La propuesta del mediador no despeja el futuro de Iberia

En el día de hoy, 6-3-2013, se ha hecho público la propuesta del mediador, D. Gregorio Tudela Cambronero, que como era de esperar, no aborda el problema de fondo de Iberia, y por lo tanto no garantiza el futuro de la Empresa.
La propuesta del mediador mejora sustancialmente la propuesta de la dirección de Iberia-IAG, incluso la de algún sindicato, y reduce el número de despidos a 3141, 700 menos que la propuesta de la empresa.
Sin embargo no entra en el meollo del asunto, como es la absorción (que no fusión) de Iberia por British, a través del tinglado IAG, como ha reconocido el propio Willie Walsh hace unos días en  “ The Telegraph”.
La propuesta no entra tampoco en la recuperación de las líneas rentables cedidas, y que se siguen cediendo a British, y a empresas de bajo costo, como Iberia Express, Vueling, Airnostrum, etc…, ni en los sueldos millonarios de los directivos de Iberia-IAG, a la par que sí plantea la reducción salarial de los trabajadores un 7% en tierra y un 14% en vuelo. El mediador propone prolongar el actual ERE hasta el 31 de diciembre del 2015, como no podía ser de otra manera, ya que otro ERE sería ilegal, estando vigente el actual. Y hasta esa fecha también, continuar con Mantenimiento de Aviones y el Handling.
En definitiva, la propuesta del mediador, que mejora sustancialmente las propuestas de la dirección de Iberia y de algunos sindicatos (propuestas de sindicatos que se conocen no porque hayan informado, ni mucho menos sometido a votación de los trabajadores, sino porque se conocieron por algún medio informativo por declaraciones de algún portavoz), lo único que hace es prolongar la agonía de la empresa y de los trabajadores hasta el 2015.
Y el mediador no ofrece la única alternativa posible, porque no puede, porque es una alternativa política que corresponde exclusivamente al Gobierno realizar, como accionista mayoritario de Iberia, y por responsabilidad política en defensa de las necesidades y dignidad del país.
Esa alternativa es la nacionalización de Iberia, acabar con la absorción de Iberia por British, y llevar a los tribunales a los que han mal vendido y especulado con Iberia.
Ni el Gobierno, ni el Parlamento, ni los partidos políticos pueden seguir mirando para otro lado, y ahora, escudándose en la propuesta del mediador, lavarse las manos como Pilatos, y permitir la liquidación de Iberia, aunque sea por la vía de la prolongación de la agonía hasta el 2015.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar