Modos de guisar la berenjena (canción sefardí)

Javier Coria*. LQSomos. Mayo 2014

Me cuentan los que saben que esta es una de las más famosas canciones tradicionales sefardíes (1), la que la vava –la abuela- aún canta a sus nietos en los más recónditos lugares del mundo. Emociona oír esta forma de hablar de una de las tres culturas que nos forman, judía, musulmana y cristina, la que yo añadiría la librepensadora, y en mi caso, atea. Entristece que la actual Seferad no escuche a sus hijos, como dijera el poeta Salvador Espriu en Pell de brau, y no entienda que “diversos son los hombre y diversas las hablas”, y que no se puede ser si no se es libre.

Siete modos de guisar la berenjena (o merenjena)

Siete modos de guisados  se guisa la merenjena. La primera de las guisá es la vava de Elena. Ya la hace bocaditos  y la mete’n una cena. Esta comida la llaman comida de merenjena.

A mi tio, Cerasi, que le agrada beber vino: Kun el vino, vino, vino… Mucho y bien a él vino. (estribillo)

La segunda que le guisa  es la mujer del Shamas, La cavaca por ariento y la hinchid’aromat. Esta comida la llaman  la comida la dolmá.

La tracerá que la guisa  es mi prima Ester de Chiote. La cavaca por arientro y la hinchid’arrozmoti. Esta comida la llaman  la comida la alomondrote.

La alburnia es saborida  en color y en golor. Ven haremos una cena mos gozaremos los dos. Antes que venga el gosano  y le quite la sabor.

En las mesas de las fiestas  siempre brilla el jandrajo. Ya l’hacemospastelicos,  ellos brillan en los platos. Asperando a ser servidos  con los güevosjaminados.

La salatamaljasina es pastosa y saborida. Mi vecina la prepara con mucho aceite de oliva, Estos platos acompañan  a los rostros de gallinas.

La setena que la guise  es mejor y mas janina. La prepara Filisti, la hija de la vecina. Ya la mete en el forno, de cabeza a la cocina, con aceite y pimienta  ya la llama una meyina.

Notas:

1.- Sefardí o judeoespañol

“Dialecto hablado por los descendientes de los sefardíes expulsados de España por los Reyes Católicos en 1492 y asentado principalmente en los Balcanes, Oriente Medio y Marruecos, aunque en fuerte decrecimiento. Puede considerarse casi un equivalente del español peninsular del siglo XV y principios del XVI. La pronunciación coincide, aproximadamente, con la que establece Antonio de Nebrija en su Gramática, y se caracteriza por la conservación, aspiración o desaparición de f inicial, según la zona originaria de procedencia, la distinción de las consonantes fricativas alveolares y palatales en sordas y sonoras (s/z, S/Z), etc. Morfológicamente, se distingue por las desinencias verbales – ís por éis -, en el presente de indicativo y por la conservación de los pronombres indefinidos naide y tal. Además, el vocabulario de cada comunidad está fuertemente penetrado de elementos adquiridos por las lenguas oficiales con que conviven, así como de italianismos, arabismos y hebraísmos.” (Diccionario de lingüística. ANAYA)

– Foto: R. Yishap bar Vidal Ha-Sefarty y su esposa Rahel ‘Obadia. Foto tomada del Catálogo (2011) del Museo Sefardí de Toledo, página 167 (Centro de Interpretación Isaac Campantón)

* Javier Coria.

Más artículos del autor

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar