Pablo Costas Villar: cautivo en dique seco

Agencia Mp3*. LQSomos.

Pablo Costas, marinero de Bueu, Pontevedra, lleva diez meses secuestrado en Yemen. La ineptitud de la diplomacia española es culpable de que Pablo Costas siga viviendo esta pesadilla

Carta abierta al presidente del Gobierno de España
c/c Ministro de Asuntos Exteriores
c/c Grupos parlamentarios

Las organizaciones sindicales y sociales que firmamos el presente escrito, nos dirigimos al Ministerio de Asuntos Exteriores y al Gobierno de España para exigir la inmediata intervención que conlleve la repatriación del marinero gallego PABLO COSTAS VILLAR, secuestrado en Yemen desde hace diez meses.
Nos parece ignominiosa la situación que está viviendo el compañero, junto a toda tripulación del barco, y que, por activa o por pasiva, se haya dejado consolidar esta situación que atenta contra los más mínimos derechos de las personas, y esto a pesar de la petición de auxilio comunicada a las autoridades españolas hace casi tres meses.

Nos parece asombroso y a la vez inquietante que se justifique la situación por parte de las autoridades españolas -gubernamentales o consulares- en base a una supuesta espera por las decisiones de la «justicia yemenita». ¿Administración de justicia en Yemen? Es estremecedor escuchar o leer tal afirmación para referirse a un país partido en dos, en guerra y con una estructura política feudal.

Por el conocimiento que hemos tenido de la conducción y de la gestión de este drama por las autoridades consulares, sacamos conclusiones sin temor a equivocarnos. El caso del marinero gallego, y del resto de la tripulación del buque, es una anécdota comparada con la verdadera dimensión del contexto geopolítico donde está secuestrado. Quizás interese más a quienes tan temerariamente han «atendido» el caso que nos ocupa, los espurios negocios de sectores españoles como el tráfico de armas, las comisiones por barril del petróleo, los contratos de obra o reforzar el anillo de seguridad del Rey emérito.

A pesar de que determinados intereses políticos y económicos han tratado de ocultar o impedir la difusión de este escándalo, hoy ya hemos conseguido romper el silencio impuesto. Pablo Costas Villar es el chivo expiatorio. ¿Porque se secuestra a toda una tripulación durante diez meses? ¿Por «pesca ilegal»? ¿En qué ley se recoge tal despropósito? Una vergüenza por la que alguien tendrá que dar explicaciones.

Las organizaciones sociales y sindicales que el día 3 de agosto hacemos patente nuestra solidaridad con Pablo Costas Villa frente al Ministerio de Asuntos Exteriores, exigimos del Gobierno de España la repatriación inmediata del compañero. Su familia como la de todos sus compañeros secuestrados les espera desde hace muchos meses.

* CUT Galiza, Marchas de la Dignidad de Madrid. Bloque Combativo y de Clase: Alternativa Sindical de Clase, AST; Sindicato Comisiones de Base, CoBas; Plataforma Sindical EMT; Sindicato Asambleario de la Sanidad, SAS; Sindicato Solidaridad Obrera.

#LiberarAPabloCostas

Diez meses en la guerra de Yemen: la historia de un marinero gallego anclado en el caos sin ayuda consular

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar