TRIPLEX te arregla el día. La lotería para los pobres

TRIPLEX te arregla el día. TRIPLEX te arregla el día. La lotería para los pobres

Por Betzie Jaramillo. LQSomos.

Por 50 céntimos la ONCE promete que no va a cambiar tu vida, pero te puede arreglar el día. El premio máximo del sorteo Triplex es de 150 euros. Ha leído bien, son 150 pavos. Es la lotería para los pobres que ya ni sueñan con ser millonarios. Es la costumbre de conformarse con poco, aunque sin renunciar a la suerte y a las apariencias de lo falso. Plastiqueso, que no es queso, comer pasta, que gasta menos energía que cocinar legumbres, comprar carne picada envasada de oferta que será quién sabe qué, decorar la casa en el chino, comprar foigras, trufados, caviar y jamón, pero todo “sabor a”, que se parezca y haga la ilusión de participar del festín de los ricos. Vestir Dolce & Banana y calzar unas Mike, merendar una baguette de poliespan y croissants de sebo de mono. Parece, pero no es. Lo único auténtico es el ibuprofeno, la droga sobre el que se sostiene el sistema de los trabajadores inflamados.

Pero hay otros niveles superiores de pobreza con anhelos. La feria de alasitas, un simulacro de riqueza en la sierra peruana y el altiplano boliviano. Cortan rectángulos de papel de periódico del tamaño de un billete y con esos fajos de dinero falso recorren la feria donde todo se vende: casas, coches, camiones, trajes de novia, cocinas, televisores, herramientas, pero en miniatura. Se comparan precios, se regatea y cuando llegan a un acuerdo pagan con los trozos de papel de periódico y se llevan su deseo jibarizado en un juguete. Esta alucinante fiesta de la simulación del mercado ha evolucionado y hoy es un reclamo turístico, aunque ya usan dinero de verdad los deseos siguen siendo miniaturas.

Parece, pero no es. Lo único auténtico es el ibuprofeno, la droga sobre el que se sostiene el sistema de los trabajadores inflamados.

Volvamos a nuestro simulacro de fortuna, volvamos a Triplex. Son tres sorteos diarios: a las 10:00, 12:00 y el último a las 21:00. Por 50 céntimos puedes participar sólo en uno de los sorteos. Tienes que escoger número de tres cifras entre el 000 y el 999. Ahora soñemos que el dedo loco del azar nos señala y ganamos los 150 euros. Después de quitar y poner necesidades, deseos y deudas en la lista de gastar, lo más probable es que más de la mitad de los 150 irán a rellenar nevera. Así lo dicen los estudios.

El pobre dedica el 60% de todo lo que tiene a comer. Nevera llena tranquiliza, segundo beneficio de comprar alimentos. El primero es comer. Después de descartar el dentista, que cuesta mucho más que el premio gordo, el resto del dinero se enfrenta a la batalla del dilema: zapatillas para los niños o pagar una deuda, pagar la cuenta de la luz o irse todos a cenar a un restaurante para celebrar. O ninguna de esas y esconder lo que quede en el fondo más oscuro de un armario para cuando vuelvas a no tener nada. Tampoco se trata de administrar cuando es tan poco. Menos aun es el segundo premio de Tryplex: 10 euros. O sea, no da para arreglar el día, pero sí te apaña el instante.

Más articulos de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar