Otra estocada canalla a la dependencia

Otra mentira y otra canallada más. Rajoy está en la cresta de la ola de la ignominia y es el incesante azote de los más débiles. En este gobierno, integrado por acólitos de la ultracatólica secta del Opus Dei, no hay piedad. Sólo importan los números. Acaba de aprobar un nuevo recorte de 1.130 millones a la dependencia. Los incapacitados dependientes recibirán un fuerte tajazo en la subvención recibida hasta este momento. Nadie ignora que muchos enfermos crónicos y de gran dependencia morirán por falta de atenciones, al no poder pagarlas de su bolsillo. Luego hablan de nazismo, pero evidentemente es la eterna táctica de “llámaselo antes de que te lo llamen”.

Mientras tanto, en el otro extremo del arco, Botin le paga a su ex escudero Alfredo Sáenz una pensión de 88 millones de euros que, a buen seguro, habremos pagado con las cuantiosas sumas que el gobierno otorga a la banca privada, para la “estabilidad financiera”.

 
 
 
 Más:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar