La Rosa de Foc, siempre

11 sept 1714. La barricada final ante el asalto de los mercenarios centralistas

Nònimo Lustre*. LQS. Octubre 2019

Antaño, urbanidad significaba cortesía, buena educación y politesse; hoy, esa acepción se ha perdido y esa palabra significa actualmente la condición cuasi metafísica de la ciudad. Aquí la usamos por su doble sentido y también porque las barricadas políticas sólo pueden levantarse en las ciudades [aunque parezca inimaginable que se hagan barricadas rurales, la ciencia militar deja chiquitos a los surrealistas. Ejemplo, a principios del siglo XX, en la guerra del Chaco, los contendientes ¡cavaron trincheras enmedio del desierto!]

1870. Hasta los puestos del mercado se irguieron enbarricadas

Catalunya en general y Barcelona (BCN) en particular, tienen una historia moderna trufada de barricadas -de ahí que BCN sea, desde hace más de un siglo, mejor conocida como la Rosa de Foc -la rosa de fuego. ¿Qué otra denominación podría definir a una ciudad mártir, capital de una nación aherrojada desde hace no menos de tres siglos?

Una barricada durante la Semana Trágica de 1909

Tres siglos en los que la barricada ha sido una constante histórica -bien a su pesar- para el pueblo catalán. Hoy, aquí, hic et nunc, sólo vamos a aportar unas pocas imágenes de la Rosa de Foc a lo largo de los últimos siglos o años. No serían necesarias si, como enfermos pasivos, no padeciéramos la epidemia del adanismo mediático. Es decir, esa enfermedad -seguramente, incurable y mortal- que afecta a la Brigada Acorazada Mediática (BAM) en virtud de la cual todo ocurre ‘por primera vez’ y todo tumulto es inédito. Dicho sea teniendo en cuenta que no es la peor dolencia que contagia esa mafia que dice ser ‘sólo periodista’ ¿Periodista una gentuza que sólo ve una parte del conflicto? Y me refiero a una parte, la gobiernera y/o estatal, que defienden con uñas y dientes al mismo tiempo que mienten, manipulan y hasta insultan a la más imperceptible o tímida sugerencia de los rebeldes. Pero, ¿qué podemos esperar de los estómagos agradecidos –pancistas se decía en el franquismo; ver Cercas abajo- de la BAM? Nada bueno, mejor no verlos ni en telepinturas animadas. Si acaso, constatar que los jugos gástricos, azucarados para unos y envenenados para otros, provocan un notable incremento en el bolsillo… y un ictus o alzheimer en el cerebro.

Octubre 1934. No sólo se levantó Asturias.
Julio 1936. Contra los militares y la clerigalla

Por supuesto, la revolución española -más conocida como guerra civil-, supuso el fin de la España sana y hasta bastante rebelde y el principio de esta miserable Ejpaña bazofia que dura ya 80 años. Las barricadas estuvieron presentes en BCN.

Junio 2001. Reunión en BCN del FMI-Banco Mundial (¿quién sabría distinguirlos?) para maquinar una globalización ultra-neo-liberal. Muchos de los dignatarios nada dignos no asisten por miedo a las manifestaciones. Pero éstas se realizan de todos modos.

Octubre 2019

El Gobierno se vanagloria de que “todo estaba previsto desde marzo”. Leído entre líneas: el Ejecutivo conocía con 7 u 8 meses de antelación que la sentencia iba a ser injusta y durísima -los plebeyos lo sabíamos desde que fueron encarcelados los dirigentes indepes. Para que nos prediquen no-sé-qué de la división de poderes. Mandril-Moncloa-Zarzuela, hidra de mil cabezas, controlan la BAM desde que el mundo es mundo pero tenemos internet para consolarnos -e informarnos de verdad. Nunca lo veremos en las teles ni en la prensa digital ni, mucho menos, en la de papel, pero un breve paseo por internet generalista -ni siquiera hace falta entrar en las redes sociales-, nos regala cientos de escenas, videos, gifs y fotos que no dejan lugar a dudas: policías-mossos que entran en comercios, casas y portales apaleando al personal al grito de “¡de rodillas!, ¡brazos arriba!”, cientos de heridos, cinco tuertos por el momento -los fusileros apuntan a los ojos-, varios emasculados, 11 personas en la UCI, etc. Y, entre tanto asesinato en grado de tentativa pero con todos los agravantes, hoy sólo queremos destacar una de las muchas escenas épicas protagonizadas por la Resistencia: una joven que se revuelve contra una docena de antidisturbios, la pegan más y ella más se revuelve.

El Tsunami Democràtic (TD)

Que el hediondo Presidente (en funciones; o su equipo, qué más dá) no quiere diálogo ni paz ni nada que venga de Catalunya, no sólo lo demuestra que no quiera ponerse al teléfono cuando le llama el escurridizo President Torra sino, principalemente, que encause por terrorismo a TD. Esto no es sólo guerra sucia (que también) sino prevaricación (faltar a las funciones presidenciales), mentira y postureo, dependencia de los ultra-franquistas (ay, las elecciones) y hasta mal gusto (lucirá entre los macarras de las piscinas pero es un zafio en palacio) Como todo socialdemócrata, lleva la traición en el ADN. E incluso podriamos decir que traiciona concretamente al antiguo Choe, aquel que estuvo en las barricadas del 36 -vicariamente si se quiere, a rastras de la CNT pero estuvo. [Por cierto, junto con CCOO, la actual UGT ha combatido la huelga general pero este es un dato sin mayor importancia porque hace muchos años que estos dos refugios de enchufados tienen de sindicatos lo que nosotros de obispos]

En cuanto a su ministro de Interior, ha tenido la única virtud de vociferar hasta la extenuación -propia y ajena-, que “El Estado detenta el monopolio de la violencia”. ¿Quiere, echar sal en las heridas? Cómo si no lo supiéramos de sobra… En consecuencia, ha visitado en BCN a los polis heridos (orzuelos, esguinces, varios padrastros) pero no se ha dignado tener una palabra sobre los cientos de heridos civiles. Le imita pero no le llega a Fraga, aquel genocida franquista que tuvo la desfachatez de acercarse a ver en el hospital a los heridos que Martín Villa y él habían causado en Vitoria 1976 -acercarse al cementerio de los cinco asesinados hubiera sido incalificable.

No vamos a reproducir ninguna de la millonada de documentos gráficos que demuestran la provocación, los ataques a los pacíficos viandantes, el odio a BCN y la catalanofobia en general que preside la barbarie policial. Una barbarie que viene concentrándose desde hace dos años (recordemos aquel “a por ellos oé”, tan infame como troglodita, con perdón de los cavernícolas que, seguro, eran más humanos que los invasores de BCN) y que ha conseguido que vestir, quizás inadvertidamente, una camiseta que ponga ACAB (All cops are bastards) garantiza al ingenuo algunos huesos rotos y, quién sabe si cárcel por terrorista -o, al menos, sedicioso que, por ahora, parece equivocadamente que es menos. Sólo vamos a mostrar la foto de abajo porque nos confirma que las tácticas represivas han cambiado poco en los últimos 50 años -son exactamente las mismas que en la France del mai 68.

Las policías seguirán la misma rutina sin saber que los jóvenes del 68 actuaban en un escenario general muy distinto al de los jóvenes que se han bautizado en el fuego -el foc- de la BCN actual. Para empezar, porque los mayistas éramos veinteañeros y más mientras que los guerreros de hoy son más jóvenes todavía. Tienen alrededor de los 17 -menores de edad legal- y, por ende, son cibernéticos nativos. De ahí que dominen el móvil hasta el punto de convertirlo en su única arma. Frente a ella, los perversos dignatarios sólo saben prohibir internet en las calles. ¿Y cómo? En los palacios de Mandril -zahúrdas- ya lo habrán notado… para su pesar: hoy clausuran las págs-web de TD sin percatarse de que existen páginas-espejo alojadas en cualquier otro país. Quizá deberían saber que hasta los científicos viven de páginas ‘piratas’ como, por ejemplo, la benemérita sci-hub.tw (70 millones de papers libres) Si las super-millonarias multinacionales de las publicaciones científicas no han conseguido cerrarla, otro tanto le espera al lamelibranquio Mandril con TD.
En cualquier caso, la sublevación cívica de estos días ha aflorado el abismo que siempre ha existido entre la burguesía catalana y la clase media+proletariado. Se les ha visto el plumero a los Torra, herederos directos del Pujol de la Banca Catalana y del 3%, el de los cientos de millones -si no miles-, en paraísos fiscales, y del Arturo Mas e incluso del inasible Puigdemont, obligado a parecer indepe pero menos. Por otro lado, esta sublevación ha sido la excusa perfecta de la BAM para enterrar el odioso caso Altsasu -una de las mayores canalladas de este gobierno. E incluso para que el pancista Javier Cercas gane suculentos premios literarios por una dizque novela claramente de encargo -ya defendió al rey en el 23F mediante otro encargo, léase “Anatomía de un instante” o título parecido-. Segundo encargo para este villano escribidor, ¿ofrecido en marzo 2019, justo cuando -ver arriba- Mandril maquinaba la sentencia de Marchena y la represión de estos días?

Y ahora, ¿qué inventará el Estado para controlar las manifas?, ¿se adaptará a la novedad de estas barricadas de fuego, móviles e indetectables? Desde el punto de vista legal (?), lo tiene fácil: juzgar por terrorismo a todo aquel que salga a la calle, así sea para comprar el pan nuestro de cada día. Desde el punto de vista militar, también lo tiene chupao, serial killers es lo que abunda en este país de ‘conquistadores’. Y, desde la Iglesia, ¿se atreverán a excomulgar a los manifestantes? Pudiera ser. En cuanto al urbanismo de BCN, ¿asfaltarán las aceras, eliminarán mobiliario urbano, pedirán carnet para entrar en los barrios ricos? Pudiera ser… Entodo caso, imagino a la canalla estudiando el plan que cambió París -pero quien lo estudie, recuerde que las amplias avenidas de Haussmann, idóneas para las tanquetas, no evitaron la Comuna ni el mayo 68, ni ahora los chalecos amarillos.

Otras notas del autor
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar