La «enfermedad» de Hugo Chávez y … ¿los gringos?

La injerencia gringa en el continente latinoamericano. 
 
Algún día sabremos toda la verdad aunque millones intuimos lo sucedido.
 
El problema que en este momento tienen los gringos –y siempre lo han tenido y lo van a seguir teniendo, -es “convencer” a los latinoamericanos y al mundo… de que ellos no están detrás de la enfermedad que le llevó a la muerte al Presidente Hugo Chávez. Ya recae silenciosamente sobre ellos y se les endilga indirectamente la responsabilidad sobre la enfermedad.  No son meras especulaciones, es casi una afirmación. Decirlo parece  un disparate. Y es que, siempre que se ha denunciado la injerencia imperial en algún crimen de un dirigente político de un país extranjero, siempre, ¿casualidades? Aparecen  ellos. Cuando se tiene la percepción de que ellos están detrás y se denuncia, se nos tilda de “conspiranoicos” sin embargo, y,  una vez que ellos hacen públicos o se desclasifican los archivos, terminamos teniendo razón los que vemos conspiraciones por todos lados.
 
Las subjetividad de ésta afirmación, mejor aun la locura de dicho señalamiento sólo se percibirá como tal en aquellos que, consideren descabellada lo que se afirma de entrada en esta nota, y puede serla pero solo de momento…, ejemplos de sus maquiavélicas jugarretas por parte del imperio, las hay, con tal de que su injerencia se consolide son capaces de vender su alma al diablo.  Son muchos y, corroborados,  una vez que se desclasifican sus documentos siempre terminan dándonos la razón a aquellos, que en su momento, lo denunciaran…, no pido  que se comparta la tesis de tal afirmación, si quiero, sin embargo dejar claro que las dudas en este momento invaden a muchos y, aunque sigan siendo dudas, estas dudas pueden ser tan  válidas como “reales”.
 
Hace unos días alguien dijo “joder, los presidentes de Europa están sanos” y es que si reflexionas esta afirmación, tiene su intríngulis ya que es cierto, la salud por parte de los mandatarios es casi impecable. Y allí están todos, vivitos y coleando sin que se atisbe en alguno de ellos un ápice de cualquier enfermedad sin mencionar claro está, el cáncer.  En América del Sur, sin embargo, los presidentes no parecen recibir tan atenciones sanitarias como las de los antes mencionados. ¡Oh casualidad! ¿Quiénes de los dirigentes del Sur han enfermado de cáncer? En Brasil, Lula da Silva, Dilma Roussell. En Paraguay el Presidente Lugo. En Argentina, Cristina Kirchner, y  en Venezuela, si, Hugo Chávez… y a este último ya sabemos la estima que le tenían los yanquis. 
 
Los gringos lo tienen difícil y no es que los latinoamericanos estemos todo el tiempo viendo – en cada acción o coyuntura política –  la mano de la CIA.  Es que todos los gobiernos de ese país del norte han estado metiendo sus sucias manos durante mucho tiempo en los países latinoamericanos y, cuando se les ha señalado, siempre lo han negado. En el golpe de Estado en Chile en su momento se le señaló y ellos como no, lo negaron…, 30 años después y una vez que los documentos se hicieron públicos sobre cómo se planificó el Golpe de Estado contra Salvador Allende, ¡Bingo! la mano que mecía la cama de los militares eran, si, los gringos. 
 
En argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay etc.… con la “operación cóndor” los gringos y sus títeres las burguesías y  los militares planificaron una limpieza silenciosa,  la desaparición y el asesinato de miles de comunistas y  miembros de los movimientos y sindicatos de izquierdas en la zona. Ni que decir de lo que pasó en centro América. En Nicaragua la “contra revolucionarios” y que los gringos  financiaron. Honduras y las bases militares en la zona jugaron un papel importante para tales siniestros hechos. En Guatemala con la desaparición de miles de indígenas donde los militares aplicaron la estrategia de “tierra arrasada” que no era otra cosa que masacrar, asesinar y desaparecer a miles de indígenas, militantes de izquierdas, etc. Borrando del mapa a  mas de 400 aldeas con la población incluida. Más de 40 mil desaparecidos. Por supuesto en todos estos execrables crímenes los gringos siempre negaron su participación. 
 
Por más que ahora los gringos digan que no han tenido nada que ver con la enfermedad que acabó con la vida del Presidente Hugo Chávez, no nos queda ninguna duda que tarde o temprano algo sabremos. Nosotros no señalamos a los gringos, es la historia,  son los hechos, y es que la persecución mediática son muestra del odio que le tenían y le tienen los gobiernos que como el Bolivariano de Venezuela les dice ¡Go home!….  Y es que los gringos siempre quisieron acabar con la vida de Hugo Chávez ya sea por medio de golpes de estado, incluyendo el fusilamiento en el 2002. La oposición venezolana es la que está haciendo el juego sucio, como en la época de Allende. 
 
 A estas alturas, sin embargo, los latinoamericanos no esperamos a que los gringos “desclasifiquen documentos” no es necesario, eso ya son millones lo que lo intuyen. Esa es una de las razones por la que en su propio país organizaciones que luchan por los derechos civiles si lo  reclaman. Si lo están haciendo es porque al igual que millones de latinoamericanos, también le asaltan las dudas y algo apunta a que puede ser así.  
 
Sabemos que  la CIA  ha intentado  acabar con Fidel Castro, que decir pues, ¿de los intentos con Chávez? Necios seriamos negar que pueda ser factible, y no es ficción, es realidad….  de que los gringos son capaces de utilizar cualquier artimaña para hacerse con el control de los países. Si donde llegan, región o país  tiene petróleo, harán todo lo que esté en sus manos para hacerse con el control de tan preciado líquido. 
 
Puede que sea una mera especulación, sin embargo, estas especulaciones pueden ser tan ciertas como lo fue  el golpe de estado en Chile, no tengo la menor duda. El tiempo nos dará la razón a quienes como el Che, no confiamos ni un tantito así de los vientos que vienen del Norte.
 
*No pronuncies mi nombre
 
 

 

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar