«Vientre, vida y sueños» (Burgos-2012)

VIENTO DE VIENTOS
En cada muerte, vuelvo al Cruce de Caminos.
Ante mí, los que anduve. Los que nunca recorrí.

Sueños vividos y por vivir.
Sueños que han sido y prevalecen
sobreviviendo a mis muertes.
Sueños que busco y que pertenecen
a los caminos inexplorados.
Sueños, que se quedaron en la Espera.
En una imagen. En un instante, en un momento.
Los que sus pasos perdí. Los que nunca revirtieron.
Caminos sin huellas en las dunas de mis desiertos.
Y me respondo:
“Si soy polvo de los caminos, soy también parte del Viento”.
Soy vidas y sus senderos.
Soy Camino, soy su Viento.
Soy el beso que te incendia y estalla en tus labios sin herirte.
Viento de vientos; Camino del Sueño.
Venus y Marte…
Amor en Guerra,
Forjan su luz sobre mi sombra.
Camino, Viento. Vida y Polvo.
Soledad y Recuerdo…cantan los chopos:

 “Viento de vientos”

 

SOMOS DUNAS

Bailamos sobre desiertos, navegando en mares negros.

Parpadean azules, las luces que no son faros…

Boca de Túnel Cerrado se bebe la sangre del sufrimiento.

 

Somos corrientes que fluyen. Somos riberas con dientes;

que se abrazan en remansos y en aullidos permanentes.

Golpeando incesantes las escolleras que frenan nuestro transcurrir rebelde.

 

¡Amalgama! ¡Fuego en gargantas!

 

Somos llamas que crepitando se extienden.

En caminos por las nubes; sobrevolando los suelos,

donde nacen las flores que amanecen

en el Nuevo Horizonte.

 

Bailamos… somos las dunas, que caminan sin descanso.

Nuestros pasos prevalecen a lomos de la Esperanza.

Somos huellas invisibles ante el miedo y la nostalgia.

 

¡Amalgama! 

 

Tras la cumbre, una muralla. Voces que se estremecen.

Páramo donde la Paz se derrama y su violencia, se muere.

 

HASTA HOY, NO LE ESCRIBÍ A UN ABRAZO

Un abrazo que salpica mis momentos de alegría.

Instantes que refugian todo lo que me inunda,

y me lleva de su mano.

 

Sois, las luces que se asoman entrando en mí Esfera.

Destellos en esta espera que iluminan el relieve

en todos mis desembarcos.

 

Pasa la Vida con sueños, que poso a poso,

cimientan con sedimentos la Amistad;

Amistad queno se nombra y, siempre queda.

 

Bajo el Sol, sobre la Luna.

Siempre fuisteis en mi curso,

en sus corrientes y remansos

de un presente inacabado.

Costumbres lindantes.

 

Soy, la Ida y el Regreso

de un comienzo que sucede

cada segundo. Sois, mi Tiempo.

 

Olas que laméis mi orilla

con rizos, espuma y viento.

 

Una piel, que viste los tejidos

del nervio: Parpadeo en mi costado.

Sois ventanas que se abren en mi Centro.

 

Que se asoman a mi mundo

con calma de inquietas alas.

Que articulan mi silencios

con el calor del Abrazo.

 

* Benjamín Lajo Cosido (Periférico humano).  Tomado íntegramente de su blog “Tizono y Colado”.

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar