Todo por la paga

Mi sobrino, de 6 años, ha hecho una de sus trastadas y, además, ha tratado de engañarme. Al darse cuenta de que lo había descubierto, me ha dicho: “lo siento, me he equivocao y no volverá a ocurrir”, mientras me miraba con cara de cordero. Y todo para que no le castigue sin la paga… No sé, me recuerda a alguien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar