¡Viva la caverna! !Viva la impunidad!

Una Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, antisemita y fascista.

Nos quejábamos de que en la Real Academia de la Historia, había académicos como Luis Suárez, franquistas recalcitrante, perteneciente a la Fundación Francisco Franco y a  la hermandad del Valle de los Caídos, pero al lado de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, se queda pequeño, en cuanto a representantes del fascismo.

Las 8 Reales Academias fueron creadas por el gobierno ilegal franquista desde Burgos, y fueron agrupadas bajo el Instituto de España, institución también creada ilegalmente en diciembre de 1937 por el gobierno golpista, y a la que fueron a parar los bienes de la presuntamente disuelta republicana Junta Para Ampliación de Estudios (JAE), que funciono hasta 1939, con grandes científicos, como mi abuelo, el Dr. Luis Calandre Ibáñez.

Posteriormente el 24 de noviembre de 1939 (BOE de 28 de noviembre) se crea por Ley de Franco  el CSIC, a donde se trasladan el patrimonio de dicho Instituto de España, incluidos los de la JAE.  Todo ello, producto de leyes ilegales franquistas, y que todavía no han sido anuladas.

¿Que podíamos esperar de estas instituciones, nacidas de la impunidad  franquista?Pues más  impunidad, como vamos a ver a continuación.

 El más llamativo resultado de su ignominia,  es tener como académicos históricos  a los fascistas y antisemitas Ramón Serrano Suñer y Manuel Fraga Iribarne. El primero es conocido por su amistad con el director de la Gestapo Nazi, Himmler y además promulgo normativas antisemitas como la de depuración de médicos de octubre de 1939 y participo en la de paso de fronteras, que le fue aplicada a mi abuela judía polaca, Rosa Hoenigsfeld en agosto de 1939, y mando a miles de españoles a morir en los campos de exterminios nazis.

Fraga Iribarne, dio un Pregón de Semana Santa en Zamora en 1971, en donde arremetía  y nos condenada a los judíos y sus hijos para la eternidad, después de que se conocía el Holocausto en donde fueron exterminados 6 millones de judíos, entre ellos 18 antepasados míos. A esto le llamo yo “caridad cristiana”.

Por lo anteriormente expuesto, primero me queje al Presidente del Instituto de España, Sr. Bonet Correa, (que depende administrativamente del Ministerio de Educación) solicitando la revocación de esos galardones a ambos personajes antisemitas, pero como no recibí contestación, hice una petición oficial a la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados, solicitando lo mismo, incluida que se retirara el nombre de Fraga Iribarne a una de las salas del Congreso.

Mi argumento se basaba en que no era consecuente, por un lado:

a) Honrar al Holocausto judío, conmemorando el día oficial del Holocausto en enero, que el rey Juan Carlos hubiera honrando a las víctimas judías del Holocausto en Yad Vashem, Israel, que España perteneciera al grupo “International Remembrance Alliance” (para el estudio y homenaje del Holocausto), que se fuera a incluir el estudio del Holocausto judío en la Lomce, Ley  de educación, y finalmente que se fuera a penalizar en el código penal su negación ó trivialización.

b) Y que por otro lado se mantuvieran esas medallas y reconocimientos como académicos de Serrano Suñer y Fraga Iribarne, manifiestos antisemitas y racistas,  cuando las academias están bajo el alto patronazgo del Rey, el mismo que rindió homenaje a las víctimas judías del Holocausto.  

 Supongo que me contestaran negativamente, como ocurrió el año pasado,  con el mismo tema en el Senado, donde se encuentra un busto del Manuel Fraga, y  donde tuvo lugar el día de la Memoria de las víctimas del Holocausto.

Recientemente ha salido en la prensa la noticia del ingreso de Rodolfo  Martin Villa en la Real Academia de Ciencias Morales, con la medalla nº 28 que ostentó anteriormente Fraga Iribarne. Hizo Martin Villa, un discurso, alabando la Transición y sus protagonistas como él mismo, definidos como “europeístas  y liberales”. Le contesto Herrero de Miñon, otro de los grandes defensores de la Transición y su Constitución monárquica en la que fue participante.

 Estuvieron  presentes  grandes personalidades del régimen, como Aznar, su mujer,  Ana Botella, Narcis Serra, Bono, Esperanza Aguirre, monseñor  Rouco Varela (también académico de esa academia), Ramón Tamames, Landelino Lavilla, el también leones y académico Fernando Suarez (y también posible  imputado en la Querella Argentina). 

Lo que no se dijo en dicho acto académico es que Martin Villa va a ser imputado en la Querella Argentina contra el franquismo, acusado por   perpetrar el asalto de la policía a la iglesia de San francisco en Vitoria el 3 de marzo de 1976 (entre otras cosas), en donde se celebraba una asamblea, 6000 trabajadores estaban en huelga,  con el asalto de la policía asesinaron a cinco trabajadores y hubo cientos de heridos. Sera un superviviente,  Andoni Txasco  el que dará su testimonio a la jueza argentina en los próximos días en Buenos Aires.

Me parece mucha casualidad que ingrese en la Real Academia de ciencias “Morales” (sic) y Políticas Martin Villa, justo cuando van a declarar contra el en Argentina.

Opino que esa Academia, nacida (como las otras siete) de la ilegalidad del golpe de estado a la II República, da cobijo a personajes de dudosa catadura moral  y política, viendo el caso como  de Serrano Suñer y Fraga Iribarne, Martin Villa, etc.

Su actual director, Marcelino Oreja Aguirre, marques de Oreja, tras su puesto como  Comisario de la UE, estuvo  de presidente de la empresa FCC, justo cuando se hacia el final de  la rehabilitación ilegal, (año 1999-2000)  por esta empresa  de la Residencia de Estudiantes,  pues dado que teniendo la máxima protección como Bien de Interés Cultural, destruyeron un refugio antiaéreo que se construyó en 1937 para proteger a los enfermos de malaria del Hospital de Carabineros, situado en dicho Residencia y que fue dirigido por el Dr. Calandre, mi abuelo.

En  el año 1990 se firmó el contrato entre FCC y la Fundación Residencia  (presidida entonces por el Ministro de Educación,  Alfredo Pérez  Rubalcaba) y no se imaginan quien fue de representante de la empresa: pues un hijo de Serrano Suñer. La rehabilitación fue ilegal y financiada por Patrimonio del Estado, esto es por todos nosotros, y el negocio fue “legal” y redondo para FCC.

Un  sobrino de  Marcelino Oreja, José Mayor Oreja, estuvo muchos años en FCC, pero recientemente fue  retirado de la empresa, por su vinculación con los papeles de Bárcenas. Su hermano Jaime Mayor Oreja, desde su puesto de europarlamentario del PP, se negó a condenar el franquismo.  

No debe pues extrañarnos que Serrano Suñer este en una institución, la Real Academia de ciencias morales, presidida por Marcelino Oreja, pues como hemos visto, las familias son viejas conocidas.

Por lo que podemos concluir:

Suyos fueron el fascismo, suya la dictadura y suya es la democracia, hasta que llegue: ¡La III República¡

Rodolfo Martín Villa, nuevo académico de número

Más artículos de la autora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar