Principio

1 de enero (tarde). La nota que estoy leyendo se publicó el 30 de diciembre en un medio estadounidense, y me la volveré a encontrar el día 2 en un medio español, reconstruida y firmada por otro. No es lo peor que he visto en el negocio de la palabra —está razonablemente disimulado—, pero me pregunto cuántos más se habrán dado cuenta

Leer más

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar