La verdadera suma del mal menor

Jesús Gómez Gutiérrez*. LQS. Abril 2019

Como bien saben algunos

Enero o el mal menor,
febrero o el mal menor,
marzo o el mal menor,
abril o el mal menor,
mayo o el mal menor,
junio o el mal menor,
julio o el mal menor,
agosto o el mal menor,
septiembre o el mal menor,
octubre o el mal menor,
noviembre o el mal menor,
diciembre o el mal menor
y así todos los años
el mal MENOR
y todas las décadas, todos los siglos
el MAL menor
sumando siempre lo que cualquiera podría deducir
si se tomara la molestia de sumar:
un mal menor,
dos males menores,
tres males menores,
cuatro males menores,
cinco males menores,
seis males menores,
siete males menores,
ocho males menores,
nueve males menores,
diez males menores,
once males menores,
doce males menores,
y así en etcétera y etcétera
toneladas de mal, si no el mal mayor o quizá el absoluto
como bien saben los que tomaron una medida de excepción
y la convirtieron en norma cotidiana
para salirse siempre con la suya,
que es la verdadera suma del mal menor.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Por qué te vas

Jesús Gómez Gutiérrez*. LQS. Abril 2019

Historia de un pervertido

Esta noche han limpiado la pizarra. Sólo ha sido un GUAPO a gritos, tirado de esa forma tan feroz de las profesionales; pero, hace un mes, cuando se escribió lo que han borrado, fue ligeramente más incómodo:

-¡Señor! ¡Señor!
-¿Sí?
-¿Puedo hacerle una pregunta?
-Faltaría más.
-¿Cómo es posible que pase tanto por aquí y nunca quiera sexo?

La pregunta se oyó hasta en Callao, para mi horror; pero Montera es Montera y, a decir verdad, sólo abandona su trato exquisito a los viandantes si se cumple la condición de la primera parte de la frase, es decir, pasar a menudo y, en consecuencia, crear algo parecido a la familiaridad. «El roce hace el cariño», reza un dicho y contrataca otro: «la confianza da asco»; así que, consciente de los dos, y tan reacio a dar explicaciones como a ser maleducado, le dediqué una sonrisa a lo William Holden, le di las buenas noches y seguí hacia Red de San Luis. Además, mi historia no era interesante. Paso tanto porque es el camino más corto a mi casa.

Ésta es la definición de pervertido: «De costumbres o inclinaciones sexuales que se consideran negativas o inmorales» (si les disgusta la rima, quéjense a la RAE). Pues bien, durante un mes tuvo una acepción nueva: «Persona que coge el camino más corto a su casa». Cuando lo tuyo no encaja en las costumbres supuestamente generales, no hay forma de ir a lo tuyo que no sea sospechosa, aunque sean detalles tan inocentes como un horario, un trayecto o cierta caballerosidad. Una sonrisa y un buenas noches me convirtieron en el no va más de la perversión ambulante. ¿Qué es ese tipo? ¿Un colgado o un voyeur? ¿Un estupa o un psicópata? Fuera lo que fuera, me concedió vía libre de molestias, y ni siquiera se me acercaban los pelmas que andan a la caza de sedientos para tal o cual club.

-GUAPO.

Se acabó la cosa. Ya no se acuerdan. El trasiego de miles y miles de personas ha pasado su trapo y ha borrado la tiza.

Al cabo de unos minutos, cruzada ya la Glorieta de Bilbao, paso ante uno de los clásicos madrileños en materia de turistas con ganas de marcha. En la entrada, un grupo de rubias de provincia cantan el Por qué te vas de Jeanette mientras se mecen de un lado a otro, como si estuvieran en la cubierta de un barco en plena galerna. «Eso digo yo», piensa el pervertido que fui. Lo que la calle te da, la calle te quita.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Bifronte

Jesús Gómez Gutiérrez*. LQS. Enero 2019

Ya es el mes del bifronte Jano, el dios de los principios, los finales, las transiciones, las puertas, los umbrales y, por supuesto, los portales

En el medio metro de fondo

Es un buen portal, con buenas placas de granito; tres metros de alto, dos de ancho y medio de fondo entre la calle y la puerta, toda cristal y acero, sin cierre exterior. La luz de la tienda, limitada a un par de focos, muestra tres maniquíes con vestidos de cóctel y varios colgadores con ropa menos lúdica, como queriendo decir que Año Nuevo hay uno y años viejos, trescientos sesenta y cuatro.

En el medio metro de fondo, puesto de lado y algo encogido, hay un cuerpo. Sus pies están a unos veinte centímetros de la pared izquierda y la cabeza, a unos quince de la derecha, contra la que descansa la bolsa donde se apoya. Sobre la cabeza, un gorro de lana con la palabra MADRID, en mayúsculas; frente a la cabeza, que es de ojos cerrados, un vaso con una moneda y dos paquetes de pañuelos, que evidentemente se ofrecen a cambio de ayuda. El resto no se distingue bien; parecen una manta tirando a marrón, un edredón grisáceo y las suelas de unas zapatillas deportivas. También hay cartones, pero sólo en la extensión necesaria para establecer un precario muro de seguridad.

Me niego a narrar lo que hay fuera de ese medio metro, que se repite una y otra vez a lo largo del camino. Ya es el mes del bifronte Jano, el dios de los principios, los finales, las transiciones, las puertas, los umbrales y, por supuesto, los portales. Cuando acabe esta noche, llegará un día como cualquier otro; y quien pase mañana, a estas mismas horas, verá lo mismo que hoy, pero con una diferencia: habrá más cuerpos.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Coda

Jesús Gómez Gutiérrez*. LQS. Diciembre 2018

Todo lo que ves es suelo

Aquella noche había dos personas:
una anciana en el suelo, pidiendo bajo la lluvia,
yo de cuclillas, charlando con ella.

Pasé después, como paso muchas veces
y me acordé de los dos que estaban allí,
la anciana en el suelo y un yo de cuclillas.

Todo lo que ves es suelo, relación con el suelo,
el hombre, la anciana, sentada, de cuclillas,
todo lo que ves es hilo, relación con el hilo.

Cuando pase mañana recogeré las hebras,
las del suelo, la anciana, el yo de cuclillas,
ahora son agujas hundidas en un charco.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Poemas llevo

Vari@s autor@s. LQS. Octubre 2018

Hay muertos y muertos

Hay muertos y muertos. Muertos que no merecen ningún respeto.
Muertos que murieron de viejos, masturbados por los curas.
Hay muertos que son puercos.
Muertos que vivieron dejando al pueblo a oscuras.
Muertos que no se fueron con lo puesto,
muertos genocidas.

Hay muertos que sólo merecen el fuego en sus huesos,
hay muertos que aún mandan escupir en el rostro de las víctimas.
Hay muertos corrosivos, sepultados y protegidos
por canallas y asesinos.
Hay muertos audaces que engendran peste.
Hay muertos que no son cadáveres,
que huelen a pólvora, a incienso,
que viven con el aplauso de una España que mutila la memoria
de quienes si fueron muertos dignos.

Hay muertos y muertos.
Hay muertos que no merecen ningún respeto.

Silvia Delgado
.-.-.-.-.-.

Menu. Muy sensible a todo

La inteligencia es
el plato que les sirvan los medios
la sensibilidad es
el plato que les sirvan los medios
la identidad es
el plato que les sirvan los medios
la vida es
el plato que les sirvan los medios

Si no les sirven plato, nada

Jesús Gómez Gutiérrez
.-.-.-.-.-.

Ten cuidado

Ten cuidado si miras para otro lado,
si bajas la voz y la palabra.
Ten cuidado si mientes
si olvidas,
si inventas.

Ten cuidado si obedeces
si rindes pleitesía
si comes pan y vas al circo.

Ten cuidado si participas del saqueo,
si aplaudes leyes criminales,
si vives acorazado.

Ten cuidado si la sangre ni te mancha ni te importa,
si los muertos son lejanos o anónimos,
si tienes coartada para los crímenes.

Ten cuidado, amigo, ten cuidado,
si no ves esta pesadilla,
si llevas esterilizados los sueños,
si no ves que se amontonan los genocidios.

Ten cuidado, amigo, amiga,
si usas demasiado el silencio,
si llevas ásperas las rodillas,
si mueves los hombros
y tienes las ideas quebradizas.

Ten cuidado si llegas tarde
si te acomodas a tu destino
si te haces el dormido.

Ten cuidado si bajo tus pies la tierra es yerma
si a tu alrededor, todo amarillea.
Ten cuidado si bostezas,
si tu sangre no protesta,
si no sientes escalofríos.

Ten cuidado si no ves a los bastardos,
si no señalas el fondo,
si pasas de largo,
si tienes los ojos cansados,
si eres un lacayo.

Ten cuidado, amigo, amiga, tened cuidado.
Está amaneciendo y en el nuevo día
no habrá lugar para los que clavan el puñal
ni para los que lo afilan.

Silvia Delgado
.-.-.-.-.-.

Feliz, feliz la vida
Notas para un coro

Entre el hierro y el hierro de un andamio
Carretas la calle, a la izquierda, hacia Sol
una colchoneta y dos cuerpos de mayores
y la lluvia que se filtra entre el hierro y el hierro
«Pero estamos pagando la deuda —les dicen unas bocas—
feliz feliz la vida, no tengan prisa.»

Entre la piedra y la piedra de una salida de incendios
Carmen la calle, a la izquierda, hacia Callao
bolsas, mantas y un cuerpo de anciana
y el viento que hiela entre la piedra y la piedra
«Pero estamos ampliando esas aceras —señalan unas manos—
feliz feliz la vida, dese un paseo.»

Entre el cristal y el cristal de un cine cerrado
Luchana la calle, a la izquierda, hacia Chamberí
un saco de cuerpo indefinible
y matones que avanzan entre el cristal y el cristal
«Pero todo es muy complejo —se encogen unos hombros—
feliz feliz la vida, respételos.»

Jesús Gómez Gutiérrez
.-.-.-.-.-.

Aprietan las tripas

Aprietan las tripas de dos fuertes animales
Y de otro que les va a la husma
Y no es extraño que, a su vez, elogien
Aquel Rebuzno de animal de tanto aprecio
Mientras cagan esvásticas y medallas
Que desamparan con tesón y empeño
A los agnósticos, laicos y ateos, al pueblo
Anti españolistas llamados
Por los super borriquistas de bostezo
Que no van al escusado, no
Sino que peden y cagan a los cuatro vientos
Por calles y plazas de villas y ciudades
Patentizando las bellas calidades
Las honras y las glorias de los Animales
Y el influjo que tuvieron, comúnmente
De aquel Rebuzno de santa Cruzada
Que dio aquel renombrado Jumento
Cuando cantó el gallo de las armas victoriosas
Y, al instante, Rebuznaron de alegrías
A otros Borricos incitando
Contestando cantando en el momento.

Émulos ellos tres lo son y serán
Y, dignamente, lo comprobará el pueblo todo
Pues sus cagarrutas serán bendecidas
Pues cuentan que aquellos primeros Borriquistas
Cuyo maestro era y sigue siendo
“Muerte a la Cultura” y “Tiro en la Nuca”
Consiguieron salvar la Patria
En vergonzosa fuga poniendo a los republicanos
Confiados en luchar frente del uno el otro
Como hombres valerosos y soberbios
Y no contra escuadrones formidables
De soldados fascistas y cristianos.
Eteles, pues, a los tres Asnos cagando
Aturdiendo con retumbantes pedos el aire
Y gritando: ¡Guerra¡ ¡Guerra¡ ¡A las armas¡

Limpiándose el culo con los dedos
Con ellos dibujando en la pared esvásticas
Regocijo, de nuevo, de los pueblos
Gloriosamente cantando:
Las izquierdas no están hechas a nuestros pedos
Vedles, de nuevo huir precipitados
Al campo y al monte como ciervos
Y a los curas prosternados
Al rumor asinino de nuestros cuerpos
Que bendicen bajo palio
Pues es salvamento de su honor y sus trofeos.

Daniel de Culla

.-.-.-.-.-.
Cárcel en amarillo

Hay voces, gritos,
lanzados en el viento viajero,
soplos sin fronteras,
mensajes de la teva terra.

Forzada distancia
impuestas paredes, impostores muros,
llévame viento del este,
mi ahora es ya mañana, voy.

Susurros, palabras
separadas en distancias ambulantes
volar, correr , salir, llegar
señales de la meva casa.

Us volem lliures, trepitjant la terra

Iñaki AlRui
.-.-.-.-.-.

Futuro sin im-perfecto

No importa lo que venga,
el suceso, el caos o el orden.
Llegará un ahora inevitable,
estamos destinados a ser,
y será en un ya, seremos
¡Esperando y viviendo!
empezaremos.

Iñaki AlRui
.-.-.-.-.-.

  • Ilustración de J. Kalvellido

– Y tenemos más:
Como tú (quieras): poemas
Poemas o llámalo como quieras
Poemas para tod@s, alguien dice
De aquí, de allí, poemas
-Desorden: poemas
– S-u-e-l-t-o-s poemas
– Poemas s-u-e-l-t-o-s
– Des-orden en poemas
– Poemas desorden(ados)
– Desordenados poemas
– Poemas, desorden, en
En desorden, poemas
Desorden en poemas
Poemas en desorden
– Batiburrillos anteriores, clic aquí

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb