Siempre se lamentó

Cuando en junio de 1916 en la guerra de África, su capitán cayó gravemente herido en combate cerca de Boutz, con una herida en el vientre que casi le costó la vida, este combate y su desenlace le supuso a Franco el ascenso a comandante en febrero de 1917, hechos narrados por él mismo el 29 de mayo de 1928 al diario “La Estampa”.
¿Cuál fue el motivo de su lamento? Ser uno de los regulares que llevó a Franco al hospital de campaña, concediéndole la Cruz del Mérito Militar Roja, D.O. nº 186 el 21 de agosto, por méritos en combate (en la foto aparece de perfil junto a Millán Astray).
La historia de esta persona, como la de tantas otras, por acciones parecidas e incluso de mayor mérito, quedó en el olvido. Nunca se ha rendido homenaje a estas personas anónimas, sólo la tumba a los soldados desconocidos, desconocidos porque nadie ha narrado su vida.
Nació en Valladolid en julio de 1891, siendo llamado a filas en 1912 por tres años, más otros cinco de servicio activo fuera de filas, y ante la imposibilidad de obtener una reducción del servicio militar obligatorio mediante el pago de una cuota de 1.000 o 2.000 pesetas al Estado, se alista en diciembre de 1912 como "Voluntario con Premio" por cuatro años, prestando juramento el 1 de enero 1913 en Melilla Reg. Infantería nº 68. En 1916, al terminar su contrato con el ejército y con los pocos ahorros conseguidos, se traslada a Camaguey -Cuba- en busca de fortuna, pero la emigración no le reporta grandes beneficios. Allí se entera de la fundación de “La Legión Extranjera” en 1920, donde se encontraba su antiguo capitán, ahora comandante y lugarteniente de la nueva tropa.
Regresa a España y el 14 de abril 1922, nada más bajar del barco en Bilbao, se alista en el Banderín de Enganche del Tercio, firmando por cinco años y destinado a Dar-Riffien, empieza su andadura en la Legión llegando a cabo en 1923. Es distinguido “por su arrojo y valor demostrado y gran espíritu legionario” por el combate el 14 de septiembre de 1924. Herido contuso el 8 de octubre en Harka Boros; el 26 de octubre de 1924 en la retirada entre Bab-el Hamara y en Drra-el-Asef es gravemente herido de nuevo y trasladado a Tetuán por dichas heridas.
Ascendido el 1 de enero de 1925 a Sargento Legionario por méritos de guerra el 13 de agosto de 1926 D.O. nº 180, le conceden pensión vitalicia de 25 pesetas "como herido por el enemigo", declarado inútil para el servicio de Armas el 9 de marzo de 1931 marcha a Madrid siendo ingresado en el Hospital Militar, de nuevo le condecoran el 2 de septiembre concediéndole el distintivo de la Legión con 7 barras rojas adicionales.
El 3 de agosto de 1935 es trasladado a Ceuta a la 2ª Legión; el 27 de noviembre D.O. nº 274 le conceden “Premio por Efectividad” de 1.000 pesetas al llevar 10 años como sargento, pero su anhelo es volver a la Legión como soldado. Es declarado útil el 9 de julio de 1936 y publicado en el Boletín del 12 de julio de 1936, D.O. número 160, firmado por Casares Quiroga, a la postre Jefe Superior de la Fuerzas Militares de Marruecos.
Estalla la insurrección armada de Franco el 18 de julio, pero se alista al 3º Batallón Voluntarios Republicanos. Herido nuevamente le dan el alta el 10 de agosto de 1936 en el Hospital de Sangre de Madrid, instalado en el Instituto Oftalmológico Nacional y es destinado a la 107 Brigada Mixta el 1 de diciembre de1936 y nombrado capitán el 1 de marzo de 1937.
Participó en la evacuación del Gobierno hasta Valencia y, según su testimonio, llegó a teniente coronel. Acabó la guerra con el resultado que todos sabemos, y es hecho prisionero en Valencia encarcelado y condenado; no fue fusilado a pesar de ser antiguo legionario. Siendo excarcelado al poco tiempo, aducía que el motivo se debía al agradecimiento de Franco por aquella maldita acción de 1916, que bien pudo ser un giro en la historia española si hubiese fallecido.
El testimonio de su condena dice: "se presentó en el Ministerio de la Guerra ofreciendo sus servicios, destinado al frente fue ascendido hasta Comandante y condecorado con la Medalla del Deber; instruida la Causa 7267-V, Procedimiento Sumarísimo y sentencia del 27 de abril de 1940 por un delito de adhesión a la rebelión, es condenado a veinte años y un día de reclusión mayor". Puesto en libertad el 12 de febrero de 1944 de la Prisión militar de Sigüenza y desterrado a Algeciras.

En 1965 con 74 años llega de nuevo a Madrid a pesar de su destierro, desea morir entre los suyos, falleciendo en casa de su hija el 21 de junio de 1968. El 7 de julio de 1978. Diez años después de su muerte, amnistían al sargento de la Legión D. Abdón Martín Nieto, personaje de esta historia. Como él habrá otros, pero siguen empeñados en ocultar parte de nuestra historia con el controvertido nuevo Diccionario Biográfico Español o ignorar las acciones en pro de la Memoria Histórica.
 
 
 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar