El ojo del siglo: Henri Cartier-Bresson

“Fotografiar es retener la respiración cuando todas nuestras facultades se conjugan ante la realidad huidiza; es entonces cuando la captación de la imagen supone una gran alegría física e intelectual”
El siglo XX fue sin lugar a dudas el tiempo de la imagen, conquistado por la fotografía, que fue ganando terreno y creciendo hasta abarcar todos las actividades de la sociedad.

Leer más

Henri Cartier-Bresson: el ojo del siglo

En 1929, el joven fue llamado para realizar el servicio militar en la fuerza área en La Bourget. No lejos de allí estaba la fábrica familiar, y ser hijo de una familia burguesa le costó barrer muchos hangares, incluso pasó un tiempo en el pelotón de castigo. Sus sueños de ser piloto se acabaron y su orientación artística se impuso. En 1930, vio el trabajo del fotógrafo húngaro Martin Munckacsi, que también tuvo una formación pictórica. Le impactaron sus imágenes, en especial una: “Niños en la orilla del lago Tanganica”, que le produjo una emoción imborrable.

Leer más

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar