Salvemos la hospitalidad, empezando por salvar la palabra misma

Debemos salvar la hospitalidad, empezando por salvar la palabra misma. Salvar esta palabra es de lo primero –además de acoger urgentemente a las personas refugiadas- que toca hacer para poder imaginar “otro mundo posible”

Leer más