Las últimas jugadas de los bancos centrales

econo116El Financiero de El Garaje. LQSomos. Noviembre 2014

El miércoles 29 de Octubre a las 20h. Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal (Fed), el banco central de los Estados Unidos, anunciaba el fin de las compras de bonos federales (y otros activos). Era lo esperado. Al mismo tiempo vuelve a prometer mantener los tipos de interés próximos a cero. El total de deuda monetarizada en estos últimos años asciende a más de 4 billones de dólares. Solo ha servido para enriquecer aún más a los más ricos. Habiéndose evitado –por ahora– el colapso financiero, pasan a primer plano los planes de guerra y de acoso a Rusia, China y todo el que se oponga a la hegemonía USA.

De manera coordinada, el Banco Central de Japón, lanza el jueves 30 (en horario nocturno europeo) una nueva campaña de compra de bonos, créditos hipotecarios y de toda clase. Su economía sigue en coma, y ya que las anteriores compras no han servido para nada… doblan la dosis. Como va a haber muchos más yenes en circulación, el valor de éste sigue a la baja. En este sentido, Japón está relanzando la guerra de divisas.

Los anglosajones y japoneses intentan por todos los medios que el Banco Central Europeo tome el relevo y se lance al abismo de la compra de bonos de los estados europeos. El jueves, 6 de Noviembre, Draghi, presidente del BCE, hace malabarismos para explicar que si bien el BCE no va a comprar bonos públicos, sí que está por la labor de comprar toda clase de deuda privada para así aumentar el balance del BCE hasta unos 3 billones de euros (nivel de principios de 2012, cuando se crearon cientos de miles de millones para salvar a los bancos) desde los 2 actuales. Así que se va a monetarizar deuda (privada) por 1 billón.

Si por Draghi fuese, el BCE hubiese lanzado una campaña de compras de bonos estatales. Pero los alemanes no le han dejado. De hecho, según parece, durante los primeros días de la semana se le amenazó con obligarle a dejar el puesto. Los alemanes no se fían de este representante de los intereses USA instalado en el corazón financiero de Europa. En su rueda de prensa habla de que “hay unanimidad para tomar medidas no convencionales (compras de bonos) si la situación lo exige”. Lo que no dice es que va a ser difícil que haya acuerdo en si la situación lo exige o no. La guerra continúa.

Para entender el papel actual de los bancos centrales hay, en mi opinión, dos elementos fundamentales.
Primero, los bancos centrales ya no se centran en su papel tradicional: la banca prestaba (creación monetaria), se refinanciaba en el banco central y este respondía como última garantía de los bancos.

Desde que la economía de la deuda se ha impuesto, la creación monetaria ha pasado a estar, por lo fundamental y en cantidades astronómicas, en manos de los bancos centrales, a la vez que estos ya no garantizan (solo hasta 100 000 euros, y eso es puramente teórico) los depósitos de los particulares.

Los bancos centrales son, por así decirlo, la mano ejecutiva de las élites mundiales. Por eso se les ha hecho “independientes” de los gobiernos.

En ese contexto, nadie puede pretender que “el crédito” (el dinero que crean) vaya a la economía real. No es ese el objetivo. Tampoco nadie en su sano juicio puede creerse los “test de stress” que organiza el BCE para analizar bancos zombis, cargados hasta arriba de deuda soberana impagable.

Segundo, los Estados Unidos pretenden, a través de la Fed, llevar al mundo a una “carrera monetarista”, comparable a la “carrera armamentista” que tanto contribuyó a arruinar a la Unión Soviética. El Banco Central de Japón (y el de China) han entrado en el juego. Se resiste, por ahora, el Banco Central Europeo a pesar de que está presidido por Mario Draghi, un ex de Goldman Sachs.

Todos los bancos centrales, incluido el BCE, tienen en común que están sirviendo para organizar la mayor transferencia de riqueza de la historia de las clases pobres y medias hacia las élites dominantes y los megaricos.

La diferencia estriba hoy en que la Fed, unida al control anglosajón de los mercados, al poderío militar USA y al uso dominante del dólar en los mercados de materias primas, trabaja con el objetivo de reventar a todos los posibles oponentes de Los Estados Unidos y asegurar así su hegemonía para unas cuantas décadas más.

El BCE trabaja por supuesto en beneficio de las élites europeas (y no solo alemanas), sobre todo en el sentido de que el peso de la crisis y del cambio sistémico recaiga sobre las clases trabajadoras y medias. Eso es evidente. Pero Alemania también pretende utilizar su mandato para oponerse a los planes hegemónicos USA y consolidar la zona Euro como parte de un mundo multipolar. De ahí el conflicto.

Seguiremos atentos.

En el capítulo de las necrológicas del mes hay que destacar lo que le ha ocurrido a Christophe de Margerie, presidente de la poderosa petrolera Total, muerto el 21 de Octubre junto a dos tripulantes, en un desgraciado accidente en Moscú, cuando, saliendo de un encuentro con el primer ministro ruso Dimitry Medvedev, su avión privado se estrelló contra un quitanieves aparcado en medio de la pista de despegue, en un lugar en el que no debía de haber ningún quitanieves, en manos de un conductor borracho, que por cierto no bebía porque tenía problemas de corazón.

Christophe de Margerie se había pronunciado en repetidas ocasiones por la utilización del euro (y no del dólar) en los grandes contratos petroleros y gasísticos. Total, primera en Europa continental, es la cuarta petrolera del mundo.

¿Más cambios? Curioso lo que está ocurriendo en Francia. Además de la desaparición de De Margerie, ha dimitido Luc Oursel, presidente de Areva, líder mundial del sector nuclear, y se han anunciado cambios en EDF (primera eléctrica del mundo), en GDF-Suez, en Alstom y en el Commissariat à l´énergie atomique (CEA). Algo se cuece en el sector energético francés. ¿Tendrá algo que ver con la guerra por el gas y el petróleo?

Continuará…

Otras notas del autor

2 comentarios en “Las últimas jugadas de los bancos centrales

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar