Sin novedad en el abismo

Sin novedad en el abismo. Ese podría ser el saludo de los subordinados del Partido Popular cuando entra en la estancias su jefe, el presidente Rajoy. Sin novedad significa que hay otro sobresalto o un nuevo capítulo de descomposición. Novedad sería, a la vista del panorama, que el gobierno pudiera emplear su tiempo y energías a los enormes problemas sin resolver que tiene España.

Cuando no es un nuevo dribling del ex tesorero "suizo" y ex senador Luis Bárcenas, es el persistente nepotismo de del conseguidor caciquil Baltar en Galicia; u otro capítulo de la trama Gürtel, algún alcalde que se escapa con la recaudación, o bien otra fechoría de los discípulos mallorquines de Matas, los jocosos confettis de Ana Mato y su ex marido, el desolado despifarro del aeropuerto Fabra sin aviones de Castellón y el amplio etcétera de la putrefacción resumido en el ¡¡Que se jodan!! gritado en el Congreso precisamente por la hija del Fabra aeroportuario… 

…Y, ahora, por si fuera poco el barro local, viene la “princesa” Corinna a aumentar la confusión y a sacar tajada. Si España montara un circo le crecerían los enanos. Tampoco hay cabezas para tanto sombrero, ni pan para tanto embutido.

Con que, la asidua acompañante, día y noche, del rey cazador de elefantes y merluzas anda en el candelero de las portadas profiriendo una sarta de lamentos, insinuaciones, mensajes evidentes y subliminales que son de preocupar. Y no por la abdicación de un rey roto y gagá, algo inexorable tarde o temprano (a no mucho tardar, para elevar una gran cortina de humo con el ceremonial y así salvar los muebles), sino por el hecho de que este país sea como un blando queso de gruyère. Por los agujeros de su frivolidad se cuelan y se forran todos los oportunistas y malolientes chantajistas posibles, de mayor o menor rango.

Resulta a todas luces increíble que una individua como la "rubia" Corinna zu Sayn Wittgenstein ande entrometida en asuntos de Estado, por la vía de la caza mayor y el catre también mayor. Cada día que pasa “sin novedad” en este país cobran certeza los escritos denuncia del ex coronel Amadeo Martínez-Inglés.

La necesaria abdicación en una República

Así pues, a la vista de estos considerandos, España no parece un país decente; más bien es una casa de pputas mal organizada.

 
 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar