Por razones de espacio…

Joan Martí*. LQS. Agosto 2019

No sólo es un mundo grande y terrible, sino más grande y terrible de lo que parece… Y un drama para la izquierda

Reflexiones personales en torno a lo que considero un brillante análisis de Julio Anguita y Manolo Monereo (1), del que echo en falta algunas ideas, que, en general, se suelen omitir en el análisis de la izquierda alternativa, lo que demuestra nuestra incapacidad para entender dónde estamos y hacia dónde vamos, de suerte que no sólo estamos en un mundo grande y terrible, como dice el artículo, sino que es mucho más grande y terrible de lo que parece…

Para seguir estos pequeños apuntes se hace imprescindible leer la nota en cuestión: Un mundo grande y terrible (Análisis de Julio Anguita y Manolo Monereo de la situación actual global y las consecuencias para la clase obrera). Clic aquí.

Una vez leída la nota en cuestión va mi critica-comentario:

Creo que por razones de espacio (y quiero pensar que es sólo por eso) en el artículo se ignora el cambio de las clases y sectores que sucederá en 20 – 30 años cuando la robótica, la inteligencia artificial y la learn machine acaben con el 40% del empleo actual y la sociedad quede reducida a bolsas y guetos de homeless.

Entonces el grueso de la población será una clase/sector social de consumidores/subempleados, persistiendo los grandes multimillonarios, accionistas de referencia, en los estados/estado de las corporaciones de la tecnología de la información que ya comienzan a gobernar el mundo (2).

Militando en la izquierda desde hace muchos años y viendo la evolución de las propuestas y los partidos, me sorprende que este nuevo marco del rol trabajo/consumo sea ignorado sistemáticamente por la izquierda en brillantes análisis que suelen basarse en la situación económica/tecnológica del siglo pasado. Puede parecer una boutade, o tal vez no, pero creo que el día que la izquierda, previamente al análisis y elaboración de propuesta política, comience a leer a Harari, Dans, Cordeiro, Marta Peirano, Kurzweil, etc. y a los guionistas de Black Mirror, Years and Years o los Sueños eléctricos de Philip K. Dick (3), quizás llegue a entender dónde estamos y hacia dónde vamos y que las recetas de la izquierda de hace 40 años no sirven para la enfermedad de la sociedad actual desde una perspectiva de propuesta liberadora. Por no entender, ni siquiera entendemos que ahora, más que trabajadores, somos básica y fundamentalmente consumidores y –permítaseme el chiste malo– el paso teórico para llegar a los soviets de consumidores y de subempleados con rentas marginales no pudo prevenirlo Lenin por razones obvias.

Ese es el debate ¡ese! el cambio paradigmático radical, casi aporía, del sistema de producción/consumo y de todos sus epifenómenos en la información y su control, las transnacionales-estado, el relato y ese larguísimo etc. que sistemáticamente apartamos en nuestros análisis. Desde luego no tengo ninguna propuesta, pero deberíamos comenzar por ahí, por no ignorar todo ese cambio que altera lo hasta hoy conocido a una velocidad de vértigo.
Un afectuoso saludo a mis dos admirados autores.

Notas:
1.- Un mundo grande y terrible
2.- Evgeny Morozov
3.- Sueños eléctricos de Philip K. Dick

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar