Tres temas para reflexionar

econo100El Financiero de El Garaje. LQSomos. Septiembre 2015

Primero

El jueves 17 la Reserva Federal Americana (Fed) no ha subido sus tipos de interés, que siguen entre 0% y 0,25%. Es lo que los mercados querían oír. Sin embargo, se lo han tomado a mal y han bajado fuertemente el viernes 18. ¿Por qué?

Porque no es lo mismo no subirlos “todavía” en un supuesto contexto de mejora de la economía global, que no hacerlo “porque las incertidumbres (léase peligros) de medio y largo plazo no lo aconsejan”. Eso es lo que dijo bastante claramente Yellen en su rueda de prensa de las 20:30horas.

Ya lo habíamos dicho aquí: la economía no sólo no crece, sino que se ralentiza. La burbuja china está estallando. La burbuja de los emergentes, también. Incluso para los que defendían los modelos de algunos países de América Central y del Sur ha quedado claro que su “crecimiento” era dependiente de la venta de materias primas (neoextractivismo). Como China, principal importador, se frena en seco, el modelo se desmorona. El fortalecimiento del dólar tampoco les ha ayudado. No eran la alternativa de nada.

Pero lo que más asusta a los mercados es lo siguiente: La Fed ha mentido. Había anunciado que los subiría en septiembre y no lo ha hecho. Ahora dice que subirán progresivamente hasta algo más de un 3% en 2018. ¿Por qué creerla? Dicen que pueden guiar esa subida, haciéndola tolerable. ¿Y si no pueden? Ni siquiera la Fed puede controlar un mercado tan enorme –y en burbuja– como el de la deuda.

Esa es la cuestión: ¿y si la Fed pierde el control como lo ha perdido el gobierno chino, incapaz de frenar la salida de capitales y teniendo que vender cientos de miles de millones de dólares en bonos del Tesoro USA?

Seguimos avanzando hacia la tormenta perfecta.

Segundo

Toda nuestra solidaridad con los refugiados sirios (y de otros países) que llegan a la Unión Europea. Hay que acogerlos.

Pero, ¿por qué no oímos por ningún sitio que llegan ahora y en masa porque Turquía les ha abierto la puerta de salida?

Un millón y medio de refugiados malvivían en los campos turcos. Medio millón ha entrado. Merkel dice que todavía puede llegar un millón más. Merkel sabe contar.

Así que Turquía presiona a la Unión Europea. ¿Por qué ahora?

Porque el tiempo para acabar con el gobierno sirio –que es lo que quiere Turquía– se va agotando. El llamado “Ejército Islámico” (por cierto, en Siria ya no existen “rebeldes moderados”) no ha podido derrocarlo. Turquía (al igual que Israel) quiere una Europa más combativa. Sobre todo tras el acuerdo USA-Irán y la aparente pasividad de Obama (no combate al ISIS, cierto, pero tampoco parece tener prisa en derrocar a El Assad).

Anoten la hábil jugada de Putin. Envía material y expertos a Siria (y quizás pronto tropas). ¿Su argumentación? “Estamos aquí para ayudar a Occidente contra los yihadistas”. “¿No dicen los USA y Europa que quieren acabar con ellos? Pues aquí está Rusia, ayudando”.

¿Recuerdan aquellas “Primaveras árabes”? Pues ahí las tienen. Eran el anuncio del “caos controlado” que los USA quieren imponer en Oriente Medio. Siguiente objetivo: Túnez. ¿Llegará la desestabilización al norte de Africa? ¿Se imaginan lo que puede pasar si llega a Argelia y Marruecos?

Tercero

Disculpen por incluir aquí un tema poco serio. El de las elecciones. A estas horas no conocemos el resultado de las de Grecia. Pero da igual. Gobierne quien gobierne su misión está clara: gestionar el acuerdo con la Unión Europea. El tercer rescate. Antes de que llegue el cuarto.

El ridículo de Tsipras ha sido histórico. Ya lo veníamos diciendo aquí. No se puede a la vez pretender vivir del crédito y anunciar que no se van a pagar las deudas. No se puede ir de farol contra el poder financiero (ni el europeo ni ninguno).

Aquí está: “Conclusiones sobre Grecia”
¿Qué el sistema capitalista es injusto? Por supuesto. ¿Que los poderes económicos y financieros imponen sus intereses contra la inmensa mayoría? Está claro.

Pero vender que se pueden cambiar las cosas sin pagar el precio de ese cambio, que dentro del sistema hay margen para cambiarlo, que seguiremos viviendo igual, que no habrá “recortes”, y que para ello basta con que les votemos a ellos, es vender humo. Que es exactamente lo que ha hecho Tsipras y los que le apoyan en el Reino de España. Vender humo.

En el Reino de España parece que también van a “celebrarse” elecciones. Ya hablamos de ello en nuestra nota: “Desmontando al PP”

Poco más tenemos que añadir.

Más artículos del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar