Redacción. LQS. Junio 2018

Para comprender bien el presente, es necesario conocer el contexto en el que se produjo la transición, y los límites que se impusieron a sangre y fuego. Porque esta transición, esta constitución, está teñida de sangre y no se fraguó en un clima de verdadera libertad

Esta nota es la continuación de una serie de publicaciones recopilatorias que recogemos en La transición ensangrentada, una introducción para el recuerdo de l@s asesinados y represaliados en esa época que nos han impuesto como ejemplo de democracia… a golpe de tortura, detenciones y 159 vidas segadas. Y es que en este 2018 se cumplen cuarenta años de Constitución(¿?)

Ninguno de los crímenes aquí recordados han tenido su merecido castigo, ni siquiera han sido juzgados penal o políticamente como lo que son: asesinatos. Asesinatos de Estado.

1976

12 DE JUNIO. ÉIBAR (GUIPÚZCOA)

Alberto Soliño Mazas. 33 años. Músico. Al finalizar el III Certamen de la Canción Vasca de la localidad, se disponía a volver a casa. En el aparcamiento, los coches estaban colapsados. Alberto trataba de meter los instrumentos musicales en el coche, pero otro que estaba aparcado a su lado se lo impedía. Era propiedad de Luis Carpintero Taravilla, guardia civil de paisano que pensaba que cuando las palabras no dan la razón, no hay nada mejor que una buena pistola. De un culatazo destrozó el cráneo de Alberto, y, a continuación, le dio un tiro de gracia.

1978

24 DE JUNIO. APATAMONASTERIO (VIZCAYA)

José Emilio Fernández Pérez. Acompañado de unos amigos, Félix Marías y Koldo Zenitagoia, viaja en coche en las cercanías de Elorrio. Junto a la carretera, ven unas señales e interpretan que se deben a unas obras en la calzada. Siguen camino y, de pronto, son tiroteados. Es un control de la Guardia Civil. José Emilio fallece a consecuencia de los disparos recibidos. Sus dos compañeros resultan heridos de gravedad. Félix Marías dice: “Nos dispararon sin previo aviso, sin más. Los periodistas me decían que no podían publicar lo que les había contado, por temor a lo que les podía pasar. Franco ya había muerto, pero las cosas todavía estaban mal. Pasados unos días pude comprobar que los medios de comunicación se limitaban a contar la versión oficial. La del control policial que no habíamos respetado”. Sigue contando que, a los dos o tres años del tiroteo, recibió una citación en el cuartel de la Guardia Civil. Allí, un alto mando del Cuerpo le dijo “que no hay que tener rencor”.

26 DE JUNIO. SESTAO (VIZCAYA)

Felipe Carro Flores. 16 años. En la madrugada, la dotación de un vehículo del Centro Operativo de Servicios de la Guardia Civil, de vigilancia en la plaza de Alfonso de Churruca, de Sestao abrió fuego contra tres jóvenes ocupantes de un coche que emprendieron la huida cuando iban a ser identificados. Felipe Carro fue alcanzado por los disparos, y murió casi instantáneamente.

1979

3 DE JUNIO. TUDELA (NAVARRA)

Gladys del Estal Ferreño. 23 años. El movimiento ecologista había convocado ese día la Jornada Internacional contra la Energía Nuclear. Se organizó una concentración en Tudela (Navarra) para protestar contra el Plan Energético Nacional, solicitar la paralización de la central de Lemóniz y protestar contra el Polígono de tiro de las Bardenas, cercano al lugar de la convocatoria. La concentración estaba autorizada y participaban en ella miles de personas pacíficamente cuando se produjo una violentísima carga de los antidisturbios, que expulsó a los concentrados al otro lado del puente sobre el Ebro. Eso era ya territorio de la Guardia Civil. Un grupo de jóvenes comenzó una sentada en el extremo del puente. Varios guardias civiles se acercaron y uno de ellos, José Martínez Sala, disparó un tiro en la nuca de Gladys a bocajarro.
El guardia civil autor del disparo mortal fue juzgado en diciembre de 1981 en Pamplona y condenado a dieciocho meses de prisión. El tribunal entendió probado que al guardia se le disparó el subfusil de “forma no intencionada”.

Gladys del Estal y el valor de las víctimas

10 DE JUNIO. RENTERÍA (GUIPÚZCOA)

Vicente Vadillo Santamaría “Francis”. 32 años. Travesti. Los hechos tuvieron lugar en la discoteca “Apolo”, cuando, al parecer, Vicente Vadillo y el policía nacional Antonio Cava charlaban en la barra de la sala de fiestas. El policía sacó su arma reglamentaria para exhibirla, a modo de atributo sexual, y dispara, alcanzando a Vicente Vadillo en plena cara.
Como homenaje a Francis, el día 12 de junio se organiza una gran manifestación en San Sebastián, la primera que visibiliza al colectivo de gays y lesbianas agrupado en torno a EHGAM en Guipúzcoa y consolida la presencia de EHGAM en el País Vasco.

22 DE JUNIO. BASAURI (VIZCAYA)

Diego Alfaro Orihuela. 50 años. Agente comercial, en circunstancias poco claras fue alcanzado en la cabeza por un disparo, a las once de la noche del viernes, cuando circulaba en coche por las inmediaciones del cuartel de la policía de Basauri, junto con otros dos compañeros.

25 DE JUNIO. BAYONA (FRANCIA)

Enrique Gómez Álvarez. 25 años. Frente al restaurante Udalaltz, en Bayona, varios individuos le ametrallaron desde un automóvil de matrícula francesa, que se dio a la fuga de inmediato. Gómez Alvarez se había refugiado en Francia en 1974, estaba casado, y su mujer se encontraba embarazada de ocho meses en el momento del atentado.

26 DE JUNIO. VALENCIA

Valentín González Ramírez. 20 años. Trabajador en la carga y descarga del Mercado de Abastos, afiliado al Sindicato de Transporte de CNT. Se convoca una huelga legal y pacífica, seguida masivamente, entre los asentadores del Mercado. De repente, la policía carga brutalmente con botes de humo y porras. Entre los apaleados está el padre de Valentín. Al ver esto, el joven se giró y dijo “ya está bien de pegar a mi padre”. Entonces, un policía le disparó a bocajarro una pelota de goma directa al pecho, que le reventó el corazón. Tendido en el suelo, y según los testigos, aun le pegaron con una porra. La conclusión de la autopsia fue que había muerto de “parada cardiaca”.
Dos días después, el 27 de junio, fue su entierro. Se convocó una huelga general, seguida en todo Valencia. Desde el Hospital Clínico hasta el cementerio, un recorrido de unos 10 kilómetros, entre 200.000 y 400.000 personas acompañaron el féretro del joven anarquista.

28 DE JUNIO. PARÍS (FRANCIA)

Francisco Javier Martín Eizaguirre. 42 años. Dirigente del PCE(r). Asesinado de cinco disparos por la espalda mientras comía en un restaurante por el Batallón Vasco Español. Sus familiares interpusieron una querella en París para conocer las circunstancias del asesinato, pero la policía francesa no investigó nada y los jueces cerraron el caso.
Después se supo que sus asesinos fueron Jean Pierre Cherid y Mohamed Talbi, pied noirs, antiguos mercenarios de la OAS acogidos por los servicios secretos españoles después de la liberación de Argelia y, tras la victoria del PSOE en 1982, sicarios de los GAL.

29 DE JUNIO. PARÍS (FRANCIA)

Aurelio Fernández Cario. 28 años. Militante del PCE(r) e impulsor de Socorro Rojo. Tiroteado delante de su domicilio por los mismos asesinos de Francisco Javier Martín Eizaguirre, y también bajo las siglas del Batallón Vasco Español.

29 DE JUNIO. RENTERÍA (GUIPÚZCOA)

Teodora Sánchez Ofretorio. 78 años. Atropellada por un coche de la Policía Nacional que circulaba a toda velocidad por las calles del centro, y en sentido contrario.

1980

30 DE JUNIO. HARO (RIOJA)

Manuel Luciano Pérez. Vecino de Labastida (Álava). Se encontraba con su hermano y varios amigos en la discoteca La Masía de Haro. Un guardia civil de paisano le mata de un tiro en el corazón. Según el Gobierno Militar de Logroño “se produjo un forcejeo y se disparó el arma reglamentaria”. Los testigos lo desmintieron indicando que tras una discusión en el interior del local el agente instó a Manuel Pérez a salir a la calle, donde tras tirotearlo amenazó a todos los presentes con su pistola. La familia no fue avisada del juicio, en el que el agente asesino fue condenado a 6 años de prisión.

1981

19 DE JUNIO. MADRID

Juan José Crespo Galende. 27 años. Militante del PCE(r). Muere en la ciudad sanitaria La Paz a consecuencia de una huelga de hambre de más de tres meses, en señal de protesta por el régimen penitenciario de la cárcel de Herrera de la Mancha, donde se encontraba recluido.

¡No olvidamos!
#40AñosDeIncostitución #LaTransiciónFueSangrienta

– La transición ensangrentada

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/07/memo199.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/07/memo199-300x300.jpgLQSomosDemocraciaLos crímenes en la TransiciónRedacción LQSomosAsesinatos fascistas,Bandas parapoliciales,Crimenes de estado,Cuarenta aniversario de la Constitución,La modélica transición,La transición ensangrentada,régimen del 78Redacción. LQS. Junio 2018 Para comprender bien el presente, es necesario conocer el contexto en el que se produjo la transición, y los límites que se impusieron a sangre y fuego. Porque esta transición, esta constitución, está teñida de sangre y no se fraguó en un clima de verdadera libertad Esta...Cultura Libre, Comunicación Libre