Noticiario del Sáhara ocupado Octubre – 20

Redacción*. LQS. Noviembre 2020

Resumen de noticias del Sáhara ocupado más destacadas en el mes de Octubre de 2020, en torno a la lucha por la libertad del pueblo saharaui contra el colonialismo invasor de la monarquía alauita, elaborado por el blog Contramutis*.

Día 1.-La organización política Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM), que dirige la Premio Nobel Alternativo Aminetu Haidar y destacados intelectuales saharauis, denuncia la campaña de falacias, especulaciones y mentiras que el régimen marroquí está lanzando contra los saharauis, cuando el tema del Sahara Occidental se ha puesto de nuevo sobre el estrado de la ONU con más contundencia. Desde la constitución de esta organización, muchos blogueros y sitios web marroquíes utilizan la difamación y la calumnia contra sus miembros, principalmente contra Aminetu Haidar.

Día 1.-El Comité de Defensa del Derecho a la Autodeterminación del Pueblo del Sáhara Occidental (CODAPSO) emite en El Aaiún un comunicado de solidaridad con la Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí (ISACOM) ante el acoso que está sufriendo esta recién creada organización por parte del estado marroquí y condena la política de asedio policial en las casas de algunos de los activistas fundadores, defensores de los Derechos Humanos, exige el levantamiento del asedio, el cese del acoso y denuncia el lenguaje amenazador del poder judicial marroquí, que atenta contra el derecho de reunión y asociación pacíficas.

Día 1.-Faraji Dada, preso político saharaui recluido en la prisión de Ait Melloul 1 (Marruecos), es objeto de continuos malos tratos. Fue colocado entre presos con condenas por delitos violentos, a quienes la administración penitenciaria alienta a maltratarlo. Ante los malos tratos y no poder comunicarse con su familia por teléfono, intentó presentar una denuncia, pero se lo impidió la dirección penitenciaria. Detenido en diciembre de 2019 en Smara por una orden pendiente que reclasifica cargos relacionados con hechos ocurridos en 2017, fue acusado de “incendiar un vehículo policial marroquí y de violencia contra funcionarios públicos” y condenado a 20 años de cárcel.

Día 2.-La activista saharaui de derechos humanos Aminetu Haidar pide a la ONU que envíe urgentemente comisiones al Sáhara Occidental para investigar la situación de los DD.HH en este territorio bajo una ocupación «brutal», donde «cualquier persona que reclame su derecho a la autodeterminación» es rápidamente blanco de la represión. La Gandhi saharaui, que pide la liberación de los presos políticos saharauis, ha sido víctima de desapariciones forzadas, torturas y detenciones arbitrarias; afirma que «sigue siendo objeto de acoso y difamación sistemática debido a sus actividades pacíficas y a su cooperación con las Naciones Unidas».

Día 2.-La policía marroquí impide a activistas saharauis y familiares visitar en Smara a Sukeina Jed Ahlu, ex desaparecida que padece varias enfermedades debido a sus muchos años de cárceles secretas por sus posiciones políticas contra la ocupación del Sáhara Occidental.No pueden acceder, entre otros, los activistas Salek El Batal, Nguia Boukhars, Fakou Labaihi, Mariam Iaaich y Khatri Hamad. La policía cierra el paso a la casa, a la vez que rodea la vivienda y recorre el barrio con coches policiales para atemorizar a los vecinos.

Día 2.-El expreso político saharaui Mohamed Dadach, que pasó 24 años en cárceles marroquíes, conocido como el Mandela saharaui y premio Rafto de los Derechos Humanos, denuncia en un audio que las casas de muchos activistas y militantes saharauis en El Aaiún están bajo asedio policial desde el 30 de septiembre, tras la creación de la Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM). Cita los casos de Hasana Dueihi, Lamina Mint Baali, encerrada en su casa con un niño de once años. El asedio afecta también a su casa, de la que no puede salir, lo mismo que ocurre a la familia de los expresos y ex desaparecidos Dafa Ahmed Babu y su mujer, la Premio Pimentel Fonseca de Italia El Ghalia Djimi. La vigilancia también se produce en el domicilio de Aminetu Haidar, entre otros.

Día 2.-El presidente de Equipe Media, el periodista Ahmed Ettanji, es detenido cuando regresaba de Fem Oued a El Aaiún con su hermana, otra mujer y su hijo adolescente y Said El Bachir Amaidan, conductor del coche, al no portar la documentación del vehículo que les es requerida. Tras pedir por teléfono a un amigo los papeles que les faltan, son trasladados todos a la comisaría del barrio del aeropuerto, donde permanecen cuatro horas detenidos. Equipe Media documenta la violación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y ha sido galardonada con el Premio Internacional Julio Anguita Parrado, el Solidarity Prize 2019 que otorga la ONG sueca Afrika Grupperna y el premio Llibertat d’Expressió de La Unió de Periodistes Valencians (UPV).

Día 3.-La activista saharaui El Ghalia Djimi denuncia desde El Aaiún el asedio policial de su domicilio: “El activista Hmad Hammad ha podido acceder a nuestra casa, pero al salir fue interceptado por un grupo de agentes. Tras rodearle y hablar con él al final lo dejaron seguir hacia su casa. Un poco después vinieron tres militantes saharauis amigas que querían acceder a nuestra casa y los agentes les cerraron el paso y obligaron a regresara sus domicilios. Seguimos asediados y aquí nadie puede entrar ni salir, salvo el caso de Hmad, porque justo en ese momento los agentes no estaban en la puerta de casa”.

Día 5.-SakinaYaya, activista saharaui, sufre represalias de las autoridades de ocupación marroquíes tras su participación en la reunión constituyente de CODESA, (Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos) y ser elegida miembro del comité administrativo. Las autoridades marroquíes han ordenado la supresión del salario de Sakina, conocida por sus actividades de protesta no violentas; ha sido víctima de ataques por parte de la policía marroquí en varias ocasiones.

Día 5.-La administración de la prisión local de Smara niega al preso civil saharaui Abelmoula Mohamed El Hafidi su derecho a comunicarse y le impide llamar por teléfono a su familia, a la que iba a pedir la prenda tradicional saharaui, la darráa, y para vestirla en la defensa de un master, para lo que fue trasladado desde la prisión de Ait Melloul 1, en Marruecos, a la de Smara. Abdelmoula fue condenado en 2018 a 10 años a causa de su defensa en el ámbito estudiantil del derecho de autodeterminación saharaui.

Día 6.-Aplazadas por cuarta vez la audiencia a los jóvenes saharauis Mansour Othman Bouzid Al-Moussaui y Salek Biga, que es señalada para el 20 de octubre para permitir la presencia de testigos en el caso que aún no han sido escuchados. Sus familias organizan una protesta frente a sus casas en El Aaiún, sitiadas por las autoridades de ocupación marroquíes. Los dos jóvenes fueron detenidos tras las celebraciones de la victoria argelina en la Copa Africana de Fútbol 2019 y condenados a un año de cárcel.

Día 7.-Se producen varios casos de negligencia médica con presos saharauis de Gdeim Izik en la cárcel de Ait Melloul 2. Sidahmed Lemjiyed, presidente del Comité de Apoyo al Plan de Arreglo de las NNUU y para la protección de los Recursos Naturales en el Sahara Occidental (CSPRON), manifiesta un problema en la piel tras tomar unos antibióticos que no eran apropiados para su estado de salud. Lleva 60 días sin que se le permita cumplir con las citas médicas que tenía previstas con un especialista en riñón y estómago. Otro preso de este centro, Ibrahim Ismaili, se niega a tomar las comidas de la cárcel por incumplir unos mínimos sanitarios. Un tercer recluso, Mohamed Bani, sufrió el día 2 un fuerte aumento de la presión arterial, con daños en su lado izquierdo, sin que fuera atendido.

Día 7.-La activista saharaui Aminetu Haidar denunció el «asedio impuesto por la policía marroquí» desde hace una semana contra ella misma y los miembros de la nueva asociación independentista «Instancia saharaui contra la ocupación marroquí» (ISACOM). En declaraciones a EFE critica la presencia policial ante su domicilio en El Aaiún y el de cinco miembros del buró ejecutivo de ISACOM que ella dirige. «Han cercado nuestras casas con un control de 24 horas. Se me ha prohibido terminantemente, aunque no por escrito, recibir cualquier visita familiar», afirma y agrega que ella y su familia pueden salir fuera de casa pero son objeto de permanente vigilancia policial en todos sus movimientos, la misma situación la viven otros cinco miembros de la asociación ISACOM.

Día 8.-Vecinos saharauis de El Aaiún afirman que viven un momento de gran represión del ocupante marroquí: las calles están llenas de policías, militares y paramilitares, las casas de activistas de derechos humanos rodeadas, periodistas y blogueros saharauis amenazados y perseguidos. “Vivimos en un campo de concentración”, dice Mohamed, un joven saharaui del movimiento de desempleados. “Ahora son más, mañana pueden ser menos y luego más. Todos los días estamos bajo vigilancia, amenazas, víctimas de abusos, torturas, empobrecimiento”, afirma Selma. “¡Esto no tiene fin! ¿Te imaginas cómo es vivir así? ¿Vera tus torturadores todos los días por la calle? ¿Tener tu casa rodeada durante días? ¿Llevar a tus hijos al colegio con miedo a lo que les va a pasar?” No estamos a salvo en ningún momento, de día o de noche. Invaden nuestras casas, nos golpean, rompen todo, relata Hayat, madre de tres niñas y un niño.

Día 9.-Los presos políticos saharauis del grupo estudiantil “El Uali” El Kantaoui Albar y Aziz El Wahidi Aluahidi son llevados al patio de la prisión y colgados con las manos esposadas a la espalda bajo un fuerte sol. La tortura se realiza en presencia del director de la cárcel de Bouzakarn, donde el día anterior fueron trasladados a un bloque con presos comunes. El Kantaoui Albar y Aziz Aluahidi, detenidos en enero y febrero de 2016, respectivamente, cumplen una condena de 10 años.

Día 13.-Los presos políticos saharauis Mohamed Bourial y Sidi Abdallah Abbahah, pertenecientes al grupo de Gdeim Izik, inician una huelga de hambre de 48 horas en protesta por las represalias de las que son víctimas por presentar comunicaciones al Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura (CAT). Bourial y Abdallah Abbahah, que se encuentran en confinamiento solitario desde 2017, a pesar de las medidas de protección provisionales establecidas por el CAT, han sido objeto de ataques en las últimas semanas. La salud de ambos presos es muy preocupante: Abbahah no ha recibido atención médica y Bourial se encuentra en una situación de sufrimiento físico y psicológico muy grave, llegando a pedir a su familia que le transmitiera a su abogada, Maître Ouled Olfa, que está perdiendo el juicio. Pide recuperar pertenencias personales que le han sido confiscadas, como el Corán, radio, sábanas y ropa.

Día 14.-La administración de la prisión de Bouzakarn, Marruecos, coloca a un preso de delito común infectado con Covid-19 en la celda del preso político saharaui Yahya Mohammed El Hafed Iazza, de 55 años, que tiene graves problemas respiratorios, sufre de asma y su salud se ha ido deteriorando debido a las inhumanas condiciones carcelarias desde su detención el 27 de febrero de 2008.Las celdas por las que ha pasado no tienen las mínimas condiciones de higiene: hay gusanos, humedad y carecen de ventilación adecuada.

Día 14.-El preso político saharaui Hussein Zawi, del grupo de Gdeim Izik, inicia un ayuno de 48 horas en protesta por las represalias de las que es víctima. El creciente acoso y maltrato de Zawi por parte de las autoridades marroquíes durante su estancia en la prisión de Tan Tan ha empeorado su salud. El trato racista y discriminatorio al que fue sometido incluyó la entrega de alimentos no comestibles, la retención de sus pertenencias y el hostigamiento constante. Se le privó de su medicación tras una intoxicación a causa de una dieta deficiente, a pesar de que en los archivos médicos constan sus enfermedades crónicas. Durante el regreso a la prisión de Kenitra, Zawi fue esposado durante los 911 km del viaje.

Día 14.-Ante las quejas del preso político saharaui Yahya Mohammed El Hafed Iazza por haber instalado en su celda a un recluso común con Covid-19, en la cárcel de Bouzakarn, la dirección del centro ordena su traslado a una sección abarrotada de presos comunes y se le impide comunicarse con los demás internos saharauis. Desde hace cuatro meses no recibe visitas de sus familiares por las medidas adoptadas ante la pandemia del coronavirus, lo que incluye a sus abogados. La familia, que no tiene constancia de donde se encuentra, denuncia que está desaparecido.

Día 16.-La ciudadana saharaui Fátima Muhammad Al-Hafithi, de 36 años y madre de cuatro hijos, hace un llamamiento a las NNUU y a las organizaciones internacionales de derechos humanos para que intervengan y sea levantado el asedio impuesto por las autoridades de ocupación en su casa, en Bojador, que impide la visita de sus familiares y conocidos. Fatima Al-Hafithi, hermana del prisionero saharaui Abd al-Mawla Muhammad Al-Hafithi, ha estado involucrada durante años en la resistencia pacífica contra la ocupación marroquí.

Día 16.-La Comisión de Apoyo al Plan de Asentamiento y Protección de los Recursos Naturales de la ONU en el Sáhara Occidental en El Aaiún condena la política de hostigamiento y ataques contra miembros de la Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM), considerando que es una «violación manifiesta de todos los pactos y cartas internacionales que garantizan la libertad de circulación». Cita la agresión verbal y física sufrida por la activista Lamina Mint Baali, miembro de ISACOM, y la prohibición a su esposo, Hassana Duihi, de viajar de Bojador a El Aaiún.

Día 17.-Jóvenes saharauis protagonizan una agitada noche en El Aaiún, enfrentándose a policías marroquíes en la avenida de Smara y en barrios cercanos. Los jóvenes portan banderas de la Republica Saharaui, corean eslóganes a favor del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y el fin de la ocupación militar marroquí.

Día 18.-Los activistas saharauis Ali Saadouni y Nourdine El Aargoubi son golpeados, maltratados e insultados por las fuerzas de ocupación marroquíes después de colocar en El Aaiún pegatinas políticas en los coches patrulla de la MINURSO para denunciar el pasivo papel de esta misión de las Naciones Unidas y su fracaso para lo que fue creada: la organización de un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental, la vigilancia de los derechos humanos, detener el saqueo marroquí de los recursos naturales del Sáhara Occidental y supervisar el alto el fuego vigente desde 1991. Ali Saadouni y Nourdine Aargoubi, dos destacados activistas saharauis originarios de la capital saharaui, estuvieron también detrás de una serie de protestas pacíficas contra la ocupación marroquí, incluida una bandera de la RASD en medio de una glorieta y la distribución de folletos contra la ocupación el 10 de abril de 2019, por lo que estuvieron siete meses en prisión.

Día 19.-Las autoridades marroquíes no autorizan el retorno a El Aaiún de Ali Mahmud, exembajador saharaui en Panamá que padece desde hace tres años alzheimer. Su esposa e hijos solicitaron a las autoridades de ocupación marroquíes autorización para llevarlo al Aaiún, capital ocupada del Sáhara Occidental, y la respuesta fue una rotunda negativa, a no ser que a su llegada, yen una ceremonia oficial, anunciase su arrepentimiento por el pasado militante y prometiese lealtad a la ocupación marroquí. Otro caso fue el del fallecido fotógrafo saharaui Uld Mohamed Uld Ennass: las autoridades de ocupación impidieron que fuese enterrado en su tierra y devolvieron el féretro cuando llegó al aeropuerto de El Aaiún.

Día 20.-Los jóvenes saharauis Mansour Othman Bouzid Al-Moussaui y Salek Biga son condenados a dos años de prisión, quedando en libertad condicional, en la revisión de su caso, por el que habían sido sentenciados aun año de cárcel. Los dos jóvenes fueron detenidos tras las celebraciones de la victoria argelina en la Copa Africana de Fútbol de 2019.

Día 21.-El preso político saharaui Husein Bachir, que fue entregado por España a Marruecos a pesar de haber pedido asilo político, es condenado a 12 años de cárcel por el Tribunal de Apelación de Marrakech (Marruecos), con lo que se ratifica la condena que le fue impuesta el 26 de noviembre de 2019. El joven saharaui compareció ante el tribunal vestido con una darraa (traje tradicional saharaui) clamando el derecho del pueblo saharaui a la independencia. Negó todas las acusaciones y reafirmó que fue detenido por su activismo no violento a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui y que el proceso tiene motivaciones políticas. Husein llegó en patera a la isla de Lanzarote el 11 de enero de 2019 huyendo de la persecución marroquí y seis días después fue entregado por la policía española. Se encuentra en la cárcel de Oudaya, en Marrakech.

Día 21.-La Coordinadora de Asociaciones Saharauis de Derechos Humanos se solidariza desde El Aaiún con la protesta popular pacífica en El Guerguerat, en la frontera con Mauritania, y elogia este alzamiento popular saharaui frente a la brecha ilegal abierta por la ocupación marroquí en una flagrante violación del acuerdo del alto al fuego firmado en 1991 entre el Frente Polisario, y Marruecos. La Coordinadora pide al Consejo de Seguridad y a las NNUU que asuman sus responsabilidades y presionen a Marruecos para que cumpla con la legalidad internacional y respete el derecho del pueblo saharaui a la independencia.

Día 22.-Mujeres saharauis se concentran en El Aaiún en solidaridad con las movilizaciones populares en la región de El Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental. Las manifestantes piden la intervención de la comunidad internacional para la resolución de la cuestión del Sáhara Occidental. La manifestación prosigue las marchas iniciadas a principios de esta semana por activistas saharauis en la brecha ilegal en El Guerguerat, por donde se sacan los recursos naturales saharauis fruto del expolio marroquí y se transporta alijos de droga procedente de Marruecos. Las manifestantes son dispersadas por las fuerzas auxiliares marroquíes.

Día 27.-Las fuerzas de ocupación marroquíes asedian El Aaiún para prevenir o dispersar las manifestaciones convocadas por la Coordinadora de las asociaciones saharauis; el bloqueo se centra principalmente en la avenida de Smara para que no puedan acceder desde los barrios saharauis. La policía rodea la casa de la activista de DDHH Hmad Hamad. Manifestantes saharauis piden a las NNUU que asuma su responsabilidad hacia quienes defienden los derechos humanos y consideran inaceptable que la MINURSO sea la única misión de paz en el mundo sin competencias en derechos humanos.

Día 27.-CODESA envía una carta al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en la que detalla las múltiples violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos a las que está sujeta la población saharaui. Pide al CS que presione al gobierno español, que es administrativa, legal e históricamente responsable de la descolonización del Sáhara Occidental, “para que asuma sus responsabilidades de empoderar al pueblo saharaui en el derecho a la autodeterminación y presionar a las fuerzas de la ocupación marroquí para cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas y poner fin a su ocupación del Sáhara Occidental”. CODESA lamenta el papel negativo de la MINURSO, incapaz de proteger a la población saharaui ni de cumplir con su mandato

Día 28.- La activista de derechos humanos Aminetu Haidar, presidenta de la organización ISACOM, muestra su apoyo a quienes protestan “con valentía y orgullo en la brecha ilegal en El Guerguerat”. En un comunicado emitido en El Aaiún asegura que los saharauis están en todo su derecho de manifestarse y mostrar su rechazo a la ocupación ilegal marroquí del Sáhara Occidental y a la pasividad de las NNUU y que la MINURSO es una misión sorda, muda y ciega. “Con nuestra resistencia y la unidad de nuestro pueblo en torno a un mismo objetivo y un mismo representante legal, el Frente Polisario, lograremos liberar nuestro territorio de la ocupación marroquí y de su fiel y confidente apoyo, la República francesa”, concluye.

Día 28.- El preso saharaui Mohamed Bourialinicia por segunda vez en este mes una huelga de hambre de 48 horas en la prisión de Ait Melloul 1 por estar sometido a tratamiento cruel con malnutrición, y falta de atención médica adecuada. Se encuentra en una celda que no tiene cama y el tiempo de contacto telefónico se limita a una vez a la semana.

#SaharaLibre #FreeSahara
* Contramutis
Sáhara – LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar