Paquistán, deslizándose al vacío

Por Guadi Calvo*. LQSomos.

Lo que agrega más intensidad a la crítica situación pakistaní, son las recientes declaraciones de Noor Wali Mehsud, el emir del Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP) durante una gira por algunas de las bases que el grupo tiene en “las áreas tribales” y distritos del norte pakistaní…

Paquistán uno de los países claves de Asía Central, con una población de más de 220 millones de habitantes, en su enorme mayoría musulmanes sunitas, se encuentra en un endeble equilibrio, que al primer paso fallido lo harían deslizarse al vacío de una guerra civil.

Su sociedad en el “Nuevo Camino de la Seda” vital para la expansión de la industria China, lo que le permitiría llevar sus manufacturas por los nuevos trazados de rutas y líneas férreas, a los grandes mercados de Medio Oriente y Europa, pasando por territorio paquistaní. Ha obligado a Islamabad a replantear la antigua alianza con los Estados Unidos. Que al parecer le ha soltado la mano. Al tiempo que el país está flanqueado por el norte por Afganistán, con una frontera de 2670 kilómetros. que con la llegada al poder del Talibán, queriendo o no los mullah, han reactivado las organizaciones integristas, que desde hace décadas, con más o menos frecuencia operan en el país; y por el sur India, que más allá de la siempre sangrante Cachemira, que ha precipitado a los dos naciones a tres guerras e incontables choques fronterizos, desde 2014, con la llegada al gobierno del Narendra Modi, y sus fervientes políticas anti islámicas, obliga al gobierno paquistaní a mirar con cuidado, las persecuciones a las que Delhi está sometiendo a sus hermanos del sur, lo que más allá de Cachemira, establece en toda la frontera, de 2919 kilómetros, un estado de permanente tensión.

Sin duda el corrimiento paquistaní, hacia China, para Estados Unidos, ha sido un disgusto mayor, y al incremento de las cada vez más complejas relaciones entre las dos potencias obligan a Paquistán a jugar más fuerte con su nuevo socio y enmarcarse en el polo: abiertamente antinorteamericano: China, Rusia Irán. Teoría que se confirma con la decisión del Islamabad de retirarse de la “Cumbre (virtual) de la Democracia” en defensa propia, a la que llamó el presidente estadounidense Joe Biden, entre el nueve y diez de diciembre que reunió a 110 países, donde se debatió sobre “el autoritarismo, la corrupción y la defensa de los Derechos Humanos” con una mirada absolutamente pro occidental. Lo que sin duda es el intento de la creación de un nuevo foco contra los rivales de los Estados Unidos, que son cada vez numerosos y más poderosos.

Conocido las políticas de Washington, respecto a los “traidores”, se debe esperar un aumento de la presión, no solo en las dos fronteras principales de Paquistán, que irá en concordancia con el deterioro de la seguridad interior del país centroasiático, la que se encuentra en un constante in crescendo. Como puede suceder en la provincia separatista de Baluchistán, donde desde la retirada británica (1947) diferentes movimientos armados baluchis, atacan de manera intermitente objetivos del gobierno central, y dada la nueva situación esas acciones pueden ser alentadas incluso desde la CIA y el Pentágono.

Lo que agrega más intensidad a la crítica situación pakistaní, son las recientes declaraciones de Noor Wali Mehsud, el emir del Tehreek-e-Taliban Pakistan (Movimiento de los Talibanes en Pakistán) (TTP) durante una gira por algunas de las bases que el grupo tiene en “las áreas tribales” y distritos del norte pakistaní, como Khyber Pakhtunkhwa, (KPK) que fueron bastiones del TTP entre los años 2007 al 2012 y donde se ha mantenido desde entonces la insurgencia fundamentalista, que cruzaba libremente a Afganistán para colaborar con sus hermanos del norte
Mehsud, que se movió por esa región con una gran columna armada, que incluía vehículos de la policía afgana, a plena luz del día y con sus banderas desplegadas, en franco desafío a al gobierno del Primer Ministro, Imran Khan, dijo que su grupo: “es una rama del Emirato Islámico de Afganistán” y que “luchará hasta que Paquistán, como Afganistán, también esté bajo la ley Sharia”. Por su parte desde Kabul, las declaraciones de Mehsud, fueron desautorizadas, a pesar de que el líder paquistaní había reafirmado a principio de año su Bayat (juramento de lealtad) al líder de los talibanes afganos el mullah Haibatullah Akhundzada, la que nunca fue rechazada.

A pesar de la negativa de los mullah, la declaración de Mehsud, han de tomarse como una verdadera declaración de guerra, teniendo en cuenta que días antes, había anunciado que dados los incumplimientos del gobierno, no extendería la tregua de un mes que se había acordado desde el nueve de noviembre último, mediada por el ministro del Interior del emir Emirato Islámico de Afganistán, Sirajuddin Haqqani.

Algunas versiones niegan la veracidad del video grabado por Mehsud, que según esas mismas fuentes dicen que se ha realizado en Afganistán, lo que de ser cierto, sería una prueba de la relación entre el TTP y el Talibán y de confirmarse que el rodaje fue realmente realizado en Paquistán, evidenciaría la debilidad del ejército y el gobierno paquistaníes, obligados a un acuerdo de paz con los insurgentes que desde la caída de Kabul se han ensoberbecido, dado que el grupo paquistaní ha perdido varios líderes y muchos combatientes en Afganistán antes de la victoria del 15 de agosto en la guerra que terminó con la derrota norteamericana.

Otros grupos insurgentes de la región como la Unión de la Yihad Islámica de Uzbekistán, han adherido a la declaración de Mehsud, lo que tampoco no es una buena noticia para Islamabad.

La agitación interna

El fin unilateral del alto el fuego de un mes entre Islamabad y el Tehrik-i-Taliban Paquistán, decretado por los terroristas, se fundamenta en el incumplimiento de los acuerdos que incluían la liberación de los 120 militantes del TTP, que el gobierno tiene detenidos, además, siempre según el TTP, el gobierno central habría violado todas las reglas acordadas, las que incluían no realizar operativos contra el TTP, además de no establecer nuevos puestos de avanzada de las fuerzas de seguridad en la región tribal. Según las denuncias de los muyahidines varios de sus hombres fueron asesinados por las fuerzas federales, mientras otros habían sido detenidos.

Antes del acuerdo, el emir del TTP, en declaraciones periodísticas había dicho que muchas áreas de Waziristán, estaban controladas por el TTP y que la influencia del grupo se estaba extendiendo en otras áreas de Khyber Pakhtunkhwa. Por lo que fue el gobierno de Paquistán, “suplicó” a Kabul, que medie con el TTP un alto el fuego.
El TTP habría publicado una serie de videos, donde se veían aviones y helicópteros paquistaníes, bombardeando mezquitas, viviendas donde habrían muerto numerosos civiles en Khyber Pakhtunkhwa.

El TTP, se pregunta además: «¿Por qué el gobierno de Paquistán, que se rindió dócilmente a la organización virulentamente radical como Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP), rompió su acuerdo de alto el fuego con ellos?»
Islamabad habría liberado a unos 860 milicianos del TLP y su jefe el clérigo extremista Saad Hussain Rizvi, además de haber levantado la prohibición de la organización, aparentemente, religiosa.

Sin duda una de la secuelas de ese levantamiento de sanciones al TLP, fue el linchamiento del ciudadano de Sri Lanka, Priyantha Diyawadana, gerente general de una empresa de la ciudad de Sialkot, quién después de ordenar retirar carteles del TLP, colocados dentro de la fábrica, fue señalado de blasfemo, lo que lanzó a una turba, alentada por el TLP a linchar al hombre, que tras ser prendido fuego, su cuerpo fue arrastrado por la calle, el pasado tres de diciembre. Situación que se volverá a repetir a medida que el fundamentalismo siga creciendo en Paquistán, a quien por su nueva alineación geopolítica se intentará deslizar al vacío.

* Escritor y periodista. Publicado en Línea Internacional
Paquistán-LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar