Monarquía desechable

Hasta ahora, en nuestra ingenuidad (o acojono posfranquista) pensábamos que la monarquía es institución parasitaria de por sí y para sí. Pero, tras el discurso coronado de «El Preparao» en plena guerra a muerte contra el enemigo coronavirus (lo que dijo el niño y lo que no dijo de su papá el «avida dolars») la monarquía es un lastre de lujo del que podemos prescindir. Sin que se caigan las estrellas del firmamento. Patxi Ibarrondo

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar