Mes de la guerra: Noticiario del Sáhara ocupado Noviembre–20

Redacción*. LQS. Diciembre 2020

Resumen de noticias del Sáhara ocupado más destacadas en el mes de Noviembre de 2020 (mes de la guerra), en torno a la lucha por la libertad del pueblo saharaui contra el colonialismo invasor de la monarquía alauita, elaborado por el blog Contramutis*.

Día 4.- El Tribunal de Casación de Rabat (Marruecos) fija el 25 de noviembre para pronunciarse sobre el caso de los presos políticos saharauis del Grupo GdeimIzik, que este mes cumplen 10 años en cárceles marroquíes. WSRW, Human Rights Watch y otras ONG internacionales piden la liberación inmediata e incondicional de estos presos, cuyas condenas han sido reiteradamente rechazadas por su desproporción y arbitrariedad.

Día 6.- La activista de Derechos Humanos Aminetu Haidar, presidente de la organización Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM), denuncia que después de 36 días sigue bajo continua vigilancia de agentes de los servicios de inteligencia marroquíes, tiempo en el que es seguida por un coche en todos sus desplazamientos, vehículo que por las noches permanece aparcado cerca de su casa, en El Aaiún.

Día 10.- Los destacados activistas saharauis Ali Saaduni y Nur Eddine Aargoubi, son secuestrados en una calle de El Aaiún, a las10 de la noche por un grupo de las fuerzas marroquíes. Son torturados y abandonados en el desierto. Los dos fueron golpeados por policías marroquíes el 18 de octubre pasado por colocar pegatinas políticas en los coches patrulla de la MINURSO para denunciar el pasivo papel de esta misión. El 10 de abril de 2019 colocaron banderas de la RASD en una glorieta de El Aaiún, por lo que estuvieron siete meses en prisión.

Día 10.- Abdallah Abbahah, preso político saharaui del grupo de Gdeim Izik, informa a su familia que ha enviado cartas a los ministros de Justicia y de Derechos Humanos marroquíes reiterando su solicitud de ver a su abogada, Maître Olfa Ouled, con la que no tiene contacto desde 2017, ni siquiera por teléfono. La letrada fue sacada violentamente de la sala de audiencias durante el juicio en 2017 y expulsada de Marruecos en 2018, sin que pudiera visitar a sus clientes en cárceles marroquíes. La familia informa que a Abdallah se le ha impedido salir al patio. El recluso, que lleva 3 años en régimen de aislamiento, ha solicitado en repetidas ocasiones ver al director de la prisión de Tiflet 2, sin recibir respuesta.

Día 13.- Los presos políticos saharauis de Gdeim Izik son objeto de prácticas agresivas y represalias en la cárcel de Kenitra. A las 9:00 de la mañana un grupo de empleados y soldados de la prisión entra en las celdas de los presos saharauis de manera provocativa, aplicándoles estrictas medidas encaminadas a despojarlos de sus derechos básicos y legítimos, como la reducción del tiempo de llamadas telefónicas a cinco minutos por semana y un control estricto de la celda de cada preso. Los familiares de los presos temen por la suerte que pueden correr ante la posibilidad de que sean trasladados a cárceles secretas en las ciudades de Temara o Sidi Sliman, en Marruecos. Los familiares piden ala Cruz Roja, al Consejo de Seguridad y a las NNUU que se trasladen allí urgentemente.

Día 13.- Masivo despliegue de fuerzas policiales, militares y paramilitares marroquíes en el Aaiún y otras ciudades del Sáhara Occidental ocupado coincidiendo con la entrada del ejército de Marruecos en Guerguerat para atacar a civiles saharauis que bloquean el paso fronterizo. Vehículos de la policía y del ejército patrullan en El Aaiún alrededor de las casas de los saharauis activistas de derechos humanos, realizando redadas; entre los detenidos se encuentran la activista proindependentista Fatimatou Dahouar y a Ajna Galli, mujer del preso político Mohamed Bani. Por la tarde, en la calle Smara grupos de saharauis se manifiestan en apoyo del Frente Polisario, cantando eslóganes contra la ocupación de Marruecos, interviniendo violentamente la policía.

Día 14.- En el segundo día de la guerra en el Sáhara Occidental desde el fin del alto el fuego tras la incursión militar marroquí contra civiles saharauis en el paso fronterizo de Guerguerat, se producen manifestaciones saharauis en las calles de El Aaiún y en otras ciudades, a pesar de las medidas restrictivas y del aumento de fuerzas militares y policiales marroquíes movilizadas en las ciudades de los territorios ocupados, donde se aterroriza a civiles saharauis. Hay violentos enfrentamientos dela policía con manifestantes saharauis en el centro de El Aaiún, en la avenida de Smara.

Día 14.-Fuerzas policiales marroquíes de paisano irrumpen en la casa de la familia Elgargar, en el barrio El Fateh de El Aaiún, agreden a los que allí se encuentran y detienen a un hijo, Ahmed Elgargar. Los padres desconocen a dónde se llevan a su hijo, ya que los agentes no revelan el motivo de su detención y reciben insultos de ellos. La familia cree puede deberse a las manifestaciones que tuvieron lugar en El Aaiún por la noche apoyando la decisión del Frente Polisario de volver a la lucha armada

Día 15.- Grupos de marroquíes invaden casas saharauis, maltratan y torturan a familias enteras y detienen arbitrariamente a jóvenes para amordazar las protestas en las calles de las ciudades de los territorios ocupados contra la ocupación marroquí y en apoyo al Frente Polisario. Hmad Hamad, vicepresidente de la ONG CODAPSO, informa de la detención arbitraria de los jóvenes Ahmed Elgargar y Mohamed Abidha la noche anterior, lo que llevó a más jóvenes a las calles exigiendo su liberación. Los dos jóvenes son víctimas de tortura y se desconoce su paradero. Según Equipe Media hay docenas de jóvenes arrestados, maltratados y torturados.

Día 16.- La niña saharaui de 12 años Hayat Moulay Ahmed Sidiya es arrestada en la escuela, en El Aaiún, y sometida a torturas psicológicas y físicas en la Dirección de Seguridad y obligada a cantar el himno marroquí, arrodillándose y besando la imagen del Rey de Marruecos, además de recibir insultos y brutales patadas en el estómago antes de ser liberada. La niña había ido a la escuela con su bata blanca en la que había dibujado una pequeña bandera saharaui, que fotografían en la escuela y que luego es publicada en periódicos marroquíes. Fuerzas marroquíes rodean la casa de la niña para evitar que los medios saharauis y organizaciones de derechos humanos la visiten.

Día 16.- Los periodistas de @Nushatta (organización de medios independiente) Mohamed Haddi y Cherif Bakhilestán siendo buscados por comandos especiales marroquíes, que registran sus casas, en El Aaiún, para su detención. Las detenciones y allanamientos están siendo una constante desde el pasado viernes con el fin de evitar las protestas y la difusión de información sobre las graves violaciones de derechos humanos que se están cometiendo contra la población saharaui, que continúa manifestándose en apoyo al Frente Polisario y por el fin de la ocupación, especialmente desde el fin del alto el fuego.

Día 16.- Continúan las detenciones, palizas, registros y allanamientos de hogares saharauis por parte de los militares y paramilitares en las ciudades del Sáhara Occidental ocupado. Agentes marroquíes vestidos de civil apalean al activista saharaui Saíd Hadad, que tiene necesidades especiales, en la avenida de Smara, en El Aaiún. En la ciudad de Dajla grupos de manifestantes son dispersados por las fuerzas de seguridad a lo que siguen registros casa por casa y secuestros. Las grabaciones son realizadas, principalmente, por periodistas clandestinos usando teléfonos móviles y siempre ocultos, pues la policía y el ejército buscan activamente a todos aquellos que intentan romper el silencio mediático.

Día 17.- Prosiguen las manifestaciones saharauis en las calles de El Aaiún y Dajla, que son reprimidas por las fuerzas de ocupación: escuadrones de motociclistas, coches de policía y fuerzas auxiliares. 25 jóvenes saharauis han sido detenidos y se encuentran en aislamiento. Agentes enmascarados o de paisano, mezclados con los manifestantes, filman a los activistas, que luego son perseguidos y arrestados. En Dajla, en el barrio de Oum Tounsi, cuyos habitantes son saharauis que fueron obligados a abandonar su aldea de Bir Anzaran, 150 km al este de Dakhla, las mujeres salen gritando contra la ocupación marroquí y en apoyo de su ejército. En Bojador 4 ciudadanos saharauis que fueron detenidos el 16 de noviembre aparecen hoy en El Aaiún.

Día 17.- Activistas por los Medios de Comunicación y los Derechos Humanos informan de la detención por parte de miembros de la gendarmería marroquí de tres ciudadanos saharauis en la zona de Hawza (Chebni Boukarsh). Los detenidos son Ayoub Al-Waaban, Moghaifri Ait Talib y Al-Mami Hajiba Al-Main, éste último de edad avanzada. Son trasladados a la ciudad de Smara.

Día 17.- La Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí (ISACOM) denuncia el secuestro de civiles saharauis por parte de las fuerzas de ocupación y el allanamiento de sus hogares como después de haber violado Marruecos el alto el fuego y provocado la guerra. Pide la intervención de la Cruz Roja para presionar a Marruecos y que respete el IV Convenio de Ginebra relativo a la protección de civiles en tiempo de guerra.

Día 18.- Las autoridades marroquíes impiden a la activista de derechos humanos saharaui Aminetu Haidar viajar a España cuando se disponía a coger un avión en el aeropuerto de El Aaiún. En un comunicado Aminetu afirma que esta medida se enmarca en la política a gran escala seguida por Marruecos contra los activistas y defensores de los derechos humanos saharauis y, en particular, los miembros de la Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí (ISACOM) que ella preside. Pide, una vez más, la retirada del ocupante marroquí y que se aplique el derecho a la autodeterminación al pueblo saharaui.

La niña de 12 años Hayat Daiya, detenida por la policía marroquí

Día 18.- Miembros de ISACOM visitan a la familia de la niña saharaui de 12 años Hayat Moulay Ahmed Sidiya -detenida dos días antes por llevar pintada una bandera saharaui en su bata, para recoger su testimonio-, pero la policía informa inmediatamente a la familia de que si había otras visitas o contactos con organizaciones de derechos humanos, habría represalias contra la niña. Según periodistas de Al Gargarat, las fuerzas de ocupación marroquíes amenazan con represalias al padre de la niña si periodistas o defensores de derechos humanos entran en la casa. Hayat está traumatizada por estos sucesos y en un estado de terror y pánico por si es secuestrada y maltratada o torturada nuevamente.

Día 19.- Minatou Dah, de 75 años, madre de la activista de derechos humanos Sultana Khaya, es agredida brutalmente por la policía en su casa: es golpeada en la espalda y boca, y la familia no puede llevarla al hospital debido al asedio de las fuerzas de ocupación marroquíes. Previamente, Sultana Khaya es detenida en un control a la entrada de Bojador, donde durante una hora padece los insultos, malos tratos y amenazas de muerte de los policías marroquíes. Regresaba a Bojador cuando fue detenida en un control de entrada de la ciudad y obligada a salir del vehículo, la golpearon, la despojaron de ropa y manipularon su equipaje y el de la esposa de su hermano, que la acompañaba, ante los ojos del primer funcionario de la policía marroquí en Bojador. Al llegar a su casa y salir la familia a recibirla, la policía rodea la vivienda y golpea a quienes allí se encuentran, incluida la madre, que cae al suelo.

Día 20.- Por la tarde, en Bojador, policías marroquíes golpean brutalmente a El Ouaara Khaya, mujer saharaui hermana de la activista de derechos humanos y miembro de la organización Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM) Sultana Khaya. El ataque se produce al abrir la puerta de la casa a su prima, que venía a visitarla. La policía, que rodea la vivienda desde el día anterior, impide ala prima entraren la casa y golpea a El Ouaara de forma tan violenta que cae al suelo con una herida en la cabeza y pierde el conocimiento.

Día 20.- El cantante saharaui Malainin Haddi Brahim, que actúa en celebraciones saharauis, es amenazado por la policía con confiscarle todo su material si acude a la boda de los periodistas Ahmed Ettanji y Nazha El Khalidi, que tendrá lugar ese fin de semana, cuando ni siquiera ha recibido el encargo de asistir. Es conocido como el “cantautor de la intifada saharaui” por su resistencia a la administración de ocupación marroquí.

Día 20.- Policías, paramilitares y servicios de inteligencia persiguen a los menores y jóvenes saharauis en las calles de las ciudades del Sáhara Occidental, a los que registran y quitan sus teléfonos móviles, represión que se ha intensificado sobre la población saharaui desde el 13 de noviembre tras la violación por el régimen marroquí del alto el fuego y el reinicio de la guerra entre el Frente Polisario y el Reino de Marruecos.

Día 20.- Mahfouda Lefkir denuncia la negligencia médica intencionada de la que es víctima su padre, el conocido activista Bomba Lafkir, un anciano con diabetes. Mahfouda, ex presa política relata en un video que durante más de una semana su padre ha estado internado en camilla sin asistencia médica en el hospital Ben Mehdi de El Aaiún, a donde fue llevado tras sufrir una fuerte caída en su casa. Al no recibir ningún tratamiento, la familia intentó ingresarlo en el hospital militar de El Aaiún pero no fue aceptado, regresando al hospital Ben Mehdi que no quiso readmitirlo. La hija del activista asegura que su padre no recibe tratamiento por ser activista saharaui “Labadil, labadil Antakrir el Massir” (“no hay otra solución que la autodeterminación”) grita Mahfoud en el Hospital.

Día 21.- La policía marroquí y paramilitares impiden la celebración del enlace matrimonial entre el presidente del grupo periodístico Équipe Média, Ahmed Ettanji, y la periodista Nazha El Khalidi fue obstaculizado por policías y paramilitares marroquíes. Unos 200 agentes rodean los domicilios de Ahmedy de Nazha y las calles adyacentes, en El Aaiún, aterrorizan a sus familiares y amigos e impiden a los invitados unirse a la celebración. El colectivo de periodistas Équipe Média lucha contra el bloqueo informativo que Marruecos impone en el Sáhara Occidental.

Día 25.- El Tribunal de Casación marroquí confirma las duras penas impuestas contra los saharauis de Gdeim Izik, el campamento de la libertad levantado a 15 kilómetros de El Aaiún en octubre de 2010 y que fue arrasado por el ejército marroquí. Las penas ratificadas son: cadena perpetua a Mohamed Bani, Abdellahi Abhah, Boutangiza Mohamed El Bachir, Brahim Ismaili, Abdalahi Lakhfaouni, Sidi Ahmed Lamjayed, Abdeljalil Laaroussiy Ahmed Sbai; 30 años a Naama Asfari, Banga CheikhyMohamed Bourial; 25 años a Mohamed Khouna Bobit, Hassan Dah, Houssein Zaoui, Hadi Mohamed Laminy Embarek Lakfir Mohamed, y 20 años a El Bachir Khada, Mohamed Tahlil yAbdellah Toubali. La Corte confirma las sentencias pronunciadas en 2017 por el Tribunal de Apelación de Rabat, HRW y AI denunciaron que los condenados cumplen penas «impuestas en juicios empañados por denuncias de tortura» basadas únicamente en sus confesiones ante la policía”.

Día 26.- El ciudadano saharaui Boudnanees detenido cuando se presenta a renovar su cédula de identidad. La policía afirma tener una orden de captura contra él, en base a supuestas confesiones de otro joven detenido, por participar en una manifestación la semana pasada. Él asegura que no participó en esa manifestación; las milicias marroquíes han secuestrado, detenido y torturado a cientos de jóvenes y niños desde el 13 de noviembre después de la violación del alto el fuego marroquí. Los interrogatorios desembocan en confesiones forzadas, para lo que se utilizan, también, los contactos de los teléfonos móviles de los jóvenes.

Día 27.-La familia Abaali, de la ciudad de El Aaiún, denuncia que las autoridades marroquíes han excluido a su hija menor, Rabab Abaali, de un concurso para optar a la profesión de enfermería, la segunda vez este año, en represalia contra miembros de sus familias por ser defensores de los derechos humanos y víctimas de secuestro forzoso, como su tía Mina Abaali. Rabab, cuya exclusión ha sido confirmada por fuentes marroquíes, había logrado la mayor nota entre las candidatas antes de que las autoridades de ocupación marroquíes la excluyeran intencionalmente de la prueba oral el pasado 10 de noviembre.

Día 29.- El joven Erragueb El Balek, de 20 años, es presentado en el juzgado de El Aaiún sin asistencia letrada. Fue detenido hace tres días en la ciudad de Smara por una orden de abril de 2019, acusado de robar un televisor de una escuela, lo que él niega. El Balek fue detenido hace tres días en Smara, fue ingresado en la prisión de esta localidad y a los tres días se le trasladó a la prisión Negra en El Aaiún. En círculos cercanos al joven se señala que estaba perfectamente localizado y que sorprende que la policía no le haya interrogado en todo este tiempo. El juicio se señala para el 2 de diciembre.

Día 30.- Se desconoce el paradero del preso político saharaui Yahya Mohamed Elhaf ed Iaazza, que fue sacado de su celda en la prisión de Bouzairkarn, sur de Marruecos, el 13 de octubre después de haber colocado junto a él durante más de 24 horas a un preso que padecía COVID-19. Sus familiares temen que Iazza, de 54 años, que tiene asma y otras afecciones, pueda haberse contagiado del coronavirus. Fue juzgado y condenado a 15 años por un tribunal marroquí en 2008.

#SaharaLibre #FreedomSahara

* Contramutis
Sáhara – LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en “Mes de la guerra: Noticiario del Sáhara ocupado Noviembre–20

  • el 5 diciembre, 2020 a las 11:35
    Permalink

    La pasividad y servidumbre del pueblo marroquí con respecto a ese déspota que tienen por rey, su más que evidente conformismo con respecto a la ocupación de territorios saharauis por parte del rey alauita, les hace cómplices de esta situación, que se prolonga ya 45 años, y ambas cosas no pueden por menos que recordarme aquella imagen de la Plaza de Oriente, hirviendo de gente vitoreando al dictador Franco, quien, quizás solo unas horas antes, había firmado una pena de muerte.
    El rey de Marruecos -la mayor fortuna del país alauita- exige cada vez más prestaciones a Europa, a cambio de frenar la migración subsahariana. ¿Y qué haremos cuando hayamos convertido a este sátrapa en un monstruo como el Estado de Israel?

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar