Uruguay: El equipo de los exiliados, ¡a primera!

Iñaki Alrui*. LQS. Diciembre 2020

¡Felicidades al Club Social y Deportivo Villa Española por su ascenso a la Primera División Uruguaya!

¿Y por qué felicitar a un club de Uruguay? Pues porque el Villa Española es más que un club deportivo. Este ascenso es el resultado de apostar por un club en favor de un barrio, y viceversa. Un equipo que fundaron, en 1940, los exiliados fieles a la Segunda República que huían de la dictadura militar y fascista que se daba en España bajo el patrocinio de la Alemania nazi y la Italia fascista, ante la indiferencia de las “democracias” europeas.

Establecidos en la capital, Montevideo, dentro del barrio del mismo nombre, “Villa Española”, un barrio de algo más de 40.000 habitantes, son parte de un barrio organizado, un club deportivo que es biblioteca, actuaciones, cultura. Un club que planta árboles, crea huertos comunales, despensa solidaria… un espacio de encuentro, aportando acceso a la cultura en la zona, formando parte de las soluciones a los problemas del día a día. Un club involucrado en la construcción de un barrio de primera, como la división que acaba de alcanzar el Deportivo Villa Española.

¿Cómo no simpatizar con este equipo que demuestra que el fútbol es más que fútbol? ¡Imposible!

Fundado en 1940 por exiliados españoles que hicieron piña asociándose para practicar el boxeo y, de paso, para defender sus derechos laborales…

“… El cuño obrero de la barriada se nutre con la primera fábrica y matadero de porcinos de los Hnos. Cristiani llamada “El Progreso”. Fundamental fue la fábrica “Funsa” dirigida en sus comienzos por unos rubios ingleses allá por el 30. En sus instalaciones se protagonizaron heroicos enfrentamientos entre los obreros y la despótica patronal. Todo el barrio apoyaba a los trabajadores con sus ollas populares ya que la mayoría de los vecinos trabajaba o tenía familiares que lo hacían en esa fábrica…” (1)

Su primer nombre fue Villa Española Boxing Club. De allí salió Alfredo Evangelista, que recalaría en España, donde ganó al mítico José Manuel Urtain por K.O, lo que le catapultó a la fama. Seria campeón europeo de pesos pesados por siete veces y disputó el campeonato mundial de los pesos pesados de 1977 contra Muhammad Alí, perdiendo en 15 asaltos por puntos, y contra Larry Holmes, perdiendo por K.O en el octavo asalto en 1978.

El club también desarrolla la promoción y práctica del atletismo, participando en competiciones nacionales e internacionales organizadas por la Agrupación de Atletas o de la Confederación Atlética del Uruguay.

Y el fútbol, tercer deporte de este club de barrio que cierra este año con su ascenso a primera. Ya había alcanzado la primera división en un total de cinco temporadas: 1997, 1999, 2001, 2008, 2016, en las que disfrutaron de la temporada para volver a segunda. Encabezados por su capitán, Santiago “Bigote” López, que es todo un personaje popular, más interesado en el trabajo del club en el barrio, con un singular contrato que le permite ausentarse a entrenamientos y partidos para poder ir a ver recitales de sus ídolos musicales, y que sabe mirar mucho más allá del fútbol (2).

Su equipación también es parte de lo símbolos del club… Este año homenajeaban a los republicanos fundadores con el color violeta en sus camisetas oficiales. La primera equipación conserva sus tradicionales colores rojo y amarillo con detalles morados en las mangas y con un diseño inspirado en los muros coloreados de su estadio, el Obdulio Varela (3). La segunda, directamente, es un homenaje a los colores de la II República española que ondeaban con orgullo los exiliados a finales de los años treinta. Otra camiseta, blanca, y es la tercera equipación, luce la bandera tricolor que cruza el pecho “hinchado de orgullo por los orígenes del club”. En septiembre, mes de la Marcha de la Diversidad 2020, lucieron una camiseta con los colores del arco iris al hombro, defendiendo en el campo la diversidad.

Pero este club va mas allá de resultados, el Villa Española es su gente. Y el fútbol, el deporte, forman parte de las herramientas de transformación social. Un club lleno de valores y dignidad gracias a todo un barrio que empuja desde abajo, toda una red de lazos comunitarios que al entretejerse, generan un fuerte sentido de pertenencia.

Orgullo de barrio y orgullo de clase.

¡Enhorabuena y gracias por ser!

#UnBarrioDePrimerA #CulturaDeBarrio @VillaEspOficial

Notas:

1.- ”Club Social y Deportivo Villa Española”
2.- Bigote López: “No me gusta el fútbol; quiero generar conciencia, que tengan cabeza” 3.- Obdulio Varela

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar