Montaraces continuidades ¡Suma y sigue!

Por Iñaki Alrui. LQSomos.

El titular es contundente: Absuelven al guardia civil que detuvo a una camarera tras un café en Navarra.

Aunque es una noticia de las de relleno, de pasar página, tiene su “miga”. A estas alturas la palabra Justicia da miedo y desconfianza en este suma y sigue de los procederes en el reino español, la ciencia ficción se hace presente, y no en forma de naves espaciales o invasiones alienígenas, la realidad nos supera a cualquier idea de futuro de la que pudiéramos tener hace una década.

Café solo, largo y con hielo ¡Peligro!

Vamos a la noticia, una pareja de la guardia civil entra en un bar, piden dos cafés, un cortado y otro solo, largo y con hielo, a uno de los guardias civiles, el del café solo, no le gusta el café servido, rifirafe con la camarera, y está termina esposada y retenida.

Según los testigos todo un abuso de autoridad, según la camarera un abuso de autoridad, según las declaraciones del guardia civil “hostilidad, menosprecio y humillación”.

Un café, hablamos de un café, y de la detención de una persona por eso.
Añadir que incluso días después un mando de la guardia civil acudió la local del incidente para disculparse con la camarera. Muchos de los testigos también dejaron queja en cuartel de la guardia civil de Puente la Reina, Navarra.

Y después de esta pequeña redacción sobre los hechos ¿Qué más decir? ¿Cómo justificar un abuso de autoridad? ¿Cómo creer en la justicia?

La justicia ¿Igual para todas?

Pues bien ayer nos enterábamos de que la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha absuelto al guardia civil que detuvo a la camarera. Por cierto que en abril, el mismo tribunal le había sentenciado a seis meses de suspensión de empleo, por este caso, al entender que su actuación fue “desproporcionada”, pero la burocracia hizo su trabajo y resulta que le condenaron por un delito distinto del que había sido acusado, hecho que llevó al Tribunal Superior de Justicia de Navarra a ordenar a la Audiencia que dictara una nueva sentencia. ¡Qué me lo expliquen!

Para entender la nueva sentencia hay que darle muchas vueltas, para seguir sin entenderla ¡Ignorantes somos!.
La existencia de un posible delito, a juicio de los magistrados, “impide ya de por sí la aplicación del delito de detención ilegal”. Los magistrados añaden que el arresto “en modo alguno puede considerarse que fuera objetivamente arbitrario o grosero”, pues si bien las acciones primeras fueron “por un incidente ajeno al servicio”, una vez fuera del restaurante el agente “observó una conducta de desobediencia y de alteración del orden” de la camarera. “El acusado pudo no extremar el celo debido a la hora de valorar la situación, pero ello no revela que concurriese una detención arbitraria y grosera”, dice el fallo. Los jueces no estiman en el guardia civil el dolo, “la conciencia plena, absoluta y segura de que está realizando una detención ilegal”, por lo que absuelven al acusado… Lo que digan los testigos no tiene importancia, y por supuesto valor ninguno.

Esta claro que pueden interpretar como quieran, lo que quieran y cuando quieran, además de justificarlo, de paso condenarte.

Como humilde conclusión las personas que trabajan atendiendo al público deberán cuidar mucho su celo en el trato con cierto personal de uniforme, visto lo visto sube bastante el riesgo laboral, y no por accidente, para camareras, tenderas, limpiadoras…

Anexo: Ayer jueves precisamente también nos enterábamos de la condena al diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez, quien tendrá que pagar una multa de 540 euros para conmutar la pena de un mes y medio de prisión a la que lo ha condenado el Supremo por la supuesta agresión en 2014 a un policía, que cambió su declaración en el juicio. ¿Alguien puede explicar como se puede condenar a una persona por algo que no esta probado?

De lo del emérito hablamos ya otro día, mejor.
¡No hay palabras Señoría!

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en “Montaraces continuidades ¡Suma y sigue!

  • el 8 octubre, 2021 a las 13:16
    Permalink

    Es que lo de los bares se han puesto que la gente se va a beber a la calle.
    Solo hay que ver lo de Altsasu. Por cierto, que nada más se supo de aquel guardia civil que llegó al cuartel con ánimos de crear lazos de amistad con el pueblo, ni del Director General de la Guardia Civil en funciones por entonces. Hablando de…
    No hay que olvidar que la GURTEL se organizó en un bar, de carretera, pero un bar. Incluso, ya puestos a afinar hasta el golpe de estado del 23-F se empezó a montar en un bar, la cafetería Galaxia, en el barrio madrileño de Moncloa.
    Hasta el estirado M. Rajoy terminó en un bar lamiéndose las heridas, y cantando el Asturias patria querida, dicen.
    Y ya con lo de la campaña del trio de la Plaza de Colón, «ir de cañas» y «salvad la hostelería, por Dios», existen auténticos comandos encargados de salvarla. Así dicen lo que dicen.
    Los bares son suyos, no solo la calle, que se la dejó Fraga de herencia. Se están haciendo con todo lo que tiene mostrador, iglesia, bares, tribunales.
    Al diputado canario, desde 2014 le sale el juicio ahora. Ya habían sido entonces 2.500 personas detenidas por las protestas, detenidos por lo mismo que él. Por protestar.
    Una acusación sistemática usada por la policía porque no le habían servido una protesta como pedía. “Negarse a identificarse, destrozo de mobiliario urbano y agresión a la autoridad”, una broma que podía ascender a hasta 7 años de cárcel y sin haber aprobado la Ley mordaza.
    Tardaron los jueces en darse cuenta que eran acusaciones sistemáticas que luego en las vistas se contradecían los acusadores. Como entonces no estaban penadas las falsas acusaciones, desde la comisaría venían ya contaminadas, hasta tal punto, que los mismos jueces tuvieron que pedir el Gobierno la invalidación de las declaraciones en comisaría, si no estaba presente un juez o abogado.

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar