Instituto de España, desde la ilegalidad del franquismo

Instituto-Espña-LoQueSomosCristina Calandre Hoenigsfeld. LQSomos. Abril 2016

El Instituto de España, obtiene el certificado de “Sistema de Gestión de Calidad” de ARNOR (1), para mejorar su imagen

El tres de noviembre del 2015, el Instituto de España, obtuvo el Certificado de su Sistema de Gestión de Calidad, AENOR ISO 9001-2008.
Es normal preguntarse para que una corporación de derecho público, cuya principal misión, es coordinar a las Reales Academias, y que está prácticamente vaciada de contenidos, encarga un costoso certificado de sistema de gestión de calidad, que normalmente se solicita para mejorar la imagen de la empresa o corporación, para mejorar su imagen en el mercado, afianzar su posición, aumentar la satisfacción de los clientes, mejorar la gestión de la calidad en sus procesos, etc.

Recordemos la historia franquista de este Instituto de España, nacida de la ilegalidad del golpe de Estado dado a la II República por los franquistas, el 18 de Julio de 1936:

Las Reales Academias, que provenían de la Ilustración, permanecieron durante la II República, pero sin el adjetivo de “Reales”. Al comienzo de la Guerra Civil, fueron suprimidas por un decreto firmado por Azaña, y el Ministro de Instrucción Pública, el comunista, Jesús Hernández, (Gaceta de Madrid, 17 de setiembre 1936) en donde se decía “…eran instituciones que habían tenido su razón de ser en otras épocas… Pero que han quedado anquilosadas… los edificios y patrimonio pasan al Ministerio y todos los miembros de las academias cesaran en sus funciones… Se crea el Instituto Nacional de Cultura…”

Mientras tanto, desde Burgos, donde se encontraba el gobierno ilegal franquista, y a propuesta del Ministro Monárquico de Educación, Pedro Sainz Rodríguez (que ya había colaborado en el golpe del 17 de Julio de 1936, con la compra de 40 aviones a la Italia fascista) por un Decreto de 8 de diciembre de 1937, día de la Inmaculada Concepción, se crea el Instituto de España, bajo el cual estarán las ocho academias, que recuperan lo de “reales”, y cuya primer sesión, presidida por José María Pemán, tuvo lugar en Burgos, el 27 de diciembre de 1937.

La normativa reguladora del IE se desarrolló en otro decreto de 1 de enero de 1938, y posteriormente, el 19 de mayo de 1938, hubo otro decreto, de nuevo firmado por Pedro Sainz Rodríguez  (2) y Franco, atribuyendo al IE la facultad de dirigir la alta cultura y la investigación en España, y al que se transfería los servicios y patrimonio de la “Disuelta Junta para Ampliación de Estudios”, que queda disuelta por este Decreto (artículo 7º).

Pero esta Junta para Ampliación de Estudios (JAE), siguió activa en los territorios republicanos de Madrid, Valencia y Barcelona, con los grandes científicos, implicados en la defensa de la legalidad republicana, y bajo la Constitución de 1931.
Uno de ellos, mi abuelo, el eminente Dr. Luis Calandre Ibáñez, fue nombrado subdelegado en octubre de 1938, por el Secretario de la JAE, Tomas Navarro Tomas.

En la Orden posterior de 24 de marzo de 1939, (todavía no había finalizado la Guerra Civil), se aprueban los estatutos, y el 26 de abril de 1939 (BOE 28 de abril) un nuevo Decreto, por el que se crean nuevos institutos de carácter científico, en base al decreto de 19 de mayo de 1938.
Con la creación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), por ley de 24 de Noviembre de 1939, el IE, pierda la mayoría de sus atribuciones, y el patrimonio de la JAE pasa al recién creado CSIC, que en su génesis arrastra la ilegalidad de la disolución de la JAE el 19 de mayo de 1938.

En el Real Decreto de 17 de septiembre del 2010, (BOE 18 de septiembre) se regula el IE, reemplazando su origen como agrupación de académicos por la de una corporación de Academias.

Cuando se refiere a las derogaciones que implica este Decreto, hace referencia a varios Decretos, el de 1937, el de enero de 1938, abril de 1947, pero se olvida del decreto de 19 de mayo de 1938 y el de 24 de marzo de 1939 y del de 28 de abril de 1939. ¡Que causalidad, son los que hacen referencia a la JAE, su disolución y sus bienes traspasados!

Y llegamos al Certificado de “Sistema de Gestión de la Calidad” concedido en noviembre de 2015 y presentado en público el 15 diciembre del 2015, en la sede del Instituto de España, en la calle San Bernardo 49, y que tiene como fecha de caducidad el 14 de Septiembre de 2018.

Y aquí van algunas de las incomodas preguntas, que seguro no se hicieron los auditores:
¿Habrán tenido en cuenta los auditores de AENOR, que entre los académicos, hay personas requeridas por la justicia argentina, por crímenes contra la humanidad?

¿Se habrán dado cuenta, que entre los académicos históricos, en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, están personajes, manifiestamente antisemitas, como Ramón Serrano Suñer y Manuel Fraga Iribarne?

¿Que desde la Real Academia de la Historia, se hizo un costoso diccionario biográfico, criticado por la mayoría de los historiadores, por su falta de rigor e imparcialidad?

¿Que desde la Real Academia de Medicina, se oculta, a través de discursos de sus académicos, que en España hubo durante la guerra civil una grave epidemia de malaria, en los frentes de Madrid?

¿Qué desde la Real Academia de Farmacia, se oculta, igualmente dicha epidemia de malaria y su exitoso tratamiento?

¿Que desde la Real Academias de Bellas Artes, se apoya con actos, la rehabilitación que tuvo lugar en la Residencia de Estudiantes, durante los años 1990-2001, en donde se medió destruyo un refugio antiaéreo, construido por la II República, debajo, y cuando dicho lugar tenía la máxima protección como BIC desde 1978?

Que el actual Instituto de España, (al no haberse derogado en el 2010, el decreto ilegal de 19 de mayo de 1938, que supuestamente disolvía a la JAE), va contra la propia web del Congreso de los Diputados (3), que pone claramente, en su apartado histórico de sesiones, que la Constitución Republicana estuvo vigente hasta el final de la guerra, el 1 de abril de 1939.

En conclusión, este certificado, aparte de costarnos al contribuyente, ya que el Instituto de España, se financia con cargo a los Presupuestos del Estado (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte), pretende dar una buena imagen de una institución, vacía de contenido (eso sí, con un gran edificio señorial) poco transparente y que agrupa a unas Reales academias, que estando bajo el Alto patronazgo de Felipe VI (artículo 62 de la Constitución) son intocables y guarida de algunos indeseables, que este certificado pretende proteger.

Notas:
1.- El Instituto de España obtiene el Certificado de su Sistema de Gestión de la Calidad AENOR ISO 9001
2.- B.O.E. 28 de mayo de 1938
3.- Congreso de los Diputados. Diario de Sesiones

Más artículos de la autora

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar