Los Serrano Súñer y su nefasta interferencia…

 

Los Serrano  Súñer y su nefasta interferencia en la vida de mis abuelos, Luis Calandre y Esteban Hoenigsfeld.

 

Se aproxima el 76º aniversario del criminal y cruento alzamiento fascista del 18 de Julio de 1936, contra el gobierno legítimo de la II República.

 

Hace un año, con ese motivo,  no se consiguió que se investigaran los crímenes del franquismo, con la negativa a la modificación de la Ley de amnistía de 1977, ni que se condenara en el Congreso de los Diputados el golpe del 18 de julio. Me temo que algo parecido vaya a ocurrir este año, pues seguramente están esperando a que se mueran todos los responsables de esos crímenes contra la humanidad, o  que se acabe esta Monarquía del 18 de julio. 

 

Uno de esos responsables, según aparece en la lista de 35 generales y ministros que en 2008 elaboró Baltasar Garzón, fue Ramón Serrano Súñer, cuñado del dictador Francisco Franco.

 

Durante su mandato como ministro de la Gobernación, el 7 de octubre de 1939, firmó una Orden en el BOE, en la que se establecían las directrices para la depuración político-social de los médicos:

 

”… por haber servido positivamente a la obra revolucionaria, marxista, judaica, y anarquizante, en cualquiera de los sectores de la sociedad española, antes o después del Movimiento Nacional y especialmente aquellos que se hubiesen realizado aprovechando su condición de médicos…”

 

Fue la aplicación de dicha Orden ministerial, la que condenó a mi abuelo, el eminente doctor Luis Calandre Ibáñez, a no ejercer la medicina durante 5 años y a no poder tener nunca más cargos de confianza y responsabilidad.

 

Posteriormente, Ramón Serrano Súñer pasó a dirigir el Ministerio de Asuntos Exteriores hasta septiembre de 1942. Desde ese puesto estuvo totalmente a favor de los nazis alemanes durante la II Guerra Mundial, y otorgó a la GESTAPO toda clases de facilidades para que se instalaran en la embajada alemana en Madrid. Desde dicha embajada, se insistió con interés desmesurado en que se cerrara la Legación de Polonia, como podemos ver en algunas de las muchas notas verbales que enviaban a su amigo el Ministro de Asuntos Exteriores, Serrano Suñer. 

 

Como ésta de enero de 1941: “… La Embajada de Alemania saluda al Ministerio de Asuntos Exteriores, y refiriéndose a su promemoria de fecha del 16 de diciembre de 1940, relativa a la intercepción de la actuación de las llamadas “misiones polacas en España”, dirigidas contra las potencias amigas, Alemania e Italia, agradecería al honorable Ministerio una comunicación sobre el resultados de sus gestiones…”.

 

En un informe de los servicios secretos del Ministerio de Gobernación el 24 de enero de 1942, se decía: “… La emisora y receptora que está enclavada en la Legación de Polonia en Madrid tiene las siguientes características: Caja de metal negra, de 1,50 metros. La marca del aparato se llama Construcción Polaca del Ministerio del Interior. La producción de los aparatos y construcción estuvo a cargo y dependiente del Ministerio de la Guerra e Interior. Esta emisora se comunica directamente y a diario con Londres, Lisboa, Estocolmo, Berna y Ankara. Hay una igual en Barcelona y otra en Valencia…”

 

También desde la Dirección General de Seguridad, Brigada de servicios especiales, que dirigía Gerardo Caballero, se informa al Ministerio de Exteriores, el 6 de febrero de 1942: “… Organización Polaca de espionaje en Europa Central y contra Alemania en España… Actúa en España con verdadero apoyo moral y económico de la Embajada inglesa este Servicio de Información polaco, que se denomina ‘Estación de bases e intercambio de información’ que recibe constantemente agentes de Yugoslavia, Checoslovaquia, Francia, Bélgica, Holanda, Polonia e, incluso, de Alemania, y que funciona en la Legación Polaca de esta Capital…”.

 

Tras estos informes, por fin la Embajada Alemana consiguió que se “liquidara” la Legación de Polonia en España: “El Ministerio de Asuntos Exteriores saluda a la Legación de Polonia en Madrid, y tiene el sentimiento de manifestarle que, habiéndose comprobado el funcionamiento anormal de los servicios que de ella dependen en varias actividades incompatibles con los usos diplomáticos y con las actuales circunstancias políticas internacionales y singularmente la expedición de pasaportes que no concuerdan con la realidad, el Gobierno Español, se ve en el doloroso trance de acordar el cierre de las oficinas de esa Representación así como los Consulados de Polonia…”.

 

Mi abuelo, judío polaco, Esteban Hoenigsfeld, trabajó en dicha Legación en la sección de Información, pues desde la Guerra de España, en 1936, estuvo al frente del “Hogar Polaco”  y ya entonces se informaba al Cuartel General del Generalísimo: “el súbdito polaco Esteban Hoenigsfeld tiene una emisora…”.

 

Se formó Esteban (Tobías) como ingeniero eléctrico en la Escuela Superior Técnica de Viena en los años1917- 25 y en la escuela Superior Alemana de Brun, en la sección de Electrónica. Dominaba los idiomas polaco, ruso, alemán y español, y  no es de extrañar que pudiera trabajar como agente de información con dicha emisora de radio. 

 

Tras el cierre de la Legación Polaca, se informa por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores a todos sus integrantes que deberán abandonar España en 15 días. Así Esteban  –que como judío no podía volver a Polonia, en 1942, en plena aplicación de la “Solución Final” de exterminio–  tuvo que buscar avales para poder quedarse en España, donde tenía  su empresa de electricidad, IME, que no pudo recuperar hasta 1945, debido a su bloqueo por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores. 

 

La familia Serrano Súñer volvió a cruzarse en la vida de mis antepasados cuando uno de sus hijos, Francisco Serrano Súñer Polo firmara, el 19 de agosto de 1994, como representante de la empresa constructora Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), las obras de rehabilitación de la Residencia de Estudiantes, por un valor de 659.725.907 pts. Dichas obras duraron hasta el año 2000 y estuvieron plagadas de irregularidades, entre ellas la destrucción premeditada de un refugio antiaéreo construido bajo esos edificios que tienen protección máxima, como bienes de interés cultural, desde 1978. 

 

El objetivo de ese destruido refugio fue dar protección a los enfermos de una epidemia de malaria (que llegó a ser controlada casi en el 99%) y que se encontraban convalecientes en el Hospital de Carabineros instalado durante la guerra en dicha Residencia, dirigido por mi abuelo, el Dr. Luis Calandre Ibáñez, último subdelegado de la Junta Para Ampliación de Estudios en Madrid. 

 

Al destruir ese vestigio de la II República, se eliminaba n pruebas de la existencia de ese Hospital, de su importancia en la defensa de Madrid, y de la existencia de los bombardeos nazi-fascistas sobre los hospitales. 

 

Y es que seguimos con una historia manipulada por los vencedores, en la que se intenta, por todos los medios, equiparar a ambos bandos, sin diferenciar víctimas de verdugos. 

 

Nos queda la esperanza de que se acepten las proposiciones de Ley para modificar las Leyes de amnistía de 1977, presentadas el 16 de marzo del 2012 por la izquierda plural, y la Ley de la memoria del 2007, presentada el 6 de Junio del 2011, también por la misma izquierda plural. La aprobación de esas proposiciones contribuiría a resolver esta injusticia histórica del franquismo y la monarquía del 18 de julio contra la II República Española . 

 

Dr. Luis Calandre

– Francisco Serrano Suñer Polo (sobrino de Franco ), firma la destrucción del refugio de la Residencia de Estudiantes

 

Más artículos de la autora

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar