¿Quién programa al programador?

¿Quién programa al programador?

Por Jorge Izquierdo*. LQSomos.

Solamente el sistema operativo Windows 10 está presente en 800 millones de ordenadores. Un monstruo de 80 millones de instrucciones, 4 millones de ficheros y medio millón de carpetas. El sistema operativo Android que se encuentra instalado en 1.200 millones de dispositivos es algo más pequeño y «solamente» tiene 12 millones de líneas de código. Muchas líneas de código, muchas instrucciones parecen. ¿Qué hacen todas esas instrucciones? Estas cifras vienen dadas por los mismos fabricantes; no hay administración pública que controle lo que hace un fabricante de software preocupados como están en intentar controlar en a cuánto se vende el kilo de usuario. o directamente de espiarnos como hace Estados Unidos.

Hasta no hace mucho, un estudiante de ingeniería informática debía construir un sistema operativo, él solito. Aunque complicado no es imposible. A fin de cuentas el sistema operativo que hace mover al 90% de las webs de Internet, Linux, nació de un libro de unos cientos de páginas con unas miles de instrucciones creado por un profesor en Holanda, Andrew S. Tanenbaum

No hace tanto. No hace nada de aquello. Lo mismo que hacen las Administraciones públicas: nada. Empeñadas como están en utilizar matasellos de tinta regados con tramites digitales kafkianos. Mientras tanto la industria del software recorre el mundo como un fantasma.

Hasta que llegue el momento en el que una Inteligencia Artificial sea el nuevo «Sumo Sacerdote programador que hace todos los programas», hasta que eso ocurra y ojalá no ocurra nunca, son las personas las encargadas de hacer los programas informáticos, cualquier programa… pero ¿A qué precio? ¿Qué moral y ética tienen esos programadores? Alguien dirá: el sistema educativo es el encargado de formar a esas personas. Y es cierto, y ha sido cierto. ¿Pero cómo educas a un alumno cuando tú no eres más que un simple, otro, usuario? Y eso es precisamente lo que me preocupa pues el sistema educativo basa su enseñanza, cada vez más en lo digital, con sus mismas reglas y sus mismos mastodontes digitales donde los alumnos dejan cada vez más de serlo y se convierten en usuarios. El pez que se muerde la cola.

Una nueva generación se ha educado y se está formando en el usofructo digital. Son algo menos que clientes como lo fueron sus padres y abuelos. Pagan y pagarán para conectarse a una red como puede ser la eléctrica con la salvedad de que ellos son también la corriente eléctrica, la mercancía. Una vez conectados a la red, no hay nada ni nadie que les proteja pues «todo es gratis».

¿Dónde la escuela? ¿Dónde la Administración? ¿Dónde los derechos?

Por eso ¿Quién programa al programador?

– Imagen de portada: Bill_gates, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg y Elon Musk.

* Bracero de la tecnología, obrero informático y mecánico cualificado en esta Web, parte del Colectivo LoQueSomos. Miembro de Wikimedia. Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar