Un destello de luz de esperanza para evitar la extinción de la especie humana

Por Ángel Foruhar Aghili. LQSomos.

Albert Camus dice que “Calígula” se ha olvidado de otras personas, y olvidar a otras personas significa pisar la moral, porque la moral no es más que una forma de vivir con los demás.

Descartes dice que para obtener paja hay que plantar trigo. Si los pueblos obtienen su libertad, obtendrán su pan, pero lo contrario no es cierto.

Tolstoi aprendió la lección enseñada por «Bayezid»(*), que dice: «el poder moral de un solo ser humano que insiste en la liberación es mayor que el poder moral de la mayoría que están en silencio”. Aunque los anarquistas abusaron de esta idea, es cierto que «la mayoría silenciosa son los esclavos que han caído en el sueño pesado de la historia durante siglos». El educador, necesita formación y aprender también. Tiene que aprender y preparar. Los iluminados de nosotros, les juzgamos y castigamos solo porque están decididos a ser libres.

Según el autor de “La Tragedia del poder” (**), la enseñanza profunda de la libertad real, en el siglo XXI, requiere una revolución interna y moral.

En los primeros años de la tercera década del siglo XXI, asistimos a violentos enfrentamientos entre distintas religiones y culturas. Algunos lo llaman el choque de «civilizaciones» que deben redefinir la palabra civilización y de hombre civilizado en nuestro siglo.

El choque entre los Talibanes y las mujeres en Afganistán, el régimen clerical en Irán, la dictadura en China y en Estados Unidos con la ayuda del algoritmo Gafma (Google, Amazon, Facebook, Microsoft y Apple) así como la dictadura Putin, un multimillonario en Rusia, que nada que ver con los hombres civilizados, ni siquiera con sus compatriotas. De modo que se trata de diferentes religiones y culturas lideradas por dictadores egocéntricos, no de diferentes civilizaciones. El régimen clerical en Irán o los Talibanes en Afganistán son fenómenos completamente separados de la civilización del antiguo persa y de la historia de la civilización histórica afgana.

Con la caída de la Unión Soviética en las últimas décadas del siglo XX, la Guerra Fría y la confrontación constante y aguda de la ideológica del comunismo con el liberalismo y el sistema capitalista casi terminó. Para la gente del mundo, y especialmente para los
capitalistas, fue tan maravillosamente gozoso que algunos pensadores como el profesor de la Universidad de Stanford, Francis Fukuyama, trae consigo esta ola de alegría y optimismo sobre la especie humana. Tanto es así que Fukuyama (1) en 1992 publicó su famoso libro, “El fin de la historia y el último hombre”. Su teoría y su libro fueron bien recibidos en Estados Unidos, Europa y especialmente en Francia.

Pero en medio de toda esta alegría y aplausos, hubo pensadores como L. Philippe Huntington (2), antiguo maestro de Fukuyama en la Universidad de Harvard, que de manera más consciente pensaban que la raza humana iba a empezar otro tipo de enfrentamientos y guerras. Es posible que se refieran a la memoria histórica de la especie humana en la jungla. Huntington creía que era hora de que las civilizaciones y las religiones chocaran, y tras la publicación de sus artículos y teorías en 1996 publicó su libro “El choque de civilizaciones y la reconstrucción del orden mundial”. Su teoría y libro se enfrentó con crueldad a los intelectuales del mundo, especialmente a los analistas y críticos franceses. Hoy, con el paso del tiempo y los acontecimientos que se avecinan en las últimas tres décadas, demuestran que tenía razón.

El mundo post capitalista:

Hoy la pregunta principal sigue siendo aún la misma. El ser humano, guerrero, buscador de comida, codicioso, cazador y único animal en la tierra que quema los bosques, antes por comida y hoy solo por intereses económicos. Durante decenas de miles de años se ha acostumbrado a matar, no solo a otros animales, sino también a torturar y matar a otros seres en su raza, ¿Hemos cambiado? ¿Cómo deshacernos de esta pesada carga de la memoria histórica basada en el egocentrismo?

Evitando la respuesta a esta pregunta, periodistas y defensores del capitalismo y el neoliberalismo, una vez más, han gritado de alegría, con la ayuda de robots inteligentes (IA) y el uso de algoritmos en todos los sectores de producción, servicios, etc. El bello mundo del post capitalismo, sin necesidad de repensar a los trabajadores, sus molestos sindicatos, sus huelgas y movimientos que se prolongan desde hace mucho tiempo. Pronto la tecnología avanzada, la inteligencia artificial y el mundo informático resolverán todos los problemas.

Argumentan que los sindicatos y los movimientos laborales, especialmente en el mundo occidental, han perdido su utilidad y día a día pierden su poder colectivo. ¿Está sucediendo algo así y lo estamos presenciando en el siglo XXI? ¿Realmente estamos en el camino de construir un mundo capitalista bello, pacífico y que nos llevará a la felicidad? Es interesante que algunos pensadores izquierdistas, ven plusvalía en la producción, los sindicatos han sido seriamente cuestionados, se defiende el bienestar de los trabajadores y la reducción de jornada laboral, como el cambio positivo con ayuda de la IA y los robots, en época de post capitalismo.

Acelerar el flujo de dinero y de cruce de bienes en el mundo:

Mientras la relación dinero-mercancía y el poder absoluto del capital prevalezcan sobre todos los pilares de la sociedad, de la producción y de la distribución, la desigualdad se establecerá de manera sistemática. Esta vez con la ayuda de robots y algoritmos. A pesar de sindicatos y movimientos de los trabajadores (ahora debilitados), los movimientos sociales a gran escala de todas las clases, y especialmente del movimiento mundial del hambre, no hace más que aumenta progresivamente sin freno. En los últimos años, hemos sido testigos de la afluencia de millones de inmigrantes a países vecinos y prósperos. Pero hay una brecha que está provocando el crecimiento de partidos y organizaciones racistas y fascistas en Occidente. Si desde hace mucho tiempo este conflicto real, profundo y cotidiano era pacifico, pronto tornarán en la forma de conflictos violentos. ¿Podemos decir que en paralelo paradójicamente está emergiendo la visión real de un mundo hermoso en época del post capitalismo?

La mayoría de los pensadores sobre el surgimiento de regímenes dictatoriales como los Talibanes, los mulá en Irán, o Rusia, China, Egipto y recientemente en Sudán… especialmente en la tercera década del siglo XXI, en vísperas de la era post capitalista, se maravillan de este desarrollo dejaron la teoría sin pasaje. «Michelle Enfríe» (3) en una parte del nuevo libro llamado «Libro ardiente», publicado en Francia en agosto de 2021 dice:

¨En la ex Yugoslavia, los musulmanes bosnios fueron respaldados por Turquía, Irán y Arabia Saudita. El apoyo de Rusia a la Serbia ortodoxa (cristianismo). Huntington fue el primero en decir la verdad después de la caída del Muro de Berlín. El también con razón dice que la hipotética civilización y cultura mundial que se refiere a la «cultura y civilización de Davos»
Es bien sabido que nunca entrará en la arena.

«Davos» es el nombre de una ideología, en el que se engloban conceptos como los derechos humanos, la religión, la libertad del capital, el liberalismo económico y social, las promesas de libertades individuales para todos. Pero en realidad estos aplican y favorecen a una pequeña minoría de personas ricas y acomodadas. Es el mundo el que de ninguna manera se ajusta y refleja las demandas de las masas sociales más amplias del mundo. Los defensores de esta ideología luchan en última instancia por construir y lograr un mundo unipolar acelerando el flujo de dinero, bienes y cruzados en el mundo.

El resultado científico y lógico de la relación entre dinero, bienes y producción es el poder creciente, hoy más que nunca. Los ricos perseguirán una distribución mucho más injusta que en toda la historia de la humanidad desde que el “Homo Sapienes” salió de los bosques hasta hoy. Históricamente los granjeros fueron mercenarios dominados por señores y duques, los trabajadores fueron mercenarios en el último siglo. El ritmo de aumento del capital y su distribución extremadamente injusta han hecho necesaria una superestructura adecuada. Esta superestructura política necesariamente es la creación de regímenes agresivos y dictatoriales, hoy más que nunca.

El resurgimiento de las dictaduras, títeres de los cárteles y corporaciones más ricas del mundo, que crean o apoyan a los regímenes dictatoriales en los países del mundo. La élite global ha podido controlar gran parte de los partidos políticos en casi todos los países, a pesar de su ideología, que se llaman a si mismo comunismo, capitalismo, partido de Dios, nacionalismo o patriotas militares. Las multimillonarias dictaturas están en el poder con la ayuda de sus partidos, como de multimillonarios Putin de Rusia y Xi Jinping en China, los Ayatolas en Irán o creación y apoyo nuevamente de los Talibanes en Afganistán con apoyo de J.P Morgan y su muñeco Donald Trump.

En interés de los ricos y de los seguidores de la teoría de «Davos», los estados de control dictatoriales individuales o colectivos se apoderan de la riqueza. Mientras que los trabajadores y la masa de tecnócratas que han sido reemplazados por robots e IA. Los ricos y seguidores de la teoría «Davos», piensan que están en su mejor momento. La situación en los países ricos y acomodados, por un tiempo, traen más descanso y entretenimiento. La salud, la educación, los medios de vida e incluso las vacaciones anuales se convierten en derechos absolutos y decisivos de los gobiernos totalitarios.

Un ejemplo evidente de este tipo de gobierno dictatorial se puede encontrar en China donde gobierna un régimen dictatorial que controla todos sectores y a su pueblo a cambio de pan, salud y educación, que pretende mostrar como suyo y por tanto como un regalo a su pueblo.

China, responsable del 25% de la contaminación climática mundial, no participó en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebrada en noviembre de 2021 en Glasgow, Escocia, para buscar una solución a la importante crisis medio
ambiental global. En cambio, el día de la conferencia, el Sr. Ping anunció que había aumentado la producción de carbono en China.

Lograr el poder absoluto mundial o territorial es el sueño de los dictadores. Con la psicología conocida de la teoría del poder absoluto, las guerras y confrontación cibernética, bio química con virus o al final mediante armas nucleares parece inevitable. Esta paz mundial “armada” no va durar mucho tiempo en manos de los dictadores egocéntricos.

¿Estos tres grupos de dictadores en los tres poderoso países serán capaces de llegar a la auto extinción y de la especie humana? ¿La tierra, planeta azul, será inhabitable, al menos durante miles de años?

Conclusión Pesimista

Es cierto que la especie humana durante las decenas de miles de años de guerras civiles con asesinatos sangrientos y similares ha grabado y registrado asesinatos individuales y grupales y el egocentrismo en su memoria histórica. Pero afortunadamente, estos no son los únicos eventos registrados en nuestra memoria histórica a lo largo de los miles años de nuestra vida en la Tierra.

Los pesimistas creen que es demasiado tarde para reformar e incluso salvar a la especie humana. Han declarado que la especie humana, egoísta y arrogante no puede salir de las crisis fundamentales que lo apremian. Una profunda crisis ambiental y una crisis (la gran crisis) de distribución de la riqueza, que ha creado una oleada masiva de soldados hambrientos frente al diez por ciento de los poderosos ricos del mundo. A estas dos crisis profundas hay que añadir la existencia de diferentes armas nucleares almacenadas en diferentes países del mundo, la mayoría en manos de dictadores que con su psicología ególatra sólo buscan más poder territorial o mundial. A estos peligros también hay que añadir los asociados a los nuevos virus y potenciales epidemias globales, que están aumentando. Parece que la especie humana está al borde de la autodestrucción y la destrucción del hermoso planeta azul.

Stephen Hawking (4) y su grupo de la Universidad de Cambridge declararon que «La vida y nosotros somos el resultado inevitable de la entropía. La vida no es el objetivo del universo y las galaxias, la vida es como todo en el universo para reducir la energía, y se reproduce ser vivo. La vida es espontánea y creada por las leyes de la física con las que estamos conscientes y disponibles hoy. No necesitamos viajar a las galaxias para explicar el punto de partida del universo. La razón de existencia de Universo, las galaxias, la vida… es su producción espontánea». Hawking en su último libro, que podemos llamar el testamento de un sabio científico para la humanidad de hoy, se dice:

“Creo que esta o aquella forma de confrontación nuclear o catástrofe ambiental en los próximos siglos es inevitable, espero que hasta entonces nuestra raza indiferente y egoísta por lo menos abra sus ojos y escuche las señales del desastre. Ojalá que escuche el aviso y pueda así continuar la vida de la raza humana. Estamos destruyendo millones de otros seres vivos en la Tierra y somos responsables de esta eliminación. Nuestra carrera sigue siendo pesada y nuestra conciencia colectiva permanece sintiéndose culpable de este peso. Y así estamos construyendo el futuro de nuestra raza en la Tierra».

Conclusión optimista

¿Existe alguna manera de que la especie humana sobreviva a largo plazo? El autor, que se considera optimista, cree en la continuidad de la raza humana, y especialmente en la autoconstrucción del planeta, aunque tomará miles de años. Todavía hay un camino estrecho y empinado de esperanza para salvar a la especie humana.

Otro recuerdo histórico de la especie humana durante miles de años, desde el nacimiento, hasta la muerte, generación tras generación ha mirado con curiosidad el cielo azul, las estrellas, la luna y el sol. Miraba con admiración y asombro y siempre quiso descubrir los secretos y misterios de las galaxias. De ahí apreste atención a las bellezas de la tierra donde vive, y al agradable sonido del viento en las hojas de los árboles y al sonido de las olas del mar. Escuchó a todo esto con más atención. Finalmente, ha creado música, poesía, literatura y todo tipo de artes. La especie humana afortunadamente, pudo transmitir sus conocimientos, sentimientos y especialmente el reflejo de su amor a diferentes generaciones a través de diversas artes.

A medida que el universo y las galaxias surgieron espontáneamente de acuerdo con las leyes de la física, hasta el punto que el filósofo y gran pensador Emanuel Kant realizó la valiosa confesión de que “la astronomía destruye mi importancia”.

Nuestros corazones crean tanto amor tanto como necesitamos. No han creado una cantidad limitada de amor en nosotros. El amor es un sentimiento sin límite que puede surgir espontáneamente de cualquier modo.

Existe la esperanza de evitar la extinción de la «especie humana». La especie humana se ha mostrado instintiva y naturalmente como un animal curioso y explorador durante miles de años. Crear arte de todos tipos y transmitir su experiencia, ciencia, su arte y sentimiento de amor es específico solo de la especie humana.

Fue esta curiosidad la que motivó a la humanidad a enviar exploradores para demostrar que la tierra no es plana ni completamente redonda. Todavía en nuestra época, éste es el instinto de astrónomos, científicos y cosmólogos, como lo fue Hawking. Durante más de cincuenta años descubrió muchos misterios de las galaxias, como la formulación científica y el funcionamiento de los agujeros negros. Es este instinto el que nos mantiene en un futuro no muy lejano que otras estrellas descubrirán y descubrirán.

Dejarnos viajar nuestra imaginación y creatividad, cada vez que damos un gran salto, subimos al rostro humano y unimos los corazones en torno a este movimiento. De esta forma, se aportan nuevos descubrimientos científicos y nuevas tecnologías para este gran salto.

La alianza y cooperación para resolver el inevitable problema global común es quizás la única forma y posibilidad de salvar a la especie humana en esta etapa histórica de su evolución. Dejar de crear más problemas para nuestro planeta es una misión que requiere una visión y un enfoque global. De esta manera, todos debemos unirnos. Todavía estoy emocionado de mi juventud en los primeros días del viaje que permitió al primer hombre pisar la luna. Recuerdo los años 60 – 70. Para mí, mis compañeros y mi generación, no importaba que el viajero fuera ruso o americano. Felizmente nos dijimos el uno al otro que nosotros habíamos viajado al espacio y a la luna. Desconectados del éxito colectivo de la especie humana, estamos perdidos. Nos sentimos orgullosos y felices cuando damos un salto grande e histórico colectivamente. Hoy necesitamos la emoción de los primeros días del viaje a la luna en los años setenta. Lo mismo Hawking, en su testamento, con esperanza que nuestra raza para primera vez de su historia escucha a sus sabios, dice:

«La tecnología casi está ahí es hora de que descubramos otras galaxias y sistemas solares. Tal vez esta sea la única salida. No ha pasado más de cuatro años de su muerte que el Telescopio James Web ha probado y confirmado muchas de su teorías y estas palabras, con enviar miles fotos de Universo y las Galaxias lejanas”.

Estoy seguro y convencido de que, debido a la demora y desprecio de las advertencias de sus pensadores, sabios y científicos, el hombre necesita unidad y cooperación en la ciencia, la tecnología y muchas más cosas, para evitar la extinción y luego dejar en paz el hermoso planeta azul. Es el único planeta en nuestra galaxia con este color azul tan brillante y muchos millones seres vivos, vegetales y animales, dentro de ella.

Notas:
1.- Francis Fukuyama ( Oct. 1952 ) Universidad John Hopkings, Stanford. The end of History and the last man.
2. – Samuel Philip Huntington (1927 – 24 Oct. 2008). The Clash of civilizations and Remarking of world Order.
3.- Michel Onfray: Auto dafé: L`art de dètrurie le livres (26 de aot 2021).
4.- Stephen Hawking ( Jan. 1942 – March 2018). Brif answers to the Big Questions.
* Bayazid Bastami es un famoso sabio Sufi persa . Bastami proviene de «Bastam». Según fuentes persas, Bayazid nació en el 804 dc. Y su abuelo Sorūshān fue zoroastriano. De su juventud y la influencia que su abuelo tuvo en él no se sabe mucho, pero pasaba la mayor parte del tiempo aislado en la casa de su abuelo y estudiando. Hay diferentes fuentes e historias sobre su muerte, pero él vivió cerca de 70 ańos ( Fallecimiento : 874 dc.)
** El libro “Tragedy of Power” , es un famoso libro de Mostafa Rahimi que ve la luz el primer año de la revolución islámica en Irán y el gran poder de Khomeini. Muchos fanáticos seguidores de Khomeini podrían asesinar a cualquiera que criticar a su lider.
Mostafa Rahimi es un intelectual iraní, jurista, sociólogo, profesor de universidad, escritor y traductor. Mostafa Rahimi nace en 1926 en Nain. Se fue a Teherán y continuó sus estudios en la Facultad de Derecho de Teherán. En 1958, él se fue a Francia y estudió para obtener un doctorado en derecho en la Universidad de la Sorbona.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar