de Memoria Histórica del Distrito de Latina” de Madrid

Luis es el nieto de Luis el Sastre, y sobre la historia de su abuelo acaba de publicar un libro en el que le rinde un sentido homenaje y recupera su figura para la memoria histórica colectiva del estado español.

En Los tres agostos de Luis el Sastre* nos relata la historia real de Luis Fernández Aguado, que fue el primer alcalde republicano de Fuenlabrada (Madrid), fusilado por el fascismo el 9 de agosto de 1940. En sus páginas aparecen, además del protagonista y su familia, lo que fue el pueblo durante los años de la II República, los problemas a los que se enfrentó el protagonista, su actividad, así como los falsos amigos, los delatores, los falsos jueces, los culpables de su asesinato… Es la vida de un hombre que peleó hasta el final por sus ideales y por mejorar las condiciones de vida de sus convecinos más necesitados…

LQSomos: ¿Cómo germina la idea de hacer este libro?

La idea surge a raíz de la curiosidad de mi prima hermana, Maria del Pilar, Maripili para la familia, que un día se le ocurrió poner el nombre del abuelo en el buscador de Google.
Salió, entre otros muchos resultados, uno que nos llevaba al libro que escribió Mirta Núñez Diez-Balart y Antonio Rojas Friend «Consejo de Guerra» y ahí aparecía el nombre de mi abuelo, con otros datos, entre ellos el número de expediente de la causa general.
A partir de entonces empezamos a interesarnos, aún más, por la historia verdadera de mi abuelo.
Yo disponía de sus cartas, las que escribió desde las diferentes cárceles por las que pasó, sobre todo Yeserías y Porlier, y todo esto sumado a que disponía de tiempo al haberme prejubilado de mi trabajo, me animó a lanzarme a la búsqueda de datos y hechos para ir formándome una idea de la historia real de Luis el Sastre, mi abuelo. Mi prima disponía de los recuerdos orales de sus tías abuelas, hermanas de mi abuelo que convivieron con ella varios años.
Según iba descubriendo cosas, empezó a rondarme la idea del libro, y aquí está.

LQSomos: ¿Lo ocurrido a tu abuelo y a tu familia durante aquellos terribles años, ha sido algo que hayas vivido y te hayan contado durante tu infancia y juventud, o ha sido una especie de descubrimiento reciente para ti?

Realmente en mi familia, como en la inmensa mayoría de ellas, imperaba la ley del silencio. Mi padre no quería hablar casi nunca del suyo y cuando lo hacía de forma muy escueta y contundente «el abuelo murió en la guerra» y yo me hice a la idea de que lo había hecho en una batalla en el frente de Madrid o defendiendo Fuenlabrada, lo que menos me esperaba era que hubiera sido fusilado por sus ideas diferentes a las de los vencedores. Cuando me enteré de la realidad, me dio un vuelco la vida, hablé con mi padre y me dijo que tenía guardadas las cartas que antes he citado, y me las puso en las manos haciéndome prometer que hasta que él no muriera no dijera nada a nadie de la existencia de esas cartas. Cosa que cumplí a rajatabla.
Pasado un tiempo de la muerte de mi padre, ocurrida en enero de 2007, abrí el tubo de latón que contenía los escritos de mi abuelo, delante de mí tenía un tesoro de 80 años de antigüedad, la letra de mi abuelo contando sus avatares en la cárcel y las tres últimas y desgarradora cartas de Capilla a su mujer, a sus hijos y a su madre y hermanos.

LQSomos: Tu abuelo, el primer alcalde republicano de Fuenlabrada, fusilado el 9 de agosto de 1940, ¿ha tenido algún tipo de reconocimiento por parte del ayuntamiento o las instituciones?

Parece increíble que siendo socialista mi abuelo, institucionalmente, y a día de hoy, no a tenido ningún reconocimiento siendo mayoría socialista la que gobierna allí. Hace un par de años se pusieron en contacto el Ayuntamiento de Fuenlabrada con mi prima y conmigo a raíz de un tuit que publiqué en el aniversario de su asesinato.
Fuimos al Ayuntamiento y ahí nos hablaron de ponerle el nombre a una calle, una Stolpersteine (1), o algún otro reconocimiento tanto a él como a otros vecinos fuenlabreños asesinados en Gusen y en Mauthausen, creo recordar.
Unidas Podemos presentó en 2019 una moción para cambiar el nombre del antiguo ayuntamiento, hoy Espacio Joven La Plaza, para poner el nombre de mi abuelo a ese edificio. Esa moción fue tumbada por la mayoría socialista que gobierna Fuenlabrada.
El único reconocimiento que ha tenido mi abuelo fue el que le organizaron, también, los compañeros de Unidas Podemos, en las fiestas del pueblo en el año 2019 que fue muy emotivo y cariñoso tanto para mí, personalmente, como para mi familia que asistió al mismo.

Podemos y debemos cambiar el pasado y podemos y debemos honrar a quienes se lo jugaron todo por devolvernos la democracia que otros nos robaron…

Betty Boop hecha por Luis El Sastre, en la cárcel de Porlier, 1940

LQSomos: ¿Por qué fusilaron los fascistas a tu abuelo? ¿Qué quiso hacer e hizo como alcalde en el pueblo?

El motivo real de por qué lo asesinaron sólo lo saben ellos, nosotros pensamos que los principales fueron, además de la ideología, la venganza y la envidia.
Venganza porque hizo el bien a muchos paisanos, los más desfavorecidos (eso se puede ver y demostrar con las actas de los plenos del ayuntamiento donde quedaron reflejadas sus solicitudes hacia los pobres del pueblo) y eso a los poderosos, a los caciques les sentó bastante mal, tocaba sus cuartos y mejoraba los bolsillos y la cultura de sus peones y trabajadores y eso no les gustaba nada.
Y envidia porque era una persona que era muy querida por la vecindad por ser muy cercana a ellos, y le sonreía la vida: era feliz con su negocio, su familia y sus hijos y amigos. Eso a la derecha como que no les gustaba, como se puede también demostrar en los documentos de denuncia por los que fue detenido y que figuran en la causa general.
En el libro desmontó cada argumento de esas falsas denuncias.

Como alcalde, y según consta en las actas de los plenos, mi abuelo instó a construir dos escuelas (con posterioridad las derechas dedicaron esos terrenos para casa cuartel de la guardia civil, hoy en día Casa de la mujer); encargó las obras a la gente del pueblo, en vez de contratar a gente de fuera; en fiestas tanto toros, toreros y músicos pedía que fueran también de la localidad para evitar gastos de mantenimiento al ayuntamiento; aumentó las listas de beneficencia para la gente más pobre del pueblo (y quitó a la guardia civil de ella, nadie sabía por qué la benemérita tenía privilegios sobre la población); peleó con la iglesia para que cumpliera la ley estatal de devolver los cementerios al ayuntamiento, y así muchas cosas más, siempre a favor de los más débiles, lo que le causó varias enemistades que a la postre fueron decisivas en la suerte que corrió ya que fueron las que le denunciaron y mintieron en sus declaraciones a la policía y a la guardia civil.

LQSomos: Parece que la principal base de documentación ha sido el propio archivo familiar: cartas, cuadernos, fotos, cuidadosamente conservados. ¿Has tenido acceso a otras fuentes de información? ¿Archivos oficiales? ¿Personas que conocieron y compartieron vivencias con tu abuelo?

Sí, por supuesto que sí, he visitado los archivos de Salamanca, Ávila, Alcalá de Henares, Paseo de Moret en Madrid y el archivo del propio ayuntamiento de Fuenlabrada, donde he contado con las mayores facilidades y ayudas por parte de todos y en especial de Luisa a la que nombro y doy las gracias en el libro porque sin ella y su ayuda le faltaría una pata al mismo.
Y he tenido la suerte, la satisfacción y la emoción de haber estado y hablado con varias personas que conocieron a mi abuelo y que me han contado cosas y anécdotas de él, en especial Francisco Fernández «Paco el concejal» hijo de Mariano Fernández, juez de Paz de la época de mi abuelo y que figura en el libro. Las otras personas no me dieron permiso a que aparecieran en él y no aparecen, pero si lo que me contaron.

LQSomos: La publicación cuenta con el prólogo de la prestigiosa historiadora Mirta Núñez Díaz-Balart, y dos introducciones de la mano de Pablo Mayoral (La Comuna, presxs del franquismo) y Arturo Peinado (Foro por la Memoria). ¿Confortan estos avales como un reconocimiento a tu investigación?

Por supuesto que sí, pero figuran como prologuistas sobre todo porque tengo el orgullo de contar con su amistad y luego de ser quienes son: tres de los puntales básicos de la memoria histórica a día de hoy.
Que personas tan importantes en la lucha memorialista sean los que prologuen tu obra es un punto más a favor del mismo y le da cierto caché al mismo. Es una auténtica gozada y un verdadero honor contar con su aportación.
A cada uno de ellos les conté la idea del libro y los tres me «empujaron» a escribirlo, me hicieron ver el tesoro que tenía en mis manos con las cartas de mi abuelo.
Al final les hice caso y el libro es en parte culpa suya también. Les estaré eternamente agradecido.

LQSomos: En el libro también cuentas con las ilustraciones del artista J. Kalvellido, ¿cómo surge esta idea de colaboración?

Pues como todas las grandes cosas de la vida, por una simple casualidad. Una de las compañeras de Unidas Podemos que componen el grupo municipal en los plenos, Tania Pasca, es la compañera sentimental de Juan Kalvellido.
Tania le informó a Juan de mi idea de hacer el libro y le facilitó mi contacto. Juan me escribió un WhatsApp….
Y a partir de ahí empezó todo, hablamos, se ofreció a hacerme los dibujos del libro, muchas charlas, escritos, fotos, etc, etc… y de ahí surgió una gran amistad que seguimos manteniendo hoy a pesar de la distancia.
En el homenaje que antes he citado Juan tuvo a bien regalarme un cuadro que compuso en honor a mi abuelo y que me entregó en persona en el mismo y que figura en un espacio preferente de mi despacho junto con el cartel del homenaje de UP
Luego empezamos a hablar a ver qué y cuántos dibujos haría para el libro y ahí están, un lujo para mí haber contado con el trabajo desinteresado de ese artistazo que es Kalvellido, un auténtico crack.

LQSomos: Con la manipulación histórica de la II República, el encubrimiento del franquismo, la Transición adulteradora… ¿eres consciente de la importancia del legado que aportan estos testimonios?

Sí, lo soy, y me alegro de que me hagáis esta pregunta porque soy de los que piensan que todos estos datos, llámense papeles, entrevistas, etc., deben salir a la luz para que impere la verdad, la única verdad y no la que nos han hecho creer. Y a las pruebas me remito, si no hubiera indagado en la vida de mi abuelo el día de mañana quedarían únicamente los datos tergiversados y malintencionados de la causa general.
Toda persona que tenga conocimiento e información acerca de sus familiares asesinados o desaparecidos deberían hacer lo mismo, como mínimo para lavar el honor de personas.
Podemos y debemos cambiar el pasado y podemos y debemos honrar a quienes se lo jugaron todo por devolvernos la democracia que otros nos robaron. Hay que empezar a saldar esa deuda histórica que tenemos con nuestras familias, es nuestra tarea pendiente y ahí es donde se empezarán a cerrar las heridas de una vez por todas.

LQSomos: Verdad, Justicia, Reparación… ¿Dónde estamos hoy? ¿Qué necesita el movimiento memorialista para hacer realidad esos tres derechos?

Otra pregunta muy importante e interesante, estamos donde la ley de Amnistía del 77 nos deja estar, maniatados. Es una vergüenza que tengan que juzgar a los asesinos países diferentes al nuestro.
Si queremos avanzar hay que derogar esa vergonzosa ley, mientras siga en vigor es un aval para los jueces, es una carta blanca a la que se agarran como lapas, y más viendo lo que le pasó al juez Garzón…
Y otro punto sería conseguir la derogación de los juicios y condenas fascistas, es vergonzoso que hoy mi abuelo siga teniendo en la actualidad ficha de delincuente, cuando todo el mundo conoce el carácter de farsa que tuvieron aquellos seudojuicios.
El movimiento memorialista lo que necesita es savia nueva, gente más joven que la actual porque lo que parece que quiere la derecha española es que todos los abuelos de la memoria vayan muriendo y de esa forma acabar con esta gente «tan molesta»
Por suerte hay bastante juventud que empieza a involucrarse en el tema y varios periodistas que se encargan de darle altavoz mediático, también muy necesario, para que la lucha continúe hasta que todos los represaliados, en sus múltiples formas, bebés robados, exiliados, deportados, cunetas, fusilados, etc. etc. tengan la justicia y la reparación que merecen y eso solamente se puede conseguir con la verdad.

De momento el libro ya esta a la venta, pero con las circunstancias de la pandemia se van suspendiendo todas las presentaciones previstas. Nosotras de momento sugerimos su lectura y seguiremos a la espera poder difrutar de la presentación del libro de forma viible.

¡Gracias Luis!

Notas:
1.- http://loquesomos.org/soria-ya-tiene-preparadas-sus-stolpersteine/
* Ficha técnica:
LOS TRES AGOSTOS DE LUIS EL SASTRE. Primer alcalde republicano de Fuenlabrada
Autor: Luis S. Fernández, Prólogo de Mirta Núñez Díaz-Balart. Ilustraciones de Juan Kalvellido
EL GARAJE EDICIONES. Colección Documentos Sociedad
230 páginas. Formato: 13,5 x 19,5 cms. ISBN: 978-84-121087-2-9 Precio: 15 euros.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en “Hablamos sobre… Los tres agostos de Luis el Sastre

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar