Chato Galante: compromiso, corazón y ternura

Oírte contar tu historia, hablar sin odio del dolor que te causaron, verte derramar lágrimas que solo los más grandes dejan caer, sentir la fuerza de tu necesidad de justicia, verte caminar de derrota en derrota hasta la victoria final

Leer más

Chato Galante, nuestro “delincuente” más preciado

Después de 45 años de la muerte del dictador, sus victimas se van dejando literalmente sus vidas sin ver cumplidos sus objetivos de Justicia Democrática contra los crímenes de Lesa Humanidad cometidos por la Dictadura Franquista

Leer más

Y después de la cárcel ¿qué…?

En las cárceles del estado español han pasado muchas cosas… y lo peor: ¡siguen pasando! Lo presos se enfrentan en su día a día a una violación constante de los Derechos Humanos: el régimen FIES, la dispersión, la tortura…

Leer más

Una mujer en villa Grimaldi. Tortura y exterminio en el Chile de Pinochet

La comencé a escribir a mano, en pequeñas notas, luego de mi vuelta clandestina del exilio el verano de 1982. Lo hacía a salto de mata, en una situación de urgencia, para no olvidar ese período de la historia de Chile, vivida en medio de la pesadilla de una política de terror de Estado

Leer más

Esa cosa llamada… TORTURA

Francisco Etxeberria, Carlos Martín Beristain y Laura Prego nos revelan que entre 1979 y 1992 se produjeron 20 sentencias firmes del Tribunal Supremo, con 9 sentencias condenatorias que corresponden a la Policía Nacional y 11 a la Guardia Civil, condenando a 49 funcionarios, por hechos cometidos contra 31 personas bajo régimen de incomunicación

Leer más

España es una dictadura

En España no existe la democracia y uno de los ejemplos más obvios es la existencia de un rey que figura como jefe del Estado sin que nadie lo haya elegido jamás y siendo totalmente innecesario ya que supone uno de los gastos más preocupantes de una nación inmersa en una crisis

Leer más

Sobre los toros

De otra parte, los taurófilos no paran de contar la enorme cantidad de empleos que la tauromaquia crea. Pero habría que decir, que ni aún esa “enorme” cantidad de puestos de trabajo justificarían éticamente la tortura de la tauromaquia. Pero además todo lo anterior no es verdad

Leer más

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar