Los bancos no son (tan) malos

Se han convertido en meros transmisores de las decisiones tomadas por los Bancos Centrales que, a su vez, están en manos privadas (directamente, como la Fed o indirectamente como el BCE). Están en manos del sindicato financiero anglosajón, que es el que controla el mundo

Leer más